jueves, 10 de octubre de 2013

Imágenes de archivo del Hubble revelan nuevos datos acerca de las lunas y anillos de Neptuno


 Naiad, una de las lunas internas de Neptuno se ha podido ver por primera vez desde que fue fotografiada por la Voyager en 1989 gracias al telescopio espacial Hubble.

Esta noticia ha sido presentada en la reunión anual de la División de Ciencias Planetarias de la Sociedad Astronómica Americana que se celebra en Denver. El Dr. Mark Showalter, investigador del SETI, y sus colaboradores, el Dr. Jack Lissauer del Centro de Investigación Ames de la NASA, el Dr. Imke de Pater de la Universidad de California en Berkeley , y Robert French del Instituto SETI también presentaron nuevas imágenes de los anillos de Neptuno.

" Naiad ha sido un objetivo difícil de alcanzar desde que la Voyager abandonó el sistema de Neptuno ", dijo el Dr. Showalter . Desde la Tierra , Neptuno se ve 2 millones de veces más brillante que la luna , y ambos están separados sólo un segundo de arco. Así que los científicos han tenido que desarrollar nuevas técnicas de observación para poder distinguir a Naiad, eliminando el deslumbramiento de Neptuno. Finalmente, en diciembre de 2004, la luna fue vista moviéndose en su órbita en una secuencia de ocho imágenes.


Sin embargo, los astrónomos se han visto sorprendidos porque la luna está muy por delante de su posición orbital prevista. Una de las posibles explicaciones sería que Naiad puede haber sido acelerada por la interacción gravitatoria de otra luna de Neptuno, aunque los motivos verdaderos siguen siendo un misterio, por lo que se necesitan más observaciones para entender su movimiento.

Además de sus lunas, se han observado en Neptuno anillos débiles y arcos de anillo. Desde el descubrimiento de los arcos, los astrónomos han podido comprobar cómo han ido variando con el tiempo. Voyager observó cuatro arcos poco espaciados, mientras que en las imágenes recientes sólo se han podido observar dos. Este sistema de arcos sufren probablemente efectos gravitacionales de la luna Galatea, situada en sus proximidades, pero la razón de estos cambios a largo plazo es desconocida. La evolución de los arcos también se ha realizado desde el telescopio Keck por el Dr. de Pater.

 Por otra parte, en julio se anunció el descubrimiento de una pequeña luna en Neptuno, de tan sólo 20 km de diámetro, y cuya denominación provisional es S/2004 N1. Y aunque Naiad posee 100 km de diámetro, los científicos han comprobado que su estudio es más complicado que el de la nueva luna debido a que orbita más cerca de Neptuno.

Los científicos continúan estudiando las fotografías de archivo del Telescopio Espacial Hubble para poder realizar más descubrimientos sobre el sistema de Neptuno.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada