miércoles, 28 de agosto de 2013

La Luna pudo tener agua en el momento de su formación

Detalle del pico central de Bullialdus
Un equipo de investigación formado por miembros del Departamento de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins y del Servicio Geológico de Estados Unidos, han llegado a la conclusión de que las moléculas de hidróxilo presentes en el pico central de un cráter lunar indican que nuestro satélite probablemente poseían agua en el momento de su formación. En un artículo publicado en la revista Nature Geoscience, los investigadores sugieren que debido a que el origen de esta roca se encuentra seguramente en las profundidades de la Luna, no es probable que el hidróxilo detectado en ella proceda de la influencia del viento solar o de otros cuerpos que han golpeado la superficie del satélite.

El cráter Bullialdus se encuentra en la cara visible de la Luna, cerca del borde de una cuenca de impacto mucho mayor. En el centro del cráter se eleva un material rocoso formando un pico cuyo material, procedente del interior de la Luna, fue eyectado a causa de un fuerte impacto. Los científicos, a través de lecturas espectroscópicas aportadas por la sonda LRO, detectaron las presencia de hidróxilo, una molécula que es considerada como una sub-estructura de la molécula del agua.



Esta no es la primera vez que se ha detectado hidróxilo en la superficie lunar, pero en los casos estudiados hasta ahora, se había demostrado que estos depósitos tenían su origen en las interacciones entre los minerales presentes en la superficie lunar y el viento solar, o bien, porque habían sido depositados por los cuerpos que han colisionado contra la Luna. Investigaciones anteriores han constatado que cuando se genera o deposita hidróxilo en nuestro satélite, éste se adhiere generalmente a las partes más frías de la superficie y se traslada a medida que la temperatura varía. Pero el hidróxilo detectado en el pico central del cráter no ha sufrido ningún desplazamiento, lo que indica que está bien integrado en los materiales. Los investigadores interpretan este hecho postulando que este hidróxilo procede de los materiales interiores de la Luna que fueron expuestos al exterior a causa de un fuerte impacto. También observaron que no había presencia de hidróxilo en otros lugares cercanos al cráter.


Los científicos argumentan que el impacto de la cuenca mayor extrajo los materiales de las profundidades de la Luna y los depósito en las inmediaciones. Posteriormente, el impacto que generó el cráter Bullialdus depositó estos materiales en el pico de esta segunda estructura. Los investigadores creen que, probablemente, los materiales eyectados poseían agua.


Más información en el enlace.

3 comentarios:

  1. esta agua magmatica se puede utilizar con un fin o en la tierra se puede crear esta agua y si hasi fuera aquí también hubieran cambios como en la luna que cuando hay mas calor se mueven de lugar y obtienen mas minerales.

    ResponderEliminar
  2. ¿es posible que esta agua magmatica se pueda crear en la tierra o puede que si así fuese en la tierra cambien sus reacciones por la calor de el sol y centro de la tierra?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sergio, no comprendo muy bien tu pregunta. ¿Te refieres a si hay agua con estas caracteríticas en la Tierra?¿O si el flujo del agua ayuda a la generación de minerales?

      En el magma terrestre también hay agua y se detecta estudiando la composición no sólo de la lva, sino también de las rocas basálticas.

      Eliminar