viernes, 16 de agosto de 2013

Observación de la nova Delphinus 2013 desde Ciguñuela

Ayer a la mañana me sorprendió la noticia de la aparición de una nueva nova en la constelación del Delfín que prometía alcanzar un brillo inusual en uno de estos fenómenos. Raras veces tenemos la ocasión de observar una nova tan brillante, por lo que aunque no estamos en casa y no contamos con nuestro equipo habitual de observación, no hemos podido evitar alejarnos un poco de la ciudad para contemplar la nova.
 
El lugar de observación elegido fue Ciguñuela, un pueblo cercano a Valladolid. Contábamos con un ETX70 (350 mm focal, y ocular de 26 mm) y unos prismáticos 10x50. Contemplamos la nova con ambos instrumentos.




 La noche y la Luna creciente no acompañaron mucho durante la observación, por lo que nos costó localizar la nova. Al final desistimos buscarla desde la constelación del Delfín, ya que no éramos capaces de reconocer las estrellas mostradas en el mapa de la AAVSO dada las adversas  condiciones meteorológicas. Pero partiendo desde la constelación de Sagitta no tuvimos ningún problema en localizarla.



Estimamos el brillo de la nova empleando el Método de Argelander (para más información sobre este método visitar el artículo "El Método Argelander en la observación de Epsilon Aurigae").

Los resultados que obtuvimos a las 21:00 UT (23:00 hora local) fueron:

Observador: Fran Sevilla

Con el ETX70 ; 4,8 (3) V (2,5) 5,7;    M(V)= 5,29
Con los prismáticos 10x50 ; 4,8 (3,5) V (3) 5,7;    M(V)= 5,28

Observador: Verónica Casanova

Con el ETX70 ; 4,8 (3) V (2) 5,7;    M(V)= 5,34
Con los prismáticos 10x50 ; 4,8 (3) V (2) 5,7 ;    M(V)=5,34


En los datos se ha mostrado inicialmente el instrumento empleado, y después se ha continuado con la secuencia:

Magnitud de la estrella más brillante para comparar (grado de comparación con el método Argelander respecto a la estrella brillante) variable (grado de comparación con el método Argelander para la estrella más débil) magnitud de la estrella más débil que hemos comparado con V. Una vez obtenidos los grados de comparación, calculamos el valor de la variable empleando la Fórmula que nos indica el Método Argelander y que podéis consultar en el enlace indicado anteriormente. Teniendo en cuenta que el error se medida es de 0,1 magnitudes, podemos estimar para la nova con los resultados obtenidos, una magnitud de +5,3.

Esta noche intentaremos observarla otra vez ya que las últimas estimaciones indican que la nova sigue ascendiendo de brillo.


Ya que estábamos con el ETX aprovechamos para observar la Luna. La fotografiamos con una cámara digital por proyección del ocular.


Intentamos observar más objetos en el cielo, pero la atmósfera no estaba limpia y apenas pudimos vislumbrar nada más.
 
¡No perdáis esta oportunidad de observar una nova!

2 comentarios:

  1. Hola Verónica,

    Has olvidado comentar el meteoro que observaste por los prismáticos y que te deslumbró!

    Un saludo,
    Fran

    ResponderEliminar
  2. Excelente Verónica, en cuanto tenga un poco de tiempo y, aunque no acompañe la fase de la luna iré a buscarla.
    Saludos.
    Nacho Poves

    ResponderEliminar