miércoles, 26 de junio de 2013

La misión COROT llega a su fin

 Después de varios meses intentando reiniciar el sistema de la sonda, los científicos han dado por finalizada la misión COROT al no lograr poner de nuevo en funcionamiento al telescopio.

Desde su lanzamiento en diciembre de 2006, COROT ha descubierto 32 exoplanetas, y 100 candidatos más a la espera de confirmación.

Éste está siendo un año difícil para la búsqueda de exoplanetas. Sólo unas semanas después del anuncio de la NASA sobre el fin de la misión Kepler, la agencia espacial francesa, la CNES, declaró que su propio buscador de exoplanetas, COROT, atravesaba serias dificultades.

En realidad COROT dejó de enviar datos en noviembre del año pasado, pero los científicos del proyecto han intentado recuperar la nave hasta que este mismo mes se han dado por vencidos. La causa exacta del fallo de la misión sigue siendo desconocida, pero parece ser que es debida a la falta de energía en el sistema informático, lo que impide el reinicio del sistema. De todas formas, COROT ha estado activo durante seis años, estando la misión sólo programada para tres, por lo que podemos decir que ha sido todo un éxito.

 COROT consiste en un telescopio de 27 cm de diámetro y 4 detectores CCD. Fue lanzado por un cohete ruso Soyuz, y tras tres horas de maniobra entró en una órbita circular polar (inclinación = 90,01°) con una altitud de 896 km. Pero su fin no era sólo la localización de exoplanetas, sino que también ha realizado investigaciones de astrosismología, el estudio de los terremotos solares. Estas oscilaciones pueden darnos información de la estructura de las estrellas y dependen de parámetros como la masa y el volumen, por lo que estudiando los terremotos solares, podemos obtener también estos datos. Esta investigación continuará con la futura misión Gaia, que ayudará a los astrónomos a trazar la historia de la formación estelar en las regiones exteriores de la Vía Láctea.

Este otoño el satélite comenzará su inmersión en la atmósfera, lo que conducirá a su destrucción, pero no va a ser una rápida ejecución: el paulatino descenso probablemente durará alrededor de 45 años,es decir, poco a poco COROT se internará más profundamente en la atmósfera hasta que finalmente se queme.

Ilustración de Corot 7b
Pero este no es el final de la exploración exoplanetaria. Los científicos todavía tienen entre sus manos innumerables datos aportados tanto por COROT como por Kepler para su estudio. Y para el 2017 se espera el lanzamiento de la sonda TESS que localizará exoplanetas mediante la técnica de los tránsitos, al igual que COROT.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada