sábado, 8 de diciembre de 2012

El nivel del mar ha subido 11,1 milímetros desde 1992 en la Antártida y Groenlandia

Tanto la Antártida como Groenlandia pierden masa de hielo de manera constante. Imagen: Ian Joughin.
Entre 1992 y 2011 el derretimiento de las capas de hielo en la Antártida y en Groenlandia ha provocado un aumento del nivel del mar de 11,1 milímetros, según los resultados de una investigación que publica esta semana Science. Para llevar a cabo el estudio se han utilizado los datos de hasta diez satélites diferentes, por lo que los científicos consideran que se trata de la evaluación más exacta de las realizadas hasta el momento.

Las fluctuaciones en la masa de las capas del hielo tienen una gran importancia, ya que afectan a los niveles del mar y a las condiciones de los océanos. Estos cambios se producen como consecuencia de sus dinámicas internas y de los cambios en las condiciones atmosféricas y oceánicas.

Un estudio que publica esta semana la revista Science asegura que la fusión de las capas de hielo en la Antártida y en Groenlandia ha contribuido en 11,1 milímetros a la subida del nivel del mar desde 1992. De ese aumento, aproximadamente dos tercios pertenecían a hielo de Groenlandia y el resto a la Antártida.

El equipo internacional de expertos, liderados por la Universidad de Leeds (Reino Unido) y por el Laboratorio de Propulsión de la NASA, ha utilizado para llevar a cabo este estudio los datos procedentes de hasta diez satélites diferentes.

Algunos de ellos fueron el radar altimeter –mide la altitud sobre el terreno– y el radar láser altimeter –calcula la elevación de la superficie marina– Asimismo, analizaron cuáles eran los cambios en el equilibrio de la masa de la superficie.

Datos de diferentes tipos de satélites

Los científicos explican que en su investigación han estudiado “datos recogidos por esos distintos tipos de satélites, que emplean técnicas geodésicas”. Estas técnicas permiten analizar la figura y la magnitud del globo terrestre para construir los mapas necesarios y son empleadas en materias como navegación o en cartografía.

Erik R. Ivins, uno de los coordinadores del proyecto, añade que, en el caso particular de Groenlandia, han descubierto que la pérdida de hielo “ha aumentado hasta cinco veces desde mediados de los años 90”.

Para cuantificar y caracterizar los cambios que se han producido en la masa de hielo, los científicos observaron los datos obtenidos entre 1992 y 2011 en varios lugares: la Antártida Este, la Antártida Oeste, la Península Antártida y Groenlandia.

Tras comprobar los resultados, vieron que eran fidedignos únicamente entre enero de 2003 y diciembre de 2008, pues en este periodo todos los satélites funcionaban correctamente al mismo tiempo.

Según recoge el estudio, “la fusión de las capas de hielo ha aumentado con el tiempo y, en conjunto,  Groenlandia y la Antártida pierden actualmente tres veces más de hielo –0.95 mm de nivel del mar por año– que lo que perdían en la década de los 90 –0,27 mm de nivel del mar–“.

Gracias a la utilización de esos diferentes métodos, los investigadores afirman haber realizado la evaluación más exacta hasta el momento sobre la pérdida de hielo de la Antártida y de Groenlandia.

De este modo, aseguran, han podido “reconciliar las diferencias entre decenas de estudios anteriores y poner fin a 20 años de incertidumbre”.

Según el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) del año 2007, la pérdida de masa de hielo en esas zonas polares había disminuido su velocidad.

Pérdida constante de masa de hielo

Sin embargo, este indicador ofrecía unos datos tan amplios que no estaba claro si la Antártida estaba creciendo o, por el contrario, su capa de hielo era cada vez menor.

Pero con este estudio “se confirma que tanto la Antártida como Groenlandia pierden masa de hielo de manera constante”, comentan los científicos.

Además, los datos obtenidos “serán esenciales para probar modelos predictivos en el futuro y conducirán a una mejor comprensión de cómo los cambios en el nivel del mar pueden depender de decisiones humanas que influyen en las temperaturas globales”, concluyen.


Enlace original: SINC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada