domingo, 28 de abril de 2013

Extremófilos: las fronteras de la supervivencia. (Curso de Astrobiología, capítulo 1)

Primer artículo del Curso de Astrobiología que se irá completando en los próximos días con los siguientes capítulos:

-Clasificación de los extremófilos.
-Mundos alienígenas en la Tierra.
-Panspermia y teorías del comienzo de la vida.
-Vida en el Sistema Solar.
-Requisitos cósmicos para la Vida en otros mundos.



1) Introducción.


Los extremófilos son microorganismos que viven en condiciones extremas. La propia palabra extremófilo, procede el griego y significa "amante de lo extremo".

Estos organismos habitan en ambientes tan hostiles que hace tan sólo unos años se ha desarrollado el interés por su estudio. Anteriormente se creía que la vida en estas condiciones era prácticamente imposible. Es como si una vez iniciada la vida, ésta sea capaz de adaptarse a casi cualquier nicho húmedo.

En la astrobiología, el estudio de los extremófilos tienen gran importancia, pues los científicos han descubierto que algunos de estos organismos reunen las condiciones necesarias como para poder sobrevivir en determinados ambientes extraterrestres.


2) Las fronteras de la supervivencia.


El funcionamiento de la biología celular se ve afectado por tres parámetros: la temperatura, la acidez y la salinidad. Los diferentes organismos sobreviven bajo distintos rangos de estas condiciones

viernes, 26 de abril de 2013

Galaxias enteras sienten el nacimiento de las estrellas

Ilustración de una galaxia caótica sufriendo estallidos de formación estelar. / ESA, NASA, L. Calçada
Un equipo internacional de astrónomos ha demostrado por primera vez que los estallidos de formación estelar afectan no solo a la evolución de su propia galaxia anfitriona, acortando su futuro crecimiento, sino que también repercuten mucho más allá de los límites de esta. Estos eventos energéticos pueden afectar al gas galáctico a distancias de hasta veinte veces más que el tamaño visible de su galaxia. Gracias a las observaciones del telescopio espacial Hubble (NASA-ESA), los investigadores han comprobado que los vientos generados durante la creación de estrellas fluyen fuera de su galaxia e ionizan gas a distancias de hasta 650.000 años luz del centro galáctico.


Enlace original: SINC.

Einstein tenía razón — por ahora

Impresión artística del púlsar PSR J0348+0432 y su compañera enana blanca
 Los astrónomos han utilizado el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, junto con otros radiotelescopios de todo el mundo, para encontrar y estudiar una estrambótica pareja de estrellas formada por la estrella de neutrones más masiva encontrada hasta el momento, orbitada por una estrella enana blanca. Esta nueva y extraña binaria nos permite poner a prueba la teoría de la gravedad de Einstein — la relatividad general — de una forma imposible hasta el momento. Hasta ahora, las nuevas observaciones encajan exactamente con las predicciones de la relatividad general y son inconsistentes con algunas teorías alternativas. Los resultados aparecerán en la revista Science del 26 de abril del 2013.

Un equipo internacional ha descubierto un exótico objeto doble formado por una pequeña, pero inusualmente pesada, estrella de neutrones que gira 25 veces por segundo sobre sí misma, orbitada por una estrella enana blanca que tarda dos horas y media en hacer una órbita completa. La estrella de neutrones es un púlsar que emite ondas de radio que pueden ser captadas desde la Tierra por los radiotelescopios. Al margen del interés que esta pareja genera por sí misma, se trata además de un laboratorio único para poner a prueba los límites de las teorías físicas.

Alertan de la necesidad de eliminar basura espacial


 Limpiar el espacio de desechos y lanzar satélites que no generen nuevos fragmentos de basura espacial es una necesidad urgente, según los expertos participantes en la mayor conferencia sobre basura espacial jamás celebrada en Europa.

Las conclusiones de la 6º Conferencia Europea sobre Basura Espacial fueron dadas a conocer ayer durante la rueda de prensa de clausura en el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC), en  Darmstadt, Alemania.

Las futuras misiones espaciales deberán ser sostenibles, y contemplar una forma segura de eliminación del satélite una vez completadas. La cantidad de residuos actualmente en órbita exige que las acciones para eliminarlos empiecen pronto, para lo que se necesita con urgencia investigación y desarrollo en misiones piloto 'de limpieza'.

La eliminación de los restos de chatarra espacial es un problema ambiental de dimensiones globales, que debe ser abordado en un contexto internacional que incluya a las Naciones Unidas.

No se pierda el esplendor y el brillo de Saturno

El sistema solar es un bello lugar lleno de maravillas que las sondas espaciales de la NASA apenas están comenzando a descubrir. Sin embargo, la gente tiende a ser indiferente al respecto. Cada año, Hubble, Cassini, MESSENGER (MErcury Surface, Space ENvironment, GEochemistry and Ranging, en idioma inglés o Superficie, Ambiente espacial, Geoquímica y Cálculo de la Distancia de Mercurio, en idioma español) y otras naves espaciales envían gigabytes de imágenes que nos dejan con la boca abierta. Al cabo de un rato, nos quedamos sin suspiros.

Bueno, quizás nos quede alguno más. Inhale profundamente, porque a finales de abril, Saturno desplegará un espectáculo que lo dejará sin aliento.

 No es necesario verlo desde una nave espacial. Simplemente coloque un telescopio en el patio de su casa (incluso puede usar uno comprado en una pequeña tienda) y dirija la óptica hacia la constelación de Virgo. Saturno estará allí, no muy lejos de la brillante estrella Espiga (Spica).

jueves, 25 de abril de 2013

El Observatorio de Calar Alto seguirá abierto hasta 2018, tras un acuerdo entre el CSIC y la Max Planck

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la Sociedad alemana Max Planck (MPG) han llegado a un acuerdo para garantizar que el Observatorio Astronómico Hispano-Alemán de Calar Alto, en Almería, siga abierto hasta 2018.

El 14 de marzo tuvo lugar en Múnich (Alemania) la reunión del Comité Ejecutivo del Centro Astronómico Hispano Alemán (CAHA, A.I.E). En ella se trataron los acuerdos y recomendaciones sobre el futuro del Observatorio y la necesidad de ajustarlo a la nefasta situación económica actual y las perspectivas científicas.

A partir de ese momento se han sucedido una serie de reuniones entre el CSIC y la MPG para debatir y alcanzar un acuerdo en la construcción, instalación y utilización del instrumento CARMENES en el Observatorio.

Finalmente, se ha conseguido un acuerdo entre el CSIC y la MPG, que se implementará en las próximas semanas. Esto, que era lo previsto en el Convenio firmado en 2010, permitirá la instalación en el Observatorio, del instrumento CARMENES del que se espera constituya un importante avance científico tecnológico en astronomía, y contribuirá a que las instituciones y administraciones implicadas puedan explorar nuevas soluciones para el futuro de esta instalación después de 2018. Fuentes del CSIC se han mostrado muy satisfechas del acuerdo alcanzado.

Un experimento del CERN observa nuevas diferencias entre materia y antimateria

Instalaciones del detector LHCb. / CERN
Investigadores del experimento LHCb del Laboratorio Europeo de Física de Partículas han detectado la cuarta partícula que al desintegrarse ofrece pistas de por qué la materia domina sobre la antimateria. Se trata de B0s, según un estudio presentado hoy a la revista Physical Review Letters.

La colaboración científica LHCb del CERN ha presentado hoy un estudio en Physical Review Letters sobre la primera observación de la asimetría materia-antimateria en las desintegraciones de una partícula conocida como B0s. Es la cuarta partícula subatómica que muestra este comportamiento, tras detectarse el mismo fenómeno en los kaones, el mesón B0 y el meson B+.

El descubrimiento está relacionado con una ‘preferencia’ de la materia sobre la antimateria conocida como violación de la simetría CP, que podría explicar por qué existe más materia que antimateria en nuestro universo aunque en sus comienzos fuera la misma.

La simetría CP es la suma de la simetría C, que indica que las leyes de la física permanecerían invariables aunque se intercambiasen las partículas de carga positiva con las negativas, y la simetría P, que plantea que tampoco habría cambios si el universo fuera su imagen especular.

Ahora el experimento LHCb ha observado esta violación CP en la desintegración de las partículas B0s neutras. Los resultados se basan en el análisis de los datos recogidos por el experimento en 2011.

El agua hallada en Júpiter procede del impacto de un cometa

Aproximación del cometa Shoemaker-Levy 9 a Júpiter

El observatorio espacial Herschel de la ESA ha resuelto el misterio sobre el origen del agua presente en las capas más altas de la atmósfera de Júpiter, aportando pruebas concluyentes que indican que procede del impacto del cometa Shoemaker-Levy 9 en julio de 1994.

Durante aquella espectacular colisión, una cadena de 21 fragmentos del cometa se precipitaron sobre el hemisferio sur de Júpiter a lo largo de toda una semana, dejando unas oscuras cicatrices en la atmósfera del planeta que fueron visibles durante varias semanas.

Este imponente suceso fue la primera observación directa de una colisión fuera de nuestro propio planeta. Fue seguido en directo por astrónomos aficionados y profesionales de todo el mundo con la ayuda de telescopios en tierra y con el Telescopio Espacial NASA/ESA Hubble.

El Observatorio Espacial Infrarrojo de la ESA fue lanzado en 1995 y fue el primero en detectar y estudiar la presencia de agua en las capas más altas de la atmósfera de Júpiter. Por aquel entonces ya se presentó la hipótesis de que el agua podría proceder del cometa Shoemaker-Levy 9, pero faltaban pruebas que la respaldasen.

Los científicos fueron capaces de excluir un origen interno, como por ejemplo vapor de agua procedente de capas más bajas de la atmósfera del planeta, ya que el vapor no es capaz de atravesar la ‘trampa fría’ que separa la estratosfera de la capa visible de nubes en la troposfera de Júpiter.

martes, 23 de abril de 2013

Un Paseo por el Espacio: ¡descárgatelo gratis!

Descarga gratis el libro en este enlace

Un paseo por el espacio aproxima a todos los públicos los fundamentos de los ingenios y tecnologías espaciales, mostrando los beneficios que aportan a la calidad de vida de las personas. El libro es una publicación de la industria espacial española, representada en la Comisión de Proespacio de TEDAE, con la colaboración de la Agencia Espacial Europea.

 Un Paseo por el Espacio es un ejemplo más del esfuerzo divulgativo continuado de la industria espacial española, siempre muy activa a la hora de resaltar los beneficios que las infraestructuras espaciales proporcionan cotidianamente a nuestras vidas y que, sin embargo, pasan casi desapercibidos.

Un experimento subterráneo ofrece indicios de materia oscura

La colaboración internacional CDMS ha presentado durante una reunión de la Sociedad Americana de Física algunos resultados que podrían corresponder a colisiones de las hipotéticas partículas de materia oscura. Para realizar el estudio, en el que participan la Universidad Autónoma de Madrid y el Instituto de Física Teórica, se han usado detectores de silicio en una mina de Minnesota (EE UU).

Desde hace más de una década la colaboración internacional Búsqueda Criogénica de Materia Oscura (CDMS, por sus siglas en inglés) está a la caza de un nuevo tipo de materia, que no emite ni absorbe radiación electromagnética: la materia oscura. Constituye alrededor del 85 % de toda la materia del universo, pero sus interacciones son extremadamente débiles y es muy difícil de detectar.

Pero la semana pasada, en una reunión de la Sociedad Americana de Física, científicos de la colaboración CDMS han informado haber encontrado posibles indicios de estas partículas en sus detectores criogénicos, situados en las profundidades de una antigua mina de hierro en Minnesota, EE UU. La Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Instituto de Física Teórica (UAM-CSIC) son miembros de la colaboración.

Herschel y Hubble ofrecen una nueva perspectiva de la Nebulosa Cabeza de Caballo




El observatorio espacial Herschel de la ESA y el telescopio espacial NASA/ESA Hubble nos muestran el turbulento entorno de la Nebulosa Cabeza de Caballo desde una nueva perspectiva.

La Nebulosa Cabeza de Caballo se encuentra en la constelación de Orión, a unos 1.300 años luz de nuestro planeta, y es un objetivo muy popular tanto para los astrónomos aficionados como para los profesionales. Esta nebulosa se localiza al sur de la estrella Alnitak, la más oriental de las tres que conforman el famoso cinturón de Orión, y forma parte del enorme complejo de la Nube Molecular de Orión.

Herschel nos muestra la Nebulosa Cabeza de Caballo en la banda del infrarrojo lejano con un impresionante nivel de detalle. La nebulosa, a la derecha de la imagen, parece cabalgar como un ‘caballo blanco’ sobre las ondulaciones de las turbulentas nubes en las que se están formando nuevas estrellas.

 Este ‘caballo’ parece dirigirse hacia otro de los objetivos favoritos de los astrofotógrafos: NGC 2024, la Nebulosa de la Flama. Esta región de formación de estrellas parece ensombrecida por franjas de polvo oscuro en la banda de la luz visible, pero brilla en todo su esplendor en el infrarrojo lejano, como se puede ver en las imágenes tomadas por Herschel.

Cara a cara con Encélado


Una red de crestas y fosas congeladas cubren la cara de Encélado, la más enigmática de las lunas de hielo de Saturno.

Este primer plano de Encélado está basado en los datos tomados por la sonda internacional Cassini el 31 de enero de 2011, cuando se encontraba a una distancia de 81.000 kilómetros, procesados por el astrónomo aficionado Gordan Ugarkovic.

La imponente atracción gravitatoria de Saturno retuerce la capa de hielo que recubre a Encélado, formando crestas que se elevan sobre profundas fracturas.

La cavernosa cicatriz que se puede ver al sur, de un kilómetro de profundidad, sesga otras formaciones a su alrededor, lo que indica que es relativamente reciente. En contraste, la región plagada de cráteres del norte, dividida en dos por una franja de terreno estriado, indica que se trata de una superficie mucho más antigua que, de momento, ha logrado escapar del proceso de transformación al que está sometido el resto de la superficie de esta singular luna.

domingo, 21 de abril de 2013

El efecto fotoeléctrico

A finales del siglo XIX se sabía experimentalmente que cuando un haz de luz (en la región visible o ultravioleta del espectro) incidía sobre una superficie metálica, dicha superficie emitía electrones en un proceso conocido como efecto fotoeléctrico. A los electrones emitidos se les llama fotoelectrones. Hertz fue el primer científico en observar este fenómeno en 1887.
El fenómeno en sí no sorprendía a los científicos, puesto que si la luz es radiación electromagnética, es natural que el campo electromagnético generado por la onda luminosa ejerza una fuerza sobre los electrones del metal provocando el desprendimiento de alguno de ellos. Lo realmente misterioso de este fenómeno fue descubrir que la Energía Cinética (K) del electrón emitido era independiente de la intensidad de la luz, pero dependía de la frecuencia, aumentando linealmente con ella. Con la física clásica conocida entonces, no podía explicarse este fenómeno.

Algunas fotografías tomadas el pasado verano con CCD

El pasado día 26 de Agosto, realizamos una observación usando un telescopio EZG-60 con una cámara CCD QHY-IMG0H. A continuación os mostramos los resultados de las mismas. Todas ellas se realizaron desde Durango (Vizcaya) y cada imagen es la suma de 20 exposiciones de 8 segundos, apiladas mediante Deep Sky Stacker.


Cúmulo M 103.-  Es un cúmulo abierto situado a 8.500 años luz, M103 posee 15 años luz de extensión. Este enjambre estelar se aproxima hacia nosotros a 37 km/s. Se encuentra ne la constelación de Casiopea, cerca de la estrella Delta de Casiopea. Abajo, un detalle del cúmulo.


viernes, 19 de abril de 2013

Líridas 2013: la lluvia de estrellas de abril

En el mes de abril se produce la lluvia de estrellas de las Líridas. Los meteoros de esta lluvia tienden a ser muy brillantes con restos estelares muy persistentes ya que penetran profundamente en la atmósfera terrestre. En los últimos años se ha observado un promedio de 10 a 20 meteoros por hora.

Este fenómeno se produce cuando nuestro planeta, en su órbita alrededor del Sol, atraviesa los residuos polvorientos dejados por el cometa Thatcher. Este cometa fue descubierto el 5 de abril de 1861 por el astrónomo AE Thatcher de Nueva York. Por entonces contaba con una magnitud de 7,5 y se encontraba en dirección a la constelación de Draco. Fue descrito como "una nebulosa sin cola de 2 minutos de arco de diámetro, con una condensación central."

Su posterior estudio estableció que la órbita del cometa era elíptica y que su periodo era de 415 años.

Existen registros de la observación de esta lluvia desde el año 687 a.C, siendo uno de los eventos astronómicos más antiguos en registrarse. La THZ, o número máximo de meteoros observados en condiciones favorables, suele ser aproximadamente de entre 14 y 23 meteoros por hora lo que supone entre unos 8 y 15 meteoros por hora reales. En las mejores condicionas podrían observarse hasta tres meteoros por minuto. Pero en varios años se han observado estallidos que han elevado esta tasa a cifras muy superiores, como las ocurridas en 1803, 1922 y 1982. Por ejemplo, en 1982 se alcanzaron los 200 meteoros por hora. Por ello, los científicos clasifican a esta lluvia de estrellas como impredecible. ¿Qué ocurrirá este año?


Descubiertos dos exoplanetas en la zona habitable de una estrella


Un equipo internacional, liderado desde el Centro de Investigación Ames de la NASA, ha descubierto cinco planetas orbitando la estrella Kepler-62. Los dos más exteriores son un poco más grandes que la Tierra y están en la zona habitable, por lo que podrían albergar agua líquida. El telescopio espacial Kepler ha hecho posible el hallazgo, junto al de otro sistema planetario, Kepler-69, con dos exoplanetas y uno en zona habitable.

"Un sistema de cinco planetas, de los cuales dos tienen un radio 1,41 y 1,61 veces superior al de la Tierra y están en la zona habitable”. Este es el título de un estudio que investigadores internacionales publican esta semana en Science.

El hallazgo ha sido posible gracias a las observaciones del telescopio espacial Kepler de la NASA. La estrella anfitriona es Kepler-62 y los dos planetas protagonistas se han bautizado como Kepler-62 e y f, orbitando más lejos que sus compañeros b, c y d.

A Kepler-62 e y f llega un flujo solar desde su estrella parecido al que reciben Venus y Marte por parte de nuestro Sol. Respectivamente, los dos exoplanetas reciben alrededor de 1,2 y 0,41 veces la radiación solar que alcanza la Tierra.

El casquete polar antártico tiene 33,6 millones de años

Sedimentos recuperados durante la expedición Integrated Ocean Drilling Program en Wilkes Land,  Antártida.
El casquete de hielo continental antártico surgió por primera vez durante el Oligoceno hace 33,6 millones de años, según demuestran los datos de una expedición internacional liderada por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

La expedición internacional Integrated Ocean Drilling Program coordinada Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha obtenido información de los sedimentos de las profundidades del hielo antártico hasta determinar que el casquete polar de esta región tiene 33,6 millones de años. El hallazgo acaba de ser publicado en la revista Science.

Antes de que el hielo se asentara sobre el continente antártico, la Tierra era un lugar cálido de clima tropical. En esta región, el plancton gozaba de gran diversidad hasta que la glaciación redujo estas poblaciones a solo aquellas capaces de sobrevivir en el nuevo clima.

La expedición internacional ha obtenido esta información gracias a la historia paleoclimática que se conserva en los estratos de sedimento de las profundidades antárticas.

Descubren una nueva forma de controlar la dirección de propagación de la luz guiada

 
Científicos de la Universidad Politécnica de Valencia y del King's College de Londres (Reino Unido) han desarrollado una nueva forma de controlar la dirección de propagación de la luz guiada a un nivel sin precedentes. Sus resultados abren la puerta al control muy eficiente y a alta velocidad de la dirección de propagación de la luz en guías de onda y fibras ópticas.

En un artículo publicado en la revista Science, los investigadores del Centro de Tecnología Nanofotónica  de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) Francisco José Rodríguez y Alejandro Martínez muestran cómo un movimiento circular de cargas cercano a una superficie metálica permite que la luz se propague sobre la superficie en una dirección determinada por la rotación de las cargas.

El efecto es similar a un molino de agua situado sobre un río: la dirección del agua provoca que las aspas del molino giren en un cierto sentido. Si el canal de agua no tuviese inclinación, el movimiento de rotación del molino determinaría hacia qué dirección corre el agua. “El descubrimiento es realmente sorprendente dado que la dirección de propagación de la luz no se había controlado de esta forma hasta ahora”, apunta Alejandro Martínez.

jueves, 18 de abril de 2013

Observación de la Luna y Júpiter con CCD

Anoche, Verónica Casanova y yo tuvimos la ocasión de disfrutar de una noche despejada, cosa que últimamente es extraño. Dedicamos la sesión de observación a la Luna y a Júpiter. Pronto descubrimos que la turbulencia iba a impedir sacar buenos resultados. No obstante aquí os los mostramos. Todas las imágenes fueron tomadas usando un Meade ETX105 (focal 1450 mm) y una CCD QHY-IMG0H acoplada a foco primario. El programa de captura usado es el EZPlanetary y para su procesado, Registax 5.

En esta primera imagen, os mostramos la Luna, en fase creciente. Corresponde a la región sur, en concreto se pueden ver los cráteres Maurolycus y Stöfler.


En el siguiente vídeo os podéis hacer fácilmente idea de como afectaba la turbulencia a la calidad de la imagen.

Una enorme factoría de estrellas del universo primitivo desafía las teorías sobre la formación de galaxias

Al fondo, se aprecia una imagen obtenida a partir de las observaciones con el instrumento SPIRE de Herschel, el telescopio espacial de la Agencia Espacial Europea. Cada punto brillante es una galaxia distante con alta formación estelar. En el extremo derecho,  varios recuadros muestran una porción de lo observado con SPIRE. La mancha roja, apreciable especialmente en el recuadro inferior de la derecha, es HFLS3.En el centro, al frente, otro recuadro muestra la imagen en rango visible obtenida con el GTC. A la izquierda se representa la emisión de las estrellas en HFLS3 y en una galaxia cercana  en el infrarrojo cercano (en naranja), observada con el telescopio Keck  y la emisión del polvo frío y gas (en azul) en ondas milimétricas observada con el interferómetro PdBI de IRAM. Crédito: ESA/Herschel/HerMES/IRAM/IAC/GTC/W.M. Keck Observatory

Un estudio, con participación del IAC, detecta la galaxia con formación estelar explosiva más distante conocida, que arrancó su producción cuando el universo era muy joven

Mientras la Vía Láctea crea una estrella al año, esta galaxia produce unas 3.000 estrellas en ese mismo periodo de tiempo

El hallazgo supone todo un desafío para las teorías que explican la formación y evolución de galaxias, que estiman que una galaxia de estas características no puede existir tan pronto

La Vía Láctea es capaz de formar una estrella al año, aproximadamente. La nueva galaxia que ha identificado un estudio, con participación del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y de la Universidad de La Laguna (ULL), ‘fabrica’ unas 3.000 en ese mismo periodo de tiempo. Lo significativo de esta nueva gigantesca factoría estelar es que se trata de la galaxia con formación estelar explosiva más distante conocida, que comenzó la producción masiva de estrellas cuando el universo era muy joven, con apenas un 6,5% de su edad actual. El hallazgo supone todo un desafío para las teorías que explican la formación y evolución de galaxias, que estiman que un objeto de estas características no puede existir tan pronto. La investigación, que se ha apoyado en observaciones del Gran Telescopio CANARIAS (GTC) aparece publicada en el último número de la revista ‘Nature’.

ALMA localiza galaxias tempranas en tiempo récord


Un equipo de astrónomos ha utilizado el nuevo conjunto ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) para localizar la ubicación de 100 de las galaxias con mayor formación estelar del universo temprano. ALMA es tan potente que, en solo unas horas, ha podido observar estas galaxias tantas veces como lo han hecho todos los telescopios de su tipo del mundo entero durante un periodo de más de una década.

El estallido de nacimientos estelares más fértil del universo temprano tuvo lugar en galaxias distantes que contenían gran cantidad de polvo cósmico. Estas galaxias tienen una importancia clave para nuestro conocimiento de la formación y evolución de las galaxias a lo largo de la historia del Universo, pero el polvo las oscurece y hace difícil su identificación con telescopios de luz visible. Para lograrlo, los astrónomos deben utilizar telescopios que observen la luz en longitudes de onda más largas, en torno a un milímetro, como hace ALMA.

“Los astrónomos han esperado este tipo de datos durante una década. ALMA es tan potente que ha revolucionado la forma en que observamos esas galaxias, incluso cuando el conjunto del telescopio aún no había terminado de completarse, como fue el caso de estas observaciones”, afirma Jacqueline Hodge (Instituto Max-Planck de Astronomía, Alemania) autora principal del artículo que presenta los resultados de  ALMA.

La actividad solar desencadena impresionantes auroras

Una hermosa aurora boreal ilumina el cielo sobre el paisaje nevado de Tromsø, Noruega.
Estos coloridos espectáculos se producen cuando las partículas del viento solar, con carga eléctrica, son canalizadas por las líneas del campo magnético terrestre hasta chocar con los átomos de las capas más altas de nuestra atmósfera. Cuando impactan con átomos de oxígeno se produce un resplandor verde, como el de esta imagen.

Hace siglos que se conoce la relación entre las auroras y la actividad solar, pero los satélites han permitido a los científicos empezar a descifrar los mecanismos físicos que las provocan.

El cuarteto de satélites Clúster de la ESA vuela en formación en órbita a la Tierra, surcando su entorno magnético para estudiar la conexión entre el Sol y nuestro planeta.

Viaje a través de la escala del Universo


¿Habéis querido alguna vez poder vislumbrar en un único viaje algo tan pequeño como un neutrino, y las enormes galaxias que pueblan el Universo?

En The Scale of the Universe 2 podéis realizar este viaje desde el micromundo hasta el macromundo, visitando desde una cuerda hasta el Universo visible.

miércoles, 17 de abril de 2013

Estrellas supergigantes moribundas implicadas en explosiones de rayos gamma de varias horas


Tres explosiones estelares inusualmente duraderas descubiertas por el satélite Swift de la NASA representan un clase de explosiones de rayos gamma (GRBs) no identificadas anteriormente. Dos equipos internacionales de astrónomos que han estudiado estos eventos han concluido que parecen proceder de la muerte catastrófica de estrellas supergigantes cientos de veces mayores que el Sol.
 
Los astrónomos discutieron sus descubrimientos el pasado martes durante el simposio Huntsville sobre Explosiones de rayos gamma 2013, en Nashville (Tenn.), una reunión organizada por la Universidad de Alabama en Huntsville y por las misiones Swift y el Fermi Gamma-ray Space Telescope de la NASA. Los GRBs son las explosiones más luminosas y misteriosas en el Universo. Las explosiones emiten pulsos de rayos gamma -la forma más potente de luz- y rayos X, y producen efectos que pueden luego ser observados en energías de longitudes de onda ópticas y radio. El Swift, el Fermi y otras sondas detectan de media cerca de un GRB cada día. Tal y como indica Bruce Gendre, investigador actualmente asociado con el Centro Nacional Francés para Investigaciones Científicas y quien lideró este estudio durante su estancia en el Centro de Datos Científicos de la Agencia Espacial Italiana en Frascati (Italia), "Hemos visto miles de explosiones de rayos gamma durante las pasadas cuatro décadas, pero solo ahora vemos una imagen clara de lo extremos que estos eventos pueden llegar a ser". Antes del lanzamiento en 2004 del Swift, los instrumentos a bordo de los satélites eran mucho menos sensibles a las explosiones de rayos gamma de modo que dejaron un menor registro.
 

martes, 16 de abril de 2013

Descubierta una estrella binaria que podría ser la más masiva conocida hasta la fecha


 Un equipo de astrónomos ha observado una estrella binaria cuyas componentes tienen una masa equivalente a 200 y 300 veces la masa del Sol, lo que convertiría a esta pareja en la estrella binaria más masiva conocida hasta la fecha. Los resultados de este estudio, liderado por Hugues Sana, astrónomo de la Universidad de Amsterdam, y el estudiante Tayo van Boeckel, han sido publicados en la revista Monthly Notices de la Royal Astronomical Society.

Denominada R144, esta estrella se puede observar en un área exterior de la región de formación estelar 30 Doradus, situada en la Gran Nube de Magallanes. En el centro de esta región se encuentran un tipo particular de estrellas que comparten un patrón característico en las líneas espectrales y que son conocidas como estrellas Wolf-Rayet, contando cada una de ellas con unas 250 masas solares.

R144 es la fuente de luz visual más brillante de esta región de formación estelar, y que además, irradia en rayos X. Estas emisiones indicaron a los astrónomos que R144 podría tratarse de una estrella doble. Esta suposición se ha confirmado gracias al descubrimiento de un periodo en las variaciones del espectro.
 

¿Qué son los meteoros?

 Meteoro, en su uso astronómico, es un concepto que se reserva para distinguir el fenómeno luminoso que se produce cuando un meteoroide atraviesa nuestra atmósfera. Es sinónimo de estrella fugaz, término impropio, ya que no se trata de estrellas que se desprendan de la bóveda celeste.

La aparición de meteoros es un hecho muy frecuente y generalmente se ven a simple vista, con excepción de los llamados meteoros telescópicos que necesitan de al menos unos binoculares para su observación.

 En una noche oscura y despejada se pueden detectar sin ayuda de instrumentos hasta 10 meteoros por hora, pero a intervalos irregulares (pueden pasar diez o veinte minutos sin que observe ninguno); sin embargo, en las épocas denominadas de lluvia de estrellas se llegan a observar de 10 a 60 por hora (uno cada minuto). La contaminación lumínica hace que en las ciudades sea muy difícil disfrutar de este tipo de observaciones. También la presencia de la Luna, sobre todo en su fase llena, impide la observación de los meteoros.


viernes, 12 de abril de 2013

Estrellas con aforo completo de planetas

 Un nuevo estudio sostiene que los planetas situados alrededor de otras estrellas comparten una historia evolutiva similar a la de los ocho planetas del Sistema Solar.

"Este estudio apoya los resultados que se han ido acumulando durante mucho tiempo", comentó Jack Lissauer, un científico espacial de la NASA que no participó en el estudio. En 2011, descubrió Kepler-11, una estrella con planetas orbitando tan cerca de ella que cinco de ellos se encuentran más cerca de la estrella que Mercurio del Sol.

Hace unos 25 años, los astrofísicos se percataron de que los planetas del Sistema Solar poseen unas órbitas que se tambalean al borde de la inestabilidad. Si añadimos otro planeta a nuestro Sistema, las fuerzas que se generarían entre ellos, mediante un tira y afloja gravitatorio, provocarían o que los planetas salieran expulsados del Sistema, o  que algunos colisionaran entre sí.

En otras palabras: nuestro Sistema Solar tiene completo su aforo de planetas.

Los científicos creen que este estado repleto se consolidó poco después de la formación del Sistema Solar hace 4,5 mil millones de años. La nebulosa protoplanetaria que dio vida a nuestro Sistema formó primero innumerables protoplanetas que compitieron entre sí por conservar su posición mediante colisiones con otros cuerpos que provocaron migraciones y eyecciones. Al final, tras esta batalla sólo sobrevivieron los ocho planetas que conocemos, espaciados lo suficiente como para no permitir la presencia de ningún otro planeta.

jueves, 11 de abril de 2013

¿Cómo adquieren los planetas rocosos sus atmósferas?



Un nuevo estudio de como el carbono es atrapado y liberado por el magma volcánico rico en hierro muestra indicios sobre la evolución en etapas tempranas de la atmósfera de Marte y otros cuerpo de tipo terrestre.

La composición de la atmósfera planetaria tiene sus raíces bajo su superficie. Cuando se funden los materiales del manto para formar el magma, captura el carbono de la sub-superficie. A medida que el magma asciende hacia la superficie y se reduce la presión, el carbono es liberado en forma de gas. En la Tierra, el carbono es capturado por el magma como carbonato y dióxido de carbono desgasificado, un gas de efecto invernadero que ayuda a la atmósfera terrestre la captura del calor procedente del Sol. Pero en que forma el carbono es transferido  desde las capas inferiores a la atmósfera en otros planetas -y como esto puede influir en la condiciones del efecto invernadero- aún no está comprendido del todo.

Tal y como indica Alberto Saal, profesor de ciencias geológicas en la Brown University y uno de los autores del estudio, "Sabemos que el carbono va del manto sólido al magma líquido, de líquido a gas y entonces es liberado. Queremos entender como las diferentes especies de carbono que son formadas en las condiciones relevantes para el planeta, afectan a la transferencia".

Cráteres gemelos en Marte

El cráter Arima y su gemelo

Los hoyos en el centro de estos dos grandes cráteres, fotografiados por la sonda Mars Express de la ESA el pasado 4 de enero, son el resultado de dramáticas explosiones subterráneas que podrían estar relacionadas con la presencia de agua helada bajo la superficie del Planeta Rojo.

Estos cráteres ‘gemelos’ se encuentran en la región de Thaumasia Planum, una gran meseta al sur de Valles Marineris, el mayor cañón del Sistema Solar.

El cráter del norte (a la derecha, en esta imagen) fue bautizado con el nombre de Arima a principios de 2012; el del sur (a la izquierda) sigue sin nombre. Los dos tienen más de 50 kilómetros de diámetro y presentan complejas estructuras en su interior.

El cráter del sur se muestra aquí en perspectiva, desvelando las estructuras en su interior con gran nivel de detalle.

Vista en perspectiva del interior del cráter

Perfeccionan el método matemático de simulación del sistema solar

Investigadores de la Universidad del País Vasco han desarrollado modelos matemáticos con el fin de perfeccionar una simulación que muestra la evolución del sistema solar a través del tiempo. Los métodos propuestos permiten realizar cálculos de simulación de manera más rápida y precisa.

Un equipo de investigadores de la Facultad de Informática de la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) ha desarrollado modelos matemáticos con el objetivo de perfeccionar una simulación que muestra la evolución del sistema solar a través del tiempo.

Según los científicos, los nuevos métodos propuestos, que han sido publicados en la revista Applied Numerical Mathematics, permiten realizar cálculos de simulación de manera más rápida y precisa.

Los responsables del proyecto señalan que la metodología seguida es un claro ejemplo de interdisciplinariedad y de colaboración, ya que han participado matemáticos, informáticos, físicos y astrónomos, y, aunque gran parte del trabajo se ha realizado en la UPV/EHU, también han tomado parte las universidades de Valencia y Castellón y el Observatorio de París.

miércoles, 10 de abril de 2013

Los volcanes de la luna Io no están donde deberían

 Io, una luna de Júpiter, es el mundo con mayor actividad volcánica del Sistema Solar. Cuenta con cientos de volcanes, algunos de los cuales producen erupciones que alcanzan los 250 kilómetros de altura. Sin embargo, esta actividad volcánica se encuentra significativamente desplazada del lugar en el que debería darse según los modelos elaborados por los científicos.

Io se encuentra atrapado gravitatoriamente en un tira y afloja con Júpiter, Europa y Ganímedes, dos lunas vecinas que orbitan más lejos del planeta gigante. Io completa una orbita alrededor de Júpiter por cada dos órbitas de Europa y cuatro de Ganímedes. Esta resonancia provoca en la luna una fuerte atracción gravitatoria siempre en la misma ubicación orbital, lo que causa una distorsión de forma oval en la órbita de Io. Esto a su vez, provoca que Io se flexione mientras se mueve alrededor de Júpiter.

 Por ejemplo, cuando Io se acerca a Júpiter, la poderosa gravedad del planeta gigante deforma la luna hacia él, para que posteriormente, cuando Io se aleja de Júpiter, se relaje su estructura a medida que disminuye este tirón gravitatorio. Esta flexión por gravedad provoca un calentamiento por fuerzas de marea, lo que genera la tan conocida actividad volcánica de la luna.

Descubren por primera vez un sistema planetario y un disco de escombros alrededor de una estrella "jubilada"

Kappa Coronae Borealis.Credito: ESA/Bonsor et al (2013)
El telescopio espacial Herschel, de la ESA, ha proporcionado las primeras imágenes de un cinturón de polvo y escombros producido por continúas colisiones entre los asteroides y cometas que orbitan en torno a una estrella subgigante conocida por los astrofísicos por albergar un sistema planetario.

Después de miles de millones de años quemando hidrógeno de manera constante en sus núcleos, las estrella como el Sol agotan esta reserva de material, comenzando entonces a quemar el resto de elementos que albergan en su interior. Cuando esto sucede,  la estrella comienza ha hincharse hasta convertirse en lo que se denomina una estrella subgigante, que más tarde, acabará convirtiéndose en una gigante roja.

Los científicos esperaban que durante la etapa de estrella subgigante, los planetas, asteroides y cometas que orbitaran alrededor de estos cuerpos "jubilados" sobrevivieran, pero para demostrarlo es necesario realizar observaciones y analizar los datos aportados por los diferentes instrumentos. Uno de los métodos empleados por los científicos es precisamente ver lo qué ocurre en los discos de polvo que rodean a las estrellas.

Gracias a la capacidad de Herschel para observar en las longitudes de onda del infrarrojo, los astrónomos han sido capaces de observar alrededor de la estrella Kappa Coronas Borealis (Kappa CrB, o Kappa Cor Bor) un disco de restos polvorientos.

La estrella posee 1,5 masas solares, y cuenta con una edad de 2,5 mil millones de años, encontrándose a unos 100 años luz de distancia.

Las estrellas guardan "memoria" de su infancia en las etapas finales


Se ha descubierto que una característica presente al inicio de la vida de las estrellas desaparece durante su etapa adulta para emerger de nuevo en las fases de estrellas de neutrones y enanas blancas.

A lo largo de su vida, las estrellas sufren cambios en su masa, presión, composición y estructura interna para, al agotar su combustible y dependiendo de su masa inicial, dar lugar a un objeto compacto como una enana blanca, una estrella de neutrones o un agujero negro. Podría pensarse que esta agitada evolución, que incluye episodios explosivos como el de supernova en el caso de estrellas masivas, debería impedir que las estrellas conservaran al final de su vida características de sus primeras etapas. Sin embargo, un estudio realizado por Antonio Claret, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), concluye que, en cierto sentido, las estrellas tienen "recuerdos".

Esta memoria (en términos matemáticos, la función gamma) guarda relación con tres parámetros estelares: por un lado, la energía potencial de la estrella, que surge del hecho de que sea una esfera de gas autogravitante; por otro, su momento de inercia, que describe su resistencia a girar y está ligado a cómo se distribuye la masa en su interior (algo parecido al caso de una patinadora, que puede modificar su velocidad de rotación estirando o contrayendo los brazos); y, finalmente, el grado de compacidad.

Una fantasmal burbuja verde


Esta nueva y fascinante imagen, obtenida por el telescopio VLT (Very Large Telescope) de ESO, muestra la verde y brillante nebulosa planetaria IC 1295 rodeando a una débil estrella moribunda, situada a unos 3.300 años luz, en la constelación de Scutum (El Escudo). Es la imagen más precisa jamás obtenida de este objeto.

Las estrellas del tamaño del Sol acaban sus vidas como pequeñas y débiles estrellas enanas blancas. Pero, en la recta final, camino de su retiro, sus atmósferas son lanzadas al espacio. Durante unas decenas de miles de años se ven rodeadas por una espectacular y colorida nube brillante de gas ionizado conocida como nebulosa planetaria.

En esta nueva imagen obtenida por el VLT vemos la nebulosa planetaria IC 1295, que se encuentra en la constelación de Scutum (El Escudo). Tiene la extraña característica de estar rodeada por múltiples capas que hacen que parezca un microorganismo visto con microscopio, siendo las capas las membranas de la célula.

Agitando a ExoMars

l módulo EDM de ExoMars preparado para el ensayo de vibración
El modelo estructural de EDM, el módulo demostrador de entrada, descenso y aterrizaje en Marte de la ESA para la misión ExoMars de 2016, ha sido sometido a una intensa campaña de ensayos de vibración para simular las condiciones a las que se tendrá que enfrentar durante su viaje al Planeta Rojo.

El módulo EDM viajará a Marte junto al Satélite para el estudio de Gases Traza (TGO), y servirá para probar tecnologías clave para el aterrizaje del vehículo de exploración de la misión ExoMars de 2018, y de futuras misiones al Planeta Rojo.

El satélite TGO buscará rastros de metano y de otros gases atmosféricos que podrían indicar la presencia de procesos biológicos o geológicos todavía activos, y también servirá para retransmitir los datos de EDM y del vehículo de exploración de la misión ExoMars de 2018, que será capaz de perforar hasta 2 metros de profundidad para buscar pruebas de la existencia de vida en algún momento de la historia de Marte.

Antes de su lanzamiento, cada componente de la misión tiene que superar una larga serie de rigurosos ensayos para garantizar que será capaz de sobrevivir al viaje de la Tierra a la superficie de Marte.

lunes, 8 de abril de 2013

Un superordenador ayuda a la misión Planck estudiar la luz más antigüa



Al igual que los arqueólogos que excavan cuidadosamente para buscar fósiles, los científicos con la misión Planck están analizando a través del desorden cósmico la luz más antigüa del Universo.

El Telescopio Espacial Planck ha creado el mapa celeste más preciso de la luz más antigüa jamás creado, viajando a los comienzos del tiempo. Esta luz, llamada fondo cósmico de microondas, ha viajado 13.800 millones de años antes de llegar hasta nosotros. Es un punto tan lejano que Planck observa cada punto del firmamento de media unas 1.000 veces para capturarlo. La tarea es incluso más compleja que excavar para buscar fósiles debido a que justo todo en nuestro Universo está entre nosotros y dicha luz.

Uno de los aspectos que lo complica es el llamado "ruido" de los detectores de Planck y que debe ser tenido en cuenta. En este punto es donde un superordenador puede ayudar. Los superordenadores son los ordenadores más potentes del mundo, desarrollando cantidades masivas de cálculos en poco tiempo. Tal y como dice Julian Borrill, del Lawrence Berkeley National Laboratory (Berkeley, California), "Hasta ahora, Planck ha realizado cerca de un billón de observaciones de mil millones de puntos del firmamento. Entender este elevado volumen de datos requiere un superordenador de última tecnología".

Confirmada observacionalmente la explosión supernova de una estrella supergigante amarilla


Los resultados observacionales del Telescopio Espacial Hubble anunciados en Marzo de 2013 confirmaron la predicción teórica del equipo de Bersten (Kavli Institute for the Physics and Mathematics of the Universe) mediante la localización de una estrella supergigante amarilla en la localización de la supernova SN 2011dh, en la famosa y cercana galaxia M51, la cual fue la estrella que explotó.

La naturaleza de la estrella progenitora (o sistema progenitor) de las supernovas por colapso del núcleo y el origen su diversidad son cuestiones abiertas de importancia en el campo de la astrofísica. Se creía que muchas estrellas masivas explotan cuando llegan a ser supergigantes rojas, o alternativamente, estrellas azules compactas (las conocidas como estrellas Wolf-Rayet). La supernova SN 2011dh que apareció en la galaxia M51 mostró una historia diferente. Dos grupos independientes de astrónomos detectaron una supergigante amarilla (en adelante YSG -Yellow SuperGiant-) en las imágenes archivadas con el Telescopio Espacial Hubble (HST) antes de la explosión supernova y cuya localización coincidía con mucha precisión con el lugar de la supernova. La pregunta que entonces surgió es como dicha estrella pudo terminar en una explosión supernova. La fase YSG es intermedia y de corta duración en los modelos evolutivos de estrellas individuales, durante la cual no se espera que ocurran explosiones supernova.

Resonancias orbitales en el Sistema Solar.

En mecánica celeste, se dice que hay resonancia orbital cuando las órbitas de dos cuerpos tienen períodos cuya razón es una fracción de números enteros simple. Ello significa que se ejercen una influencia gravitatoria regular. Las resonancias tienen un doble efecto: en algunos casos estabiliza y en otros desestabiliza las órbitas. En el Sistema Solar tenemos muchos ejemplos de resonancias. Vamos a repasar los casos más llamativos e importantes.

Ejemplos estabilizadores:

-Júpiter y Saturno tienen los periodos orbitales en una resonancia 5:2. Ello significa que cada 5 vueltas al Sol que da Júpiter, Saturno da 2.



-Las lunas de Júpiter Ganímedes, Europa, e Ío están en una resonancia orbital 1:2:4.



viernes, 5 de abril de 2013

El Hubble detecta la supernova más distante


Hace mucho tiempo, más de 10.000 millones de años, en una galaxia muy, muy lejana, explotó una estrella con tanta fuerza que durante un tiempo brilló mil millones de veces más que el Sol. Aquel potente ‘faro de la radiación' ha llegado ahora a la Tierra y lo ha captado el telescopio espacial Hubble. Se trata de la supernova UDS10Wil, bautizada como Wilson en honor al presidente estadounidense W. Wilson, la más lejana –y por tanto la más antigua– detectada hasta la fecha en el universo. "El nuevo récord de distancia abre una ventana al universo temprano, ofreciendo nuevas e importantes pistas sobre cómo explotan estas estrellas", destaca el astrónomo David O. Jones de la Universidad Johns Hopkins (EE UU) y autor principal del estudio. Además, la supernova Wilson pertenece a la clase Ia, cuyos integrantes ofrecen un nivel constante de brillo muy útil para medir las distancias en el universo y su expansión, en el que se supone interviene la misteriosa energía oscura.


Enlace original: SINC.

jueves, 4 de abril de 2013

Nueva fotografía de encélado


Fotografía tomada en pasado 2 de abril por la sonda Cassini de la luna Encélado, a 831.521 kilómetros de distancia, en la que se aprecia uno de los famosos jets que emergen de las denominadas "rayas de tigre".

Comparación del tamaño entre algunas galaxias

Ampliar tamaño

El astrofísico Rhys Taylor ha medido el tamaño de 25 galaxias, incluida la Vía Láctea, utilizando imágenes de la NASA y la ESA.

"Traté de conseguir una buena colección de objetos conocidos e interesantes", explica Taylor. "Para evaluar el tamaño de las galaxias necesité imágenes de alta resolución que abarcaban completamente la extensión de todo el objeto".

La galaxia más grande conocida hasta ahora es IC 1101. Posee 50 veces el tamaño de la Vía Láctea y es 2.000 veces más masiva. Engulliría la Gran Nube de Magallanes, la Pequeña Nube de Magallanes, la galaxia de Andrómeda y la Galaxia del Triángulo. IC 1101 debe su tamaño a colisiones de galaxias mucho más pequeñas, sobre del tamaño de las galaxias de Andrómeda y la Vía Láctea. 

"Soles" jóvenes brillan en rayos X en la Pequeña Nube de Magallanes


Un grupo internacional de astrónomos, con la participación de Martín A. Guerrero Roncel, del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC), ha observado con el satélite de rayos X Chandra el "Ala", una región de la Pequeña Nube de Magallanes -una galaxia enana satélite a la Vía Láctea- donde se ha hallado, por primera vez fuera de nuestra galaxia, emisión en rayos X procedente de estrellas jóvenes de masa similar a la del Sol.

 El Ala constituye una región idónea para estudiar el ciclo de vida de las estrellas, ya que se trata de una zona con bajo contenido en metales (elementos más pesados que el hidrógeno y el helio) y con menor proporción de gas, polvo y estrellas que la mayoría de regiones de la Vía Láctea. Estas condiciones, además de características de las galaxias irregulares, son similares a las que, se cree, presentaba el universo primitivo.

miércoles, 3 de abril de 2013

Detectada la mayor cantidad de antimateria en el espacio

El espectrómetro AMS (arriba en el centro) sobre la Estación Espacial Internacional. / NASA.
El equipo del Espectrómetro Magnético Alfa (AMS), un potente detector acoplado a la Estación Espacial Internacional, ha anunciado hoy en el CERN que han medido un exceso de 400.000 positrones, el mayor número de partículas de antimateria registrado hasta ahora en el espacio. La duda es si proceden de colisiones entre partículas de materia oscura o de los púlsares, estrellas de neutrones que emiten radiación.

Los primeros resultados sobre la búsqueda de materia oscura que el Espectrómetro Magnético Alfa (AMS) está efectuando desde la Estación Espacial Internacional revelan un exceso de positrones –la antipartícula del electrón– en el flujo de rayos cósmicos.

El estudio se publicará en la revista Physical Review Letters, pero hoy el portavoz de la colaboración científica AMS, el profesor Samuel Ting, lo ha presentado en el Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN).

La Vía Láctea podría tener 2.000 agujeros negros en su halo


Posible distribución de los agujeros negros en el halo de la Vía Láctea

Valery Rashkov y Piero Madau, científicos de la Universidad de California, sugieren tras realizar una exhaustiva investigación, que la Vía láctea podría probablemente poseer entre 70 y 2.000 agujeros negros de masa intermedia en su halo.

El halo galáctico es la región del espacio que rodea las galaxias espirales. La mayor parte de las estrellas en una galaxia espiral se hallan situadas cerca de un único plano (el plano galáctico), en órbitas más o menos circulares en torno al centro de la galaxia (núcleo galáctico), o bien en una zona esferoidal que rodea el núcleo (bulbo galáctico). Sin embargo, algunas estrellas están situadas en un halo, también de forma esferoidal, que rodea la galaxia. Más allá de la parte visible del halo galáctico, existe una región mucho más extensa, conocida bajo el nombre de halo sombrío, halo extenso o corona galáctica, que contiene grandes cantidades de materia oscura.

Los astrofísicos llegaron a esta conclusión tras elaborar una simulación informática que modela la fusión de las galaxias enanas que finalmente dieron lugar a la Vía Láctea. Rashkov y Madau explican que en sus simulaciones tuvieron en cuenta la presencia de un agujero negro principal en el centro de las galaxias enanas que participaron en las sucesivas fusiones. En algunos casos, estos agujeros negros centrales acababan combinándose con el del cuerpo principal, pero en otras ocasiones este acoplamiento no funcionó. Debido a las ondas gravitacionales generadas por estas colisiones, los agujeros negros más pequeños podrían haber sido expulsados, viajando hasta los confines de la galaxia donde residirían solos en el espacio.

El despertar de un agujero negro


Los astrónomos han sido testigos del despertar de un agujero negro, tras décadas de inactividad. El agujero negro ha devorado un objeto de baja masa -una enana marrón o un planeta gigante- que se le acercó demasiado. Un fenómeno similar ocurrirá pronto con el agujero negro situado en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, que engullirá una nube de gas.

El telescopio espacial de la ESA Integral fue el primero en alertar del despertar del agujero negro en la galaxia NGC4845, a 47 millones de años luz de distancia. Los telescopios XMM-Newton, de la ESA; Swift, de la NASA; y el detector de rayos X japonés MAXI, a bordo de la Estación Espacial Internacional, también han observado el fenómeno.

Los astrónomos estaban observando otra galaxia con Integral, cuando detectaron un destello muy brillante en rayos X procedente de otra región en el mismo campo de visión. XMM-Newton confirmó que la fuente era NGC4845, una galaxia que nunca había sido detectada en altas energías.

¿En ruta de colisión? Un cometa se dirige hacia Marte



A lo largo del tiempo, las naciones de la Tierra que cuentan con tecnología espacial han enviado docenas de sondas y vehículos exploradores a Marte. Hoy en día, hay tres satélites activos circulando alrededor del Planeta Rojo mientras dos vehículos exploradores, Opportunity (Oportunidad, en idioma español) y Curiosity (Curiosidad, en idioma español), se desplazan debajo de ellos, sobre las rojas arenas. Marte es seco, desierto y aparentemente carece de vida.

Pronto, estos dispositivos podrían hallarse explorando un tipo de mundo muy distinto.

"Hay una pequeña pero nada despreciable probabilidad de que el cometa 2013 A1 se estrelle contra Marte en octubre de 2014", dice Don Yeomans, del Programa de Objetos Cercanos a la Tierra (Near-Earth Object Program, en idioma inglés), de la NASA, en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés). "Las soluciones actuales sugieren que hay una probabilidad en dos mil de que esto suceda".

El núcleo del cometa tiene probablemente de 1 a 3 kilómetros de diámetro y se aproxima a gran velocidad, alrededor de 56 km/seg (aproximadamente 125.000 millas por hora). "Si llegara a chocar contra Marte, produciría una explosión con una energía equivalente a 35 millones de megatones de dinamita", estima Yeomans.

martes, 2 de abril de 2013

Clasificación de los meteoritos

Aunque hay diversas clasificaciones, una de las más importantes es la que recoge los aspectos de composición y procedencia  de los meteoritos. En esta división podemos encontrar:

1) Primitivos: es el material más primitivo de nuestro sistema solar (tienen varios miles de millones de años) que se han mantenido prácticamente inalteradas desde que se formaron, es decir, nunca han sufrido procesos de fusión o diferenciación. Se cree que se formaron por condensación directa de la nébula solar y a partir de ellas se formaron los cuerpos de nuestro sistema solar. Es decir, estos meteoritos son muchos más antiguos que las rocas que componen nuestro planeta, por lo que pueden darnos información sobre la composición y los procesos físico-químicos que se dieron en el Sistema Solar primitivo. Los meteoritos primitivos constituyen el 86% de los meteoritos encontrados.
En general, estos meteoritos se denominan condritas porque en su estructura encontramos mayoritariamente una amalgama de esférulas vítreas de naturaleza ígnea que se denominan cóndrulos.
Los procesos que calentaron los materiales primigenios para fundirlos y así crear los componentes de las condritas fueron muy variados y posiblemente fueron variando con el tiempo. Por un lado, el Sol recién nacido era fuente de intensos campos magnéticos, de un flujo continuo de partículas de radiación electromagnética muy energética.
 Existen diferentes clases de condritas  debido a que no todas ellas poseen materiales inalterados cuyos componentes sean completamente representativos de los materiales primigenios, pues buena parte de ellas sufrieron algún tipo de alteración en sus cuerpos progenitores.
Condrita NWA 869.

-Las condritas ordinarias: son las condritas más comunes que han llegado hasta la Tierra. En su composición encontramos hierros y silicatos. Suelen proceder de asteroides pequeños y se clasifican por su composición proporcional de hierro.

-Las condritas de enstatita: meteoritos rocosos formados principalmente por un mineral denominado enstatita MgSiO3. No son muy abundantes, pero constituyen los minerales fósiles a partir de los cuales se formó la Tierra, ya que su composición es la más similar que existe entre los meteoritos a la de nuestro planeta. Por ello los científicos creen que una combinación de estos meteoritos dieron lugar, por agregación, a los embriones constitutivos de la Tierra. De esta teoría también se puede deducir su escaso número: tan sólo unos pocos bloques se habrían dispersado de la región de formación de los planetas terrestres hacia el cinturón principal y desde allí, nos llegarían a cuentagotas.