miércoles, 18 de diciembre de 2013

Gemínidas desde el Teide: método calcular la altura de formación de los meteoros

J.C. Casado tierrayestrellas.com, IAC

Como cada año, las Gemínidas muestran su pico de actividad a mediados de diciembre. Para 2013, el máximo se esperaba la madrugada del 14 de diciembre (exactamente a las 5:45 UT, hora local canaria). La ventana de observación, desde Canarias, era de aproximadamente 2h, desde la puesta de Luna (5h) hasta el amanecer astronómico (7h). Pero  a pesar del frío y de la estrecha franja de observación el espectáculo no defraudó (ver imagen 1). Con una actividad cercana a los 120 meteoros por hora (ZHR, tasas horarias cenitales) las Gemínidas se han convertido un año más en la lluvia mas espectacular del año presentando, desde Canarias, una actividad superior a las Perseidas. La imagen ha sido seleccionada como imagen astronómica del día de hoy por el portal APOD de NASA (http://apod.nasa.gov/apod/ap131217.html).


J.C. Casado tierrayestrellas.com, IAC

Las llamadas ‘estrellas fugaces’ son en realidad pequeñas partículas de polvo de distintos tamaños, algunas menores que granos de arena, que van dejando los cometas a lo largo de sus órbitas alrededor del Sol. La corriente de partículas resultante, debido al “deshielo” producido por el calor solar, se dispersa por la órbita del cometa y es atravesada cada año por La Tierra en su recorrido alrededor del Sol. Durante este encuentro, las partículas de polvo se desintegran al entrar a gran velocidad en la atmósfera terrestre, creando los conocidos trazos luminosos que reciben el nombre científico de meteoros. Esto es cierto para la mayoría de lluvias no así para las Gemínidas, pues no existe ningún cometa que coincida con la trayectoria de la nube de “escombros”.

El origen de las Gemínidas era un misterio hasta que las sondas solares STEREO (NASA) confirmaron la aparición de una pequeña cola al asteroide 3200 Phaeton (en su acercamiento al Sol o perihelio) único objeto que se movía en la misma órbita que la nube de meteoroides causantes de las Gemínidas. A partir de ese momento a Phaeton 3200 se le conoce como “cometa rocoso”. Un cometa rocoso es un asteroide que se acerca mucho al Sol posibilitando así que se forme una cola por rotura de la superficie,debido al calentamiento excesivo.

J.C. Casado tierrayestrellas.com, IAC


En el Teide, las observaciones de las estrellas fugaces se realizaron, al mismo tiempo, desde dos puntos separados alrededor de medio kilómetro. Con estos datos será posible calcular la altura de formación de los meteoros por paralaje. Estas observaciones forman parte de un proyecto del presenta año financiado por la FECYT (Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, Ministerio de Economía y Competividad) que pretende  introducir la Ciencia Ciudadana en los centros de enseñanza españoles a través de la Astronomía (más información astroaula.net).



Enlace original: IAC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada