martes, 13 de noviembre de 2012

Una imagen, muchas historias


 El fotógrafo embajador de ESO, Babak Tafreshi, ha captado una imagen impactante del cielo sobre el Observatorio Paranal de ESO, cargado de un tesoro de objetos del cielo profundo.

El más obvio de todos es la Nebulosa Carina, brillando intensamente roja en el centro de la imagen. La Nebulosa Carina se encuentra en la constelación de Carina (La Quilla), a unos 7.500 años luz de la Tierra. Esta incandescente nube de gas y polvo es la nebulosa más brillante del cielo y contiene algunas de las estrellas más luminosas y masivas que se conocen en la Vía Láctea, como Eta Carinae. La Nebulosa Carina es un perfecto banco de pruebas para los astrónomos que quieren revelar los misterios del violento nacimiento y muerte de las estrellas masivas.


Bajo la Nebulosa Carina vemos el Cúmulo de La Fuente de los Deseos (Wishing Well Cluster), NGC 3532. Este cúmulo abierto de estrellas jóvenes recibe este nombre porque, a través del ocular de un telescopio, parece un puñado de monedas de plata brillando en el fondo de una fuente de los deseos. Más a la derecha, encontramos la Nebulosa Lambda Centauri (IC 2944), una nube de hidrógeno incandescente y estrellas recién nacidas, apodada a veces como la Nebulosa del Pollo Corredor (Running Chicken Nebula), por la forma de pollo que algunos han distinguido en esta brillante región. Sobre esta nebulosa, y ligeramente a la izquierda, encontramos las  Pléyades del Sur (IC 2632), un cumulo abierto de estrellas similar a su homónimo del norte, más familiar.

Al fondo vemos tres de los cuatro Telescopios Auxiliares del Inteferómetro VLTI (Very Large Telescope Interferometer). Utilizando el VLTI, los telescopios auxiliares — o los telescopios unitarios de 8,2 metros del VLT — pueden utilizarse juntos como un único y gigantesco telescopio capaz de distinguir con más detalle que si se utilizan de manera individual. El VLTI ha sido empleado para una amplia variedad de investigaciones, incluido el estudio de discos circumestelares alrededor de objetos estelares jóvenes y los núcleos de galaxias activas, uno de los fenómenos más energéticos y misteriosos del universo.


Enlace original: ESO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada