domingo, 5 de enero de 2014

¡ Darwin no descubrió la evolución !

Aunque este blog se dedica principalmente a las ciencias del espacio, no descartamos la publicación  artículos que se centren en otras áreas del conocimiento. En este caso vamos a hablar brevemente de la Teoría de la Evolución. Destacamos la importancia de este tipo de posts porque no podemos comprender muchas especialidades de la física sin adentramos en otras ciencias. Por ejemplo, la Astrobiología nos habla de la vida y de los astros. Un buen astrobiólogo debe tener conocimientos de ambas ciencias. Y como nos gusta la Astrobiología, hoy nos vamos a centrar en romper un mito: ¡Darwin no descubrió la evolución!

La Evolución significa que las especies no son identidades independientes e inalterables, sino que se relacionan entre sí y cambian en el tiempo. Este concepto podemos remontarlo muy atrás en el tiempo. Varios filósofos griegos de la antigüedad discutieron ideas que involucraban cambios en los organismos vivos a través del tiempo. Anaximandro (ca. 610-546 a. C.) propuso que los primeros animales vivían en el agua y que los animales terrestres fueron generados a partir de ellos. 


Si bien la idea de la evolución biológica ha existido desde épocas remotas, y en diferentes culturas, la teoría moderna no se estableció hasta llegados los siglos XVIII y XIX. Jean-Baptiste Lamarck (1744-1829) formuló la primera teoría de la evolución. Propuso que la gran variedad de organismos, que en aquel tiempo se aceptaba que eran formas estáticas creadas por Dios, habían evolucionado desde formas simples; postulando que los protagonistas de esa evolución habían sido los propios organismos por su capacidad de adaptarse al ambiente: los cambios en ese ambiente generaban nuevas necesidades en los organismos y esas nuevas necesidades conllevarían una modificación de los mismos que sería heredable. Se apoyó para la formulación de su teoría en la existencia de restos de formas intermedias extintas. Con esta teoría Lamarck se enfrentó a la creencia general de que todas las especies habían sido creadas y permanecían inmutables desde su creación. Pero no sólo Lamarck contribuyó a esta teoría. Buffon, Erasmus Darwin –autor de Zootomia y abuelo de nuestro famoso biólogo– e incluso Alfred Russell Wallace trabajaron para dar evidencia científica a estas ideas.

Un ejemplar de la primera edición de El origen de las especies.
¿Cuál fue el papel de Darwin? El avance de Charles Darwin fue proponer un proceso, denominado selección natural, que explica cómo sucede la evolución.

La selección natural es un fenómeno de la evolución con carácter de ley general y que se define como la reproducción diferencial de los genotipos (información genética que posee un organismo en particular, en forma de ADN) de una población biológica. La formulación clásica de la selección natural establece que las condiciones de un medio ambiente favorecen o dificultan, es decir, seleccionan la reproducción de los organismos vivos según sean sus peculiaridades.




10 comentarios:

  1. Hola Verónica!

    Estupendo artículo! Gracias por aclararlo!
    saludos
    Fran

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía quedan muchos mitos para desterrar, pero este era uno de ellos.

      Un saludo!

      Eliminar
  2. Se agradecen este tipo de artículos sobre temas tan interesantes e importantes como la evolución biológica.
    La evolución es un hecho, Darwin, uno de los más grandes pensadores de la historia, describió cómo ocurre. Su pensamiento ha influido en la sociedad mucho más que el de otros grandes científicos, como por ejemplo: Newton, Einstein o Galileo, porque habla de nosotros, de los seres vivos.
    Aquí dejo un importante artículo del gran biólogo del siglo XX Ernst Mayr sobre la influencia de Darwin en el pensamiento moderno:
    http://www.biologie.uni-hamburg.de/b-online/e36_2/darwin_influence.htm

    Y aquí otro que elaboré yo sobre el mito del Darwinismo social:
    http://miguel-esposiblelapaz.blogspot.com.es/2013/05/darwin-y-el-darwinismo-social.html

    Un saludo,
    Mikel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los enlaces.

      A mí lo que me sorprende mucho es ver en determinados documentales cómo todavía existen universidades en las que se enseña el creacionismo. Una vez vi a un geólogo que estaba convencido de que la Tierra tenía 6.000 años de edad, como dice la Biblia y él se dedicaba a tratar de descubrir dónde estaban los errores en la datación de las rocas.

      Un saludo!

      Eliminar
    2. El motivo no es científico, claro, sino político y económico, la religión imprime obediencia y resignación. La ciencia siempre estará contra el argumento de autoridad.
      Saludos,

      Eliminar
    3. La ciencia es innovación, por lo que las mentes conservadoras siempre tenderán a rechazarla. Pero creo que cada vez nos abrimos más, como sociedad, al conocimiento.

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Sigo tu blog desde hace meses
    Sigue asi!

    ResponderEliminar
  4. ...la evolución ¿hasta donde evolucionaremos?... ¿Clonación?...directos al Futuro... BIOPRINTING 3D...la tecnología usada para imprimir documentos también está siendo utilizada para crear tejido vivo, en un futuro no muy lejano para "imprimir" órganos enteros como un corazón, un hígado, un riñón, y algún día...un cuerpo entero. La técnica es exactamente igual a la que usa una impresora de chorro de tinta normal, que cuando imprime un documento la tinta se distribuye sobre el papel siguiendo un patrón específico. Todo esto comenzó así: en la Universidad de Clemson (años hace ya) han sustituido la tinta de las impresoras por una "tinta de células" vivas. Los cartuchos de tinta fueron rellenados con una solución de células y el software fue reprogramado. El "papel" es un gel biodegradable, diseñado en la Universidad de Washington, que se solidifica al alcanzar los 32 ºC de temperatura. Todavía le falta mucho para ser una realidad de grandes prestaciones. El principal problema es que aún no es capaz ce crear un órgano por el que circule la sangre, pero si puede imprimir un tejido del grosor de un riñón en solo 2 horas, incluidos los vasos sanguíneos. El siguiente paso es imprimir las partes más minúsculas de un órgano, justamente aquellas que lo hacen funcionar. Si se consigue esto estaríamos muy cerca de la Eternidad para el ser humano. La NASA y otras empresas están interesadas en estas investigaciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La ciencia nos abre grandes posibilidades. Lo que planteas podemos dividirlo por ejemplo en evolución natural y evolución artificial. Pero hoy en día ya tenemos una evolución artificial en los transgénicos.

      Un saludo!

      Eliminar