viernes, 7 de diciembre de 2012

CEA XX: Taller de Dibujo Astronómico.

Taller de Dibujo Astronómico.

Leonor Ana (AstroHita)


 A la hora de realizar un dibujo astronómico, lo importante no es la calidad del resultado, sino que nos ayudará a fijarnos en detalles a la hora de observar el objeto que de otra manera nos pasarían desapercibidos, optimizando así nuestras observaciones. Es una manera de describir lo que observamos.

En la fotografía astronómica, debemos estar pendientes de la tecnología que empleamos: cámaras, tiempos de exposición, filtros,… En cambio, con el dibujo astronómico, sólo debemos fijarnos en los detalles que vemos a través del ocular. A su vez, el fijarnos en estos detalles desarrollará nuestra agudeza visual, lo que conllevará a visualizar detalles cada vez más pequeños.

El dibujo no es exclusivo para quienes tengan dotes artísticas, sino que es una representación individual de cada observador.

  -Dibujando la Luna

La Luna es el único cuerpo celeste que se muestra en 3D ofreciendo increíbles juegos de luces y sombras. El dibujo nos permite fijarnos en pequeños detalles que de otra manera serían invisibles.

Es conveniente dibujar pequeñas zonas en lugar de grandes áreas. Un boceto sencillo puede captar lo que queremos representar.

El dibujo lunar tiene una gran historia. En 1603, William Gilbert dibujó la luna con los detalles que veía a simple vista. Pocos años después, en 1610, Galileo ya trazó los primeros dibujos visualizando nuestro satélite a través del telescopio. Son muchas las ilustraciones que se conservan hoy en día de grandes científicos como Cassini, Hevelius o Robert Hook.



 -Tenemos dos maneras de realizar el dibujo astronómico.

-Sombras sobre papel blanco.

-Pintamos blanco sobre papel negro para recrear las luces.


-Técnicas de trabajo:

a) Herramientas: podemos utilizar muchas de las herramientas disponibles en el mercado: carboncillo, grafito, lima, difumino, goma,…

b) Podemos trabajar con luz, ya que no afecta al resultado debido al gran brillo de la Luna.

c) Para recrear el efecto 3D, es importante determinar la dirección de la luz, diferenciar tonos grises y estudiar las luces y sombras. También es importante fijarnos en la perspectiva, las simetrías y las distancias entre los diferentes detalles.

d) Escala de intensidad de Elger. Es una escala numérica de color desde el negro al blanco que permitirá dar detalle al dibujo tras la observación.

e) En cuanto a la elección del papel, depende de la finalidad que queramos lograr. Las luces se reflejan mejor en el papel negro y las sombras en el blanco.


Como ejercicio básico para aplicar estas lecciones en el taller dibujamos el cráter Theophilus de la Luna.

Dibujo aún sin terminar de Fran Sevilla







1 comentario: