lunes, 15 de julio de 2013

Los astrónomos ya son capaces de detectar agua en otros planetas

Crédito: Leiden Observatory
 Empleando el VLT (Very Large Telescope) del ESO, un equipo de astrónomos han sido capaces de detectar la huella espectral reveladora que delata la presencia de agua en la atmósfera de un planeta que orbita alrededor de otra estrella. Este descubrimiento permitirá en un futuro buscar de una manera más eficiente agua en otros planetas sin la necesidad de emplear grandes telescopios espaciales. El Dr. Jayne Birkby de la Universidad de Leiden presentó este estudio el pasado 5 de julio.

Desde principios de la década de 1990, los astrónomos han descubierto casi 1.000 planeta orbitando alrededor de otras estrellas. La mayoría de los exoplanetas descubiertos son Júpiteres calientes, es decir, mundos mucho más grandes que la Tierra que se encuentran a corta distancia de sus estrellas. En este nuevo estudio, los científicos examinaron al exoplaneta HD 189733b, que gira alrededor de su estrella cada 2,2 días y que posee temperaturas superiores a los 1.500 ºC.

Los astrónomos suelen encontrar los exoplanetas mediante la influencia gravitatoria que ejercen éstos sobre sus estrellas, porque aunque es muy pequeña, puede ser detectada como un pequeño bamboleo en el astro. Este pequeño movimiento provoca un desplazamiento en las líneas del espectro de la estrella (conocido como el desplazamiento Doppler), que se mueven hacia atrás y hacia delante con respecto a una posición de equilibrio.


 Con esta técnica, se pueden analizar las líneas del espectro del planeta cuando este cruza por delante del disco de su estrella. Pero este es un método muy complicado, ya que las trazas del planeta son muchísimo más débiles que las de la estrella. También hay que tener en cuenta la gran velocidad a la que se mueve el exoplaneta. Pero gracias al espectrógrafo de Infrarrojos CRIRES, instalado en el VLT, los astrónomos han logrado detectar trazas de la molécula del agua en la atmósfera del exopolaneta.

Método de la velocidad radial. Las líneas espectrales de la estrella se mueven alrededor de un punto de equilibrio debido a la fuerza gravitatoria mutua que se ejercen el planeta y la estrella.

 Utilizando esta misma técnica, los científicos han sido capaces de detectar recientemente monóxido de carbono simple (CO) en el mismo planeta. Pero este método es la primera vez que se emplea para localiza agua, una molécula más compleja que el CO. De esta forma, este método ha abierto las puertas a la detección de moléculas más complejas en las atmósferas planetarias como el metano y el dióxido de carbono, ingredientes claves para estudiar la evolución de los planetas y su formación. También allana el camino para futuras observaciones con la nueva generación de telescopios como el E-ELT que empezará a operar a partir del 2020. Estos instrumentos podrán buscar las moléculas que nos indiquen la presencia de posible señales de vida en estos mundos.

Cuando el exoplaneta cruza por delante del disco de la estrella, los astrónomos pueden separar el espectro correspondiente al planeta y el que pertenece a la estrella. De esta forma mediante un espectrógrafo se pueden analizar los elementos presentes.
.
El Dr. Jayne Birkby explico: "Sabíamos que con esta técnica podríamos detectar la firma de moléculas sencillas analizando las longitudes de onda cortas, pero para detectar el agua tuvimos que estudiar longitudes de onda más largas. No estábamos seguros de poder lograrlo ya que la atmósfera de nuestro planeta impide que nos lleguen muchas señales del espacio. Pero viendo los resultados obtenidos, sabemos que podemos avanzar mucho más empleando esta técnica."

"En la próxima década, nuestro trabajo ayudará a los astrónomos a refinar la búsqueda de planetas similares a la Tierra - y hasta la vida - en órbitas alrededor de otras estrellas. Es increíblemente emocionante pensar que va a llegar a un día en el que podamos apuntar a una estrella y decir con plena confianza que posee un mundo como el nuestro orbitando a su alrededor ".




Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada