jueves, 17 de enero de 2013

La increíble experiencia de Huygens



 El 14 de enero, se cumplieron ocho años desde que la sonda Huygens de la ESA rebotó, se deslizó y tambaleó hasta detenerse sobre la superficie de Titán, el mayor de los satélites de Saturno. Pasará a la historia como el primer aterrizaje en un cuerpo del Sistema Solar exterior.

Esta animación se creó a partir de los datos registrados por los instrumentos de Huygens, lo que nos permite revivir este momento histórico como si hubiésemos estado allí.

Para elaborar esta simulación se han tenido en cuenta las condiciones atmosféricas de Titán, la posición del Sol, la dirección del viento, el comportamiento del paracaídas (permitiéndose ciertas licencias artísticas a la hora de representar cómo se posaban sus cuerdas) y la dinámica del aterrizaje.

Incluso las piedras en el entorno inmediato de Huygens han sido modeladas para imitar a las que se pueden ver en la fotografía que envió la sonda tras su aterrizaje, y que se muestra al final del vídeo.


La animación está dividida en cuatro secuencias, mostrándonos un plano general del descenso, dos primeros planos desde distintos ángulos y, finalmente, un plano subjetivo desde la propia sonda – la auténtica experiencia de Huygens.

El año pasado se publicaron los resultados de un estudio que desveló que Huygens dejó un hoyo de unos 12 centímetros de profundidad al impactar contra la superficie de Titán, y luego rebotó y se deslizó unos 30-40 centímetros sobre una superficie plana.

La sonda se tambaleó cinco veces antes de detenerse por completo, unos 10 segundos después del aterrizaje – lo que se puede apreciar claramente en las dos últimas secuencias de la animación.

Tras el impacto la sonda quedó envuelta en una especie de nube de polvo ‘esponjoso’ – formada probablemente por aerosoles orgánicos que se precipitan desde la alta atmósfera de Titán – que quedó en suspensión durante unos cuatro segundos. La facilidad con la que se levantó esta nube de polvo indica que el suelo estaba seco, sugiriendo que no se habían producido precipitaciones de etano o metano líquido antes de la llegada de Huygens.

Huygens se separó de la sonda internacional Cassini el día de Navidad del año 2004, llegando a Titán tres semanas más tarde. Cassini lleva en órbita a Saturno desde julio de 2004, y sus operaciones continuarán hasta el año 2017.

La misión Cassini-Huygens es un proyecto conjunto de la NASA, la ESA y ASI, la agencia espacial italiana. El laboratorio JPL de la NASA, una división del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, gestiona esta misión para el Directorado de Misiones Científicas de la NASA, con sede en Washington.


Enlace original: ESA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada