viernes, 7 de diciembre de 2012

CEA XX: Observación sistemática del Sol en H-alfa.


Observación sistemática del Sol en H-alfa.


Javier Alonso (Agrupación astronómica de Sabadell)




El objetivo de la charla es promover la observación solar. Con la proliferación de nuevos instrumentos, los aficionados suelen realizar fotografías pero no siempre realizan ciencia.

La línea H-alfa (656,28 nm) es la parte del espectro en la que más detalles podemos observar. Para observar el Sol en esta línea necesitamos un telescopio especial.

Si seccionamos el Sol tenemos varias capas. En la fotosfera se encuentran las manchas y las fáculas. Podemos observar las propias manchas, las playas y los filamentos. Las manchas se ven en el visible mucho más claras, y apenas se aprecian las fáculas.
Para observar el Sol precisamos un telescopio Coronado. Posee  filtros que evitan el exceso de luz.

Primero empleamos una escala de la calidad de la imagen: escala de Wedel. Cuanto más negro se ve el cielo del fondo, más detalles se verán en el disco solar.

Lo primero que se puede observar es el grupo de protuberancias que hay en el Sol. A diferencia de las manchas, siempre hay protuberancias. Del máximo al mínimo solar, las protuberancias aumentan en un factor de tres, mientras que en el caso de las manchas, en los mínimos puede no haber ninguna.

El número de protuberancias máximo se adelanta unos años al máximo solar. Consideramos dos grupos distintos cuando están separados al menos 5º. Para comparar el número de protuberancias con el de manchas existe un método similar al número de Wolf. No hay que confundir espículas con protuberancias.

También hay una clasificación de los tipos de protuberancias que pueden observarse. Se basa en el tamaño, grado y forma de la protuberancia. También es importante ver la altitud de las protuberancias. Hay dos  tipos de protuberancias: las del cinturón principal y las polares.

Otras observaciones que se pueden realizar es clasificar protuberancias, fáculas y playas.
Como conclusiones se ha visto una relación de actividad fotosférica-cromosférica. La cromosfera tiene un comportamiento más suavizado. Hay que aumentar el tiempo estudiado para determinar la evolución de las protuberancias a lo largo del ciclo solar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada