domingo, 16 de diciembre de 2012

Una Vega más vieja

Crédito: John Monnier

Vega, una estrella que los astrónomos han usado como referencia para medir el brillo de otras estrellas durante cientos de años, podría ser 200 millones de años más vieja que lo pensado previamente. Esto es lo que muestran los nuevos descubrimientos realizados por la Universidad de Michigan.

Los investigadores han estimado la edad de Vega mediante medidas precisas de su velocidad de giro con una herramienta denominada Combinador de Infrarrojos Michingan (MIRC), desarrollada por John Monnier, profesor asociado de astronomía en el U-M's College of Literature, Science, and the Arts.

El MIRC recoge la luz capturada por seis telescopios de modo que parece proceder de uno único equivalente a 100 veces el tamaño del telescopio espacial Hubble. Está instalado en el Georgia State Center for High Angular Resolution Astronomy Array, situado en el Monte Wilson (California)

La herramienta aumenta la resolución de modo que los astrónomos pueden ampliar, hablando relativamente, para observar la forma y características superficiales de estrellas que de otros modo aparecerían como puntos únicamente incluso con los más potentes telescopios. Mediante el seguimiento de características superficiales en las estrellas, los científicos pueden calcular la velocidad de rotación y deducir su dinámica interior.

Vega es una estrella estival en el hemisferio norte, visible hacía el oeste al atardecer. Es la estrella más brillante de la constelación Lyra. Situada a 25 años luz, en escalas cósmicas, Vega está cerca. Un año luz es la distancia que la luz recorre en un año.

Hace unos seis años los astrónomos descubrieron que Vega está rotando muy rápidamente. No han sido capaces de llegar a un acuerdo acerca de varios detalles. Uno de los debates se centra en la velocidad exacta de rotación de Vega, cuyo conocimiento es esencial para determinar su masa y edad. Otro tema controvertido está relacionado con la inclinación de Vega vista desde la Tierra y la cantidad de turbulencia en el sistema a partir de los gases agitados de la superficie estelar.

Con la resolución sin precedente del MIRC, Monnier y sus colegas han avanzado cara a corregir las estimaciones de la velocidad de la rotación de Vega y otras propiedades. Los nuevos descubrimientos indican que la estrella completa una rotación cada 17 horas, más que las 12 estimadas previamente. El ecuador solar, como comparación, rota mucho más lento, cada 27 días (648 horas). En suma al descubrimiento de que Vega es más vieja de lo anteriormente se creía, el grupo de Michigan han confirmado que su masa está un poco por encima de dos veces la del Sol.

Tal y como indica Monnier, "Vega continúa siendo una aventura y sorpresa para nosotros". "Hemos encontrado no hace mucho que tiene un disco de polvo, o resto de un sistema solar, alrededor de ella. Entonces nosotros hemos encontrado que tiene una rápida rotación. Es un punto de referencia para otras estrellas, pero ciertamente no es ni aburrido ni normal".

El trabajo ayudará a los astrónomos para construir modelos computerizados de estrellas más precisos, de modo que puedan simularlas y comprender mejor sus ciclos de vida.

El paper de los descubrimientos está publicado en la edición actual del Astrophysical Journal Letters. Está titulado como "Resolving Vega and the inclination controversy with CHARA/MIRC". El estudio está promocionado por la National Science Foundation y la NASA.

[Fuente del artículo: phys.org]

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada