viernes, 11 de enero de 2013

Miden por primera vez la parte menos caliente de una estrella distinta al Sol

Apha centauri A. Imagen: ESO / Digitized Sky Survey 2/Davide De Martin.
Un equipo internacional, con participación de la Universidad Autónoma de Madrid, ha descrito la ‘región de mínima temperatura’ de Alfa Centauri A, una estrella a poco más de 4 años luz de la Tierra. La medida es fundamental para el conocimiento de las atmósferas estelares y representa la primera que se hace a una estrella distinta al Sol.

Observaciones del sistema estelar Alfa Centauri, realizadas con el telescopio espacial Herschel y el telescopio APEX, han permitido a un consorcio internacional de científicos caracterizar por primera vez la ‘región del mínimo de temperatura’ en una estrella distinta a la nuestra.

La región del mínimo de temperatura en una estrella posee un interés fundamental para el conocimiento de la  física básica de las atmosferas estelares, según explica Carlos Eiroa, profesor del Departamento de Física Teórica de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y uno de los científicos firmantes del estudio.


“Las atmósferas estelares están caracterizadas por una temperatura media, si bien de manera estricta presentan un gradiente de temperaturas. Inicialmente, la temperatura disminuye a través de la región atmosférica llamada ‘fotosfera’, hasta alcanzar un valor mínimo. Posteriormente la temperatura empieza de nuevo a aumentar. Esta inversión de la temperatura sólo puede ser observada directamente en el infrarrojo lejano”, añade el investigador.

Alfa Centauri es el sistema estelar más cercano a la Tierra. Está a unos 4,3 años luz de distancia y lo componen tres estrellas. La más brillante, Alfa Centauri A, es algo más luminosa, grande y vieja que el Sol. Fue en ella donde los científicos lograron caracterizar la región del mínimo de temperatura.

Respecto a los instrumentos que ha hecho posible la medición, uno es el telescopio espacial Herschel de la Agencia Espacial Europea (ESA), capaz de captar el infrarrojo lejano. Otro es el telescopio APEX, uno de los instrumentos que tiene el Observatorio Europeo Austral (ESO) en Chile y que opera a longitudes de onda milimétricas y submilimétricas.

Los resultados fueron publicados en la sección Letters de la revista Astronomy and  Astrophysics por el consorcio DUst around NEarby Stars (DUNES), un equipo internacional de aproximadamente 50 científicos liderado por Carlos Eiroa. Su objetivol es encontrar y caracterizar discos 'exozodiacales' (similares al cinturón de Kuiper) en sistemas planetarios distintos al nuestro.

En Alfa Centauri B, la segunda estrella que compone el sistema estelar, se ha encontrado recientemente el exoplaneta más cercano a la Tierra conocido hasta ahora.





Enlace original: SINC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada