viernes, 21 de diciembre de 2012

Hoy Venus transitará de nuevo el Sol,..., pero desde Saturno


El último mes de junio, los astrónomos alentaron a los observadores del cielo para que observaran el tránsito de Venus. Fue una oportunidad única, dijeron. El disco negro del segundo planeta no atravesaría la cara del Sol nuevamente por más de 100 años.

Pero volverá a suceder esta semana; no en la Tierra, sino en Saturno.

"El viernes, 21 de diciembre, habrá un tránsito de Venus que será visible desde Saturno. Nosotros podremos observarlo usando la nave espacial Cassini", dice Phil Nicholson, quien es miembro del equipo de científicos de Cassini, y pertenece a la Universidad Cornell. "Esta será la primera vez que un tránsito de Venus se observa desde el espacio profundo".

Debido a que Saturno está 10 veces más lejos del Sol que la Tierra, este tránsito de Venus no será tan fácil de ver. La silueta del segundo planeta será apenas un pequeña mota negra en el reducido disco de un Sol que está ubicado 10 veces más lejos de Saturno que la Tierra. Cassini no enviará ningún "primer plano". No obstante, la nave espacial se encontrará realizando tareas científicas potencialmente innovadoras.

"A medida que Venus atraviese la cara del Sol, veremos si podemos detectar compuestos químicos en la atmósfera del planeta; y lo haremos observando el espectro de la luz solar que filtre Venus", explica Nicholson.


Este es, esencialmente, un experimento en los estudios llevados a cabo sobre los exoplanetas. La nave espacial Kepler, de la NASA, rutinariamente descubre nuevos planetas distantes, y lo hace buscando la mínima reducción de la luz de las estrellas, que se produce durante un tránsito planetario. Un buen análogo es observar a Venus transitar el Sol desde la órbita lejana de Saturno.

"Ya sabemos de qué está hecha la atmósfera de Venus", señala Nicholson. "Pero esto nos dará una oportunidad para ver si podemos sacar información de un tránsito planetario distante y débil".

El equipo de investigación usará el instrumento VIMS (Espectrómetro para Imágenes en el Infrarrojo y para Imágenes Visuales), de Cassini. VIMS es un espectrómetro infrarrojo que está diseñado para discernir la composición química de Saturno y de sus lunas. No está diseñado para los tránsitos planetarios. Pero, con un poco de ingenuidad, Nicholson y algunos de sus colegas han descubierto cómo reunir datos útiles.

"VIMS tiene un 'puerto solar' con gran filtro, ubicado a 20 grados del eje principal del espectrómetro. Lo usamos para observar el Sol ocasionalmente; con fines de calibración (o para observar la puesta del Sol en la atmósfera de Titán, la luna de Saturno", dice Nicholson. "El 21 de diciembre, usaremos el puerto solar para monitorizar el tránsito de Venus".

Las imágenes no serán impresionantes. Únicamente unos pocos píxeles atravesarán todo el disco solar. Pero los investigadores no están buscando imágenes. "Queremos espectros", señala Nicholson. "El dióxido de carbono, que es el principal componente de la atmósfera de Venus, tiene varias bandas de absorción directamente dentro de nuestra ventana de observación de 1 a 5 micrones". VIMS reunirá datos durante las 9 horas del tránsito (así como muchas horas antes y después de él para poder realizar comparaciones). "Incluso con tanto tiempo de observación, podríamos no detectar ningún rasgo químico", advierte Nicholson. "Las señales van a ser débiles (solamente unas pocas partes por millón); de modo que esta es una observación extremadamente difícil".

Sin embargo, Nicholson aguarda ansioso que llegue el viernes. "Mientras que la mayoría de las personas tienen que esperar cien años para apreciar el próximo tránsito de Venus, nosotros vamos a experimentar uno muy pronto. Y, si hacemos algún descubrimiento al mismo tiempo... mucho mejor".



Enlace original: NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada