jueves, 7 de noviembre de 2013

Descubierto un asteroide con seis colas


 Empleando el Telescopio Espacial Hubble, los astrónomos han encontrado en el Cinturón Principal un extraño objeto. Los asteroides ordinarios se muestran como pequeños puntos de luz bajo la óptica de un instrumento de observación. Pero un peculiar asteroide, denominado P/2013 P5, posee seis colas que radian de su núcleo como si fuera una rueda o un aspersor.

Nunca antes se había visto un cuerpo con estas características, por lo que los astrónomos están intentando dar una explicación a su estructura.

"Cuando lo vimos nos quedamos sin habla", dijo David Jewitt, investigador de la Universidad de California. "Y lo más sorprendente es que su estructura trasera varía dramáticamente en sólo 13  días, mediante eyecciones de polvo. Es difícil de creer que estemos viendo un asteroide".

Una interpretación de la geometría de este cuerpo explica que este asteroide posee una gran velocidad de rotación que ha aumentado hasta tal punto que las fuerzas debidas al giro han provocado que se rompa en pedazos, expulsando de esta manera el polvo. Los astrónomos descartan un impacto reciente, ya que el polvo no se ha emitido de una sola vez al espacio, sino que lleva haciéndolo durante al menos cinco meses.


El asteroide fue descubierto como un objeto extraordinariamente difuso gracias al telescopio Pan Starrs de Hawaii. Posteriormente, sus múltiples colas fueron descubiertas gracias a las imágenes aportadas por el telescopio espacial Hubble el 10 de septiembre de 2013.

Cuando Hubble volvió a observar el asteroide el 23 de septiembre, su aspecto había variado totalmente. Parecía que toda la estructura había oscilado.

Jessica Agarwal y su equipo, del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar en Lindau , Alemania, demostraron mediante un modelado minucioso que los restos podrían haber sido formados por una serie de eventos de eyecciones de polvo impulsivas. Calcularon que el primer caso de expulsión se produjo el 15 de abril y el último el 04 de septiembre. El resto de eyecciones se produjeron el 18 de julio, 24 de julio , 08 de agosto y 26 de agosto. La presión de la radiación solar provocó estos estallidos.

Jewitt explica que si el asteroide rota lo suficientemente rápido, su débil gravedad no es capaz de mantenerlo unido. El polvo del cuerpo se precipitaría hacia el ecuador del asteroide para después desprenderse formando una cola. De momento sólo una pequeña fracción de la masa del asteroide, entre 100 y 1.000 toneladas de polvo se han perdido. El núcleo, de 700 metros de radio, es miles de veces más masivo.

Las próximas observaciones de seguimientos podrán asegurar a los científicos si el polvo se desprende realmente de la zona ecuatorial, lo que verificaría que su origen es la ruptura por rotación. Los astrónomos también están intentando calcular la velocidad de rotación del cuerpo.

La interpretación de Jewitt implica que la ruptura por rotación debe ser un fenómeno común en el cinturón de asteroides, ya que puede ser, incluso, la principal forma en la que mueren los asteroides pequeños. "En astronomía, donde se encuentra uno, es muy probable encontrar un muchos más", dijo Jewitt ." P/2013 P5 es sólo un objeto increíble para nosotros, y es casi seguro el primero de muchos más por descubrir."



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada