sábado, 20 de octubre de 2012

Una flor cósmica etérea


IC 5148 es una hermosa nebulosa planetaria ubicada a unos 3.000 años luz, en la Constelación de Grus (La Grulla). La nebulosa tiene un diámetro de un par de años luz, y aún está creciendo a unos 50 kilómetros por segundo — una de las expansiones de nebulosa planetaria más rápidas conocida. El término “nebulosa planetaria” nació en el siglo XIX, cuando las primeras observaciones de este tipo de objetos  — a través de los pequeños telescopios disponibles en la época — hacían que se asemejaran con planetas gigantes. Sin embargo, la verdadera naturaleza de las nebulosas planetarias es muy diferente.

Cuando una estrella con una masa similar o unas cuantas veces la de nuestro Sol se acerca al final de su vida, sus capas más externas son lanzadas al espacio exterior. El gas en expansión se enciende por el calor que emana el remanente del núcleo de la estrella, en el centro, formando la nebulosa planetaria, que a menudo adquiere una hermosa forma incandescente.


Si se observa con un telescopio pequeño de aficionado, esta particular nebulosa planetaria se ve como un anillo de material, con la estrella — que se enfriará hasta convertirse en una enana blanca — brillando en medio del agujero central. Esta apariencia llevó a los astrónomos a apodarla IC 5148, la Nebulosa del Neumático de Repuesto.

La cámara EFOSC2 (Espectrógrafo y cámara de ESO para objetos débiles, ESO Faint Object Spectrograph and Camera), instalada en el telescopio NTT (New Technology Telescope) en La Silla, ofrece una visión algo más elegante de este objeto. Más que parecer una rueda de repuesto, la nebulosa parece una flor etérea con pétalos superpuestos.


Enlace original: ESO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada