viernes, 10 de mayo de 2013

La fotografía directa de exoplanetas sigue avanzando con grandes pasos

Cuatro planetas orbitando en torno a la estrella HR 8799
 Muy lejos han quedado los días en los que podíamos contar con los dedos de las manos el número de exoplanetas descubiertos. Hoy en día, hay más de 800 exoplanetas confirmados y existen miles de candidatos más por corroborar su existencia.

Desgraciadamente aún estamos lejos de poder observar en detalle estos mundos. Estudiar sus características geofísicas está muy lejos de nuestro alcance. Por ello, en los últimos años, los científicos están desarrollando nuevas técnicas para poder avanzar en el estudio de estos nuevos mundos descubiertos.

Los telescopios terrestres han comenzado a capturar imágenes directas de estos exoplanetas. Estas fotografías, capturadas en el infrarrojo son de gran importancias, ya que si los astrofísicos pueden estudiar la luz que reflejan los planetas, pueden tener entre sus manos la "huella digital" de estos mundos.

Obtener estas fotografías no es sencillo ya que los planetas orbitan muy cerca de sus brillantes estrellas y son mucho más débiles que éstas. Para lograrlo, los científicos instalan cámaras infrarrojas en los telescopios terrestres equipados con espectrógrafos. Los espectrógrafos son instrumentos que sirven para medir las propiedades de la luz en una determinada porción del espectro electromagnético. Esto permite que se pueda analizar la firma de las moléculas presentes en el cuerpo a estudiar.


Otra técnica empleada por los telescopios espaciales Hubble y Spitzer es analizar la luz de las estrellas cuando sus planetas cruzan por delante de sus discos luminosos y cuando se ocultan tras ellas. Estudiando las diferencias que encuentran en el espectro óptico en ambos momentos, pueden deducir características pertenecientes solamente a las atmósferas de los cuerpos planetarios.

 En la imagen superior podemos apreciar una fotografía de la estrella HR 8799, alrededor de la cual orbitan al menos cuatro planetas gigantes. Pero las imágenes solamente no revelan información sobre la composición química de los planetas. Para ello necesitamos los espectrógrafos que nos permiten analizar su luz por separado, bloqueando la luz de la estrellas.

 Los resultados revelaron que los cuatro planetas, a pesar de poseer casi la misma temperatura, tienen diferentes composiciones. Pero para establecer su composición química definitiva aún hacen falta más datos.

Esta tecnología sigue avanzando. Los científicos continúan trabajando en nuevos métodos para poder obtener imágenes directas de planetas cada vez más pequeños y cercanos a sus estrellas para poder analizar su composición química.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada