miércoles, 24 de julio de 2013

Se observan emisiones gaseosas procedentes del cometa ISON

Crédito:
NASA/JPL-Caltech/JHUAPL/UCF

Los astrónomos han detectado emisiones de dióxido de carbono en el cometa ISON empleando el telescopio espacial Spitzer de la NASA.

Las imágenes, capturadas el pasado 13 de junio con la cámara infrarroja del telescopio, indican que poco a poco y de manera constante, el dióxido de carbono se ve sometido a una "efervescencia" que junto con el polvo cometario también expulsado, generan una cola de unos 300.000 kilómetros de largo.

"Estimamos que el cometa ISON emite diariamente 1.000.000 kilogramos de gas de dióxido de carbono y alrededor de 54,4 millones de kilogramos de polvo", comenta Carey Lisse investigadora en el Laboratorio de Física Aplicada  de la Universidad Johns Hopkins y líder de la Campaña de Observación de la NASA del cometa ISON. "Las observaciones anteriores realizadas con el Telescopio Espacial Hubble, el telescopio de rayos gamma Swift y la nave espacial Deep Impact, nos mostraron los límites superiores para cualquier emisión gaseosa del ISON. Ahora, gracias a Spitzer sabemos que la actividad del cometa ha sido impulsada por las emisiones gaseosas."

Estas observaciones se realizaron cuando ISON se encontraba a 502 millones de kilómetros del Sol, unas 3,35 veces más lejos que la Tierra.


"Estas fabulosas observaciones de ISON son únicas y permiten realizar más observaciones y descubrimientos posteriores como parte de una completa campaña de la NASA para observar el cometa", dijo James L. Green, director de ciencia planetaria de la NASA en Washington. "ISON es muy interesante. Pensamos que los datos tomados de este cometa pueden explicar cómo y cuándo se formó el sistema solar".

El cometa ISON (oficialmente conocido como C/2012 S1), tiene unos de 4.8 kilómetros de diámetro y un peso de entre 3.000 mil millones y 3 trillones de kilogramos, aunque su verdadero tamaño y densidad no han sido determinados con precisión, debido a que está todavía muy lejos. Al igual que todos los cometas, ISON es una bola de nieve sucia compuesta de polvo y gases congelados tales como agua, amoniaco, metano y dióxido de carbono. Estos son algunos de los pilares fundamentales, que los científicos creen que condujeron a la formación de los planetas hace 4,5 mil millones de años.

Se cree que el cometa ISON procede de la lejana Nube de Oort, una nube de cometas que rodea el Sistema Solar, y que se encuentra en un volumen que rodea al Sol de entre un décima parte de años luz y un años luz de distancia de nuestra estrella. El cometa pasará a 71.160.000 kilómetros del Sol el 28 de noviembre.

 ISON se está calentando gradualmente a medida que se acerca al Sol. En el proceso, los diferentes gases se calientan hasta el punto de sublimación revelándose a los diferentes instrumentos astronómicos. Los científicos creen que el dióxido de carbono es el gas que potencia las emisiones estos cuerpos entre las órbitas de Saturno y los asteroides. "Ahora conocemos a ciencia cierta que esto es así", ha añadido el científico.

El cometa fue descubierto el 21 de septiembre, aproximadamente entre Júpiter y Saturno, por Vitali Nevski y Artyom Novichonok, de la Red Óptica Científica Internacional (ISON), cerca de Kislovodsk, Rusia. Esto cuenta como una detección temprana de un cometa, y las fuertes emisiones de dióxido de carbono pueden haber hecho posible la detección.

"Esta observación nos da una buena imagen de una parte de la composición de ISON, y, por extensión, del disco protoplanetario del que se formaron los planetas", dijo Lisse. "Gran parte del carbono presente en el cometa parece estar encerrado en hielo de dióxido de carbono. Sabremos más a finales de julio y agosto, cuando el cometa comience a calentarse cerca de la línea de agua-hielo situada fuera de la órbita de Marte. A partir de entonces podremos detectar más gases, como el agua, que comenzará a sublimarse". Cada componente helado posee su propia línea de hielo, es decir, su propia distancia de la estrella en la que pasa de estar en estado helado a estado gaseoso debido a la temperatura reinante en la zona. Por ello, a medida que un cometa se acerca a la Tierra, los diferentes gases se subliman a diferentes distancias. Por ejemplo, el agua no puede sublimarse a la distancia actual en la que se encuentra el cometa, pero cuando se acerque a la línea de hielo del agua obtendremos más datos de su presencia en el cometa.






Más información en el enlace.

4 comentarios:

  1. "Estimamos que el cometa ISON emite diariamente 1.000.000 kilogramos de gas de dióxido de carbono y alrededor de 54,4 millones de kilogramos de polvo"

    El cometa ISON (oficialmente conocido como C/2012 S1), tiene unos de 4.8 kilómetros de diámetro y un peso de unos 3.000 kilogramos...

    4.8 Km de diámetro y sólo 3000 kg... supongo que es una errata.

    Un Saludol

    ResponderEliminar
  2. Sí es una errata de la traducción, ya está corregida. Y de paso otra errata que he encontrado ^_^. Muchas gracias por el aviso!!!

    ResponderEliminar
  3. Verónica, muchas gracias por mantenernos informados de tan interesantísimas noticias.

    ResponderEliminar