domingo, 13 de octubre de 2013

Resumen de los últimos avances en la investigación de Titán presentados en la División de Ciencias Planetarias

En el marco de la celebración de la División de Ciencias Planetarias, se han presentado diversos estudios sobre la luna Titán de Saturno.

Uno de estos estudios ha sido presentado por Doug Hamilton. Si observamos las lunas de Júpiter o Urano, vemos que son muy parecidas entre sí. Ambos planetas cuentan con cuatro satélites de tamaños similares. Por ejemplo en Júpiter contamos con las cuatro grandes lunas galileanas. En cambio, Titán destaca en el sistema de Saturno. Es una luna muy grande con respecto a sus compañeras. Además su órbita no es circular, sino que cuenta con una excentricidad de 0,03. Observando estas características Doug Hamilton propuso que Titán podría estar formado por la fusión de dos a cuatro lunas tras haber colisionado estos cuerpos en el pasado. Esto explicaría el enorme tamaño de Titán, las aparentes lagunas en el sistema de satélites de Saturno, y la excentricidad de la luna. Si esto fuera cierto, entonces la luna Hyperion, famosa por su baja densidad podría ser un fragmento de esta colisión. El problema es que esta idea es muy difícil de comprobar.
 
En la imegen se ve lagos secos que muestran la presencia de evaporitas (depósitos brillantes)


Shannon MacKenzie disertó sobre el hallazgo de un material en la superficie de Titán que aparece muy brillante en longitudes de onda infrarrojas cercanas al espectro visible. Este material se presenta alrededor de los lagos de Titán y también en la parte inferior de los lechos de los lagos. Dada su ubicación, los científicos creen que estos depósitos son evaporitas, depósitos sólidos de un material que previamente estaba disuelto en los lagos de Titán. Mapeando a nivel global este material, MacKenzie ha encontrado que este material cubre el 1% de la superficie de la luna. La mayor parte de las evaporitas se encuentran en el polo norte de Titán, mientras que en el polo sur se han encontrado muy pocas. Pero cerca del ecuador hay un amplio depósito en las regiones de Tui y Hotei. Esta distribución planteó la pregunta de si estos depósitos se podían trasladar desde las zonas ecuatoriales a las polares.

Fotografía de la superficie de Titán
Rosaly Lopes disertó sobre las "blandlands" de Titán, regiones oscuras y homogéneas en el radar pero que cubren más de la mitad de la superficie de la luna. Lopes presentó cuatro posibles hipótesis que  podrían explicar la naturaleza de estos depósitos. Podrían ser lavas volcánicas, dunas que se ven homogéneas porque no las observamos con la suficiente resolución, depósitos de polvo frío, o materiales de grava producidos por la ruptura del terreno. Rosaly apunta a que esta última posibilidad es la que se corresponde mejor con las observaciones realizadas, ya que gran parte de la superficie de Titán puede parecerse al área donde aterrizó Huygens. Sólo que en el resto de zonas, las piedras serían de menor tamaño.

 Catherine Neish comentó que los cráteres de Titán se encuentran preferentemente en zonas ecuatoriales y en elevaciones altas. La científica trabaja con cinco explicaciones para esta distribución. Pero la que mejor resultado le ha dado ha sido un modelo que recreaba una analogía con la Tierra. En nuestro planeta las características de impacto se producen en todas las elevaciones, pero son casi imposibles de detectar en los ambientes marinos, por lo menos desde órbitas altas. Similarmente, en Titán, los cráteres producidos a bajas latitudes podrían estar "escondidos" por escombros o líquido. Luego, en realidad, sí que hay cráteres en otras latitudes, pero no hemos sido capaces de verlos.

Mapa global de la topografía de Titán

Caitlin Griffith dio una charla plenaria sobre el estado actual del conocimiento de los patrones de circulación atmosférica global de Titán. En este estudio se constataron las similitudes entre la Tierra y Titán. En ambos ambientes predomina el nitrógeno y poseen una presión similar. En la Tierra el agua es la que proporciona un ambiente húmedo mientras que en Titán este papel lo cumple el metano. Pero una gran diferencia entre estos cuerpos es la temperatura a la que se encuentran sus atmósferas. En la Tierra la temperatura atmosférica varía de temperatura entre -89ºC y 58ºC, mientras que en Titán la temperatura atmosférica es constante. Incluso en los polos, es sólo un par de grados más fría que en el ecuador. Y en invierno sólo 1,5K más fría que en verano. Otra diferencia con la Tierra es el patrón de circulación atmosférica es mucho más simple en Titán. El aire estival hace que el polvo ascienda y se mueva hacia el polo contrario. Cuando se eleva el aire húmedo se pueden condensar nubes de metano e incluso puede llegar a llover.
Sin embargo, los científicos se han encontrado con un dilema.  La atmósfera de Titán es muy rica en metano. En cambio, sólo una pequeña parte de la superficie de Titán está cubierta por el mismo. ¿Estamos ante un proceso de evaporación del metano líquido que está secando la superficie? ¿O existen depósitos subterráneos de metano?




Más información en el enlace.

1 comentario: