jueves, 8 de agosto de 2013

Agua en el desierto de Marte

Buscando agua cerca de Tagus Valles





Estos cráteres en un desierto de Marte llevan mucho tiempo secos, pero antaño estaban llenos de agua y de sedimentos, de los que todavía quedan ciertos indicios.
Entorno de Tagus Valles

 Estas imágenes fueron tomadas el pasado día 15 de enero por la sonda Mars Express de la ESA, y muestran una región situada a unos pocos grados al sur del ecuador en las tierras altas de Marte. Esta zona, sin un nombre oficial, se encuentra justo al norte de un antiguo cauce conocido comoTagus Valles(Valle del Tajo) y al este de Tinto Valles y el cráter de Palos, presentados recientemente.

El cráter de 34 kilómetros de diámetro situado en la esquina superior izquierda de la imagen principal es el que más llama la atención por su caótico interior. En él se pueden distinguir amplios bloques planos conocidos como mesas, junto a formaciones más pequeñas y paralelas, resultado de la acción del viento, denominadas yardangs.


Tanto las mesas como los yardangs fueron tallados en la capa de sedimentos que originalmente ocupaba el fondo del cráter, depositada en él durante las inundaciones que asolaron esta región. Con el paso del tiempo, la erosión retiró los sedimentos más débiles, dejando el caótico patrón de bloques que podemos ver hoy en día.

Mapa topográfico de la región de Tagus Valles




 En la esquina superior derecha del cráter se puede observar un pequeño y serpenteante canal fluvial, una prueba más de la existencia de agua en algún momento de su pasado.

La débil silueta de un antiguo cráter, situado a unos 20 kilómetros al este del anterior (debajo, en la imagen principal), contiene más indicios. Si bien el cráter ha desaparecido casi por completo, todavía se pueden apreciar los restos de un gran canal que fluía a través de él y hacia el cráter situado en el centro de la imagen.

En esta vista en perspectiva se pueden observar con gran nivel de detalle otro canal y un cráter bastante deformado, cuyo borde podría haber colapsado cuando los sedimentos inundaron el cráter de mayor tamaño. 

Deformación en un cráter inundado

Este mismo cráter se puede ver desde otro ángulo al fondo de la segunda imagen en perspectiva. En primer plano se encuentra uno de los cráteres más profundos de la región, tal y como indica el mapa topográfico.

En este cráter se produjeron numerosos corrimientos de tierras, causados probablemente por la acción del agua, que habría debilitado sus paredes. Al desprenderse, las rocas dejaron su marca en las paredes interiores, y ahora yacen acumuladas en grandes pilas en el fondo del cráter.  


Corrimientos de tierras en el interior de un cráter

En la esquina inferior derecha de la imagen principal se puede distinguir un grupo de cráteres conectados entre sí y llenos de una capa lisa de sedimentos. Dentro de uno de ellos se encuentra un cráter más pequeño rodeado por una capa de escombros de un tamaño considerable.

Estas capas de escombros están formadas por el material arrancado durante el impacto que dio lugar al cráter. Este pequeño cráter en particular presenta una capa ‘en muralla’ – rodeada por una serie de lóbulos que recuerdan a los pétalos de una flor. Los materiales arrancados por el impacto estaban mezclados con agua líquida, lo que permitió que fluyesen por la superficie del planeta, dándole el aspecto tan característico que podemos observar en esta imagen. 

Tagus Valles en 3D

 No obstante, el agua no ha sido el único agente que ha dado forma a esta región; las erupciones volcánicas también jugaron un papel importante. Una oscura capa de finas cenizas cubre la esquina superior izquierda de la imagen principal. Estas cenizas podrían proceder de la región volcánica del Elysium, situada más al noreste. Las cenizas fueron esparcidas por el viento con el paso del tiempo, pero la erosión las dejó al descubierto en varios lugares.

Esta región es una de las muchas que contienen pruebas del activo pasado del Planeta Rojo, y demuestra que las marcas del agua están talladas incluso en los parajes más insólitos de Marte. 











Enlace original: ESA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada