domingo, 26 de enero de 2014

El cometa de Rosetta


La sonda Rosetta de la ESA se despertó este lunes, 20 de enero, tras 31 meses de hibernación para empezar a prepararse para su encuentro con el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Esta imagen, tomada el 5 de octubre de 2013 por el telescopio VLT del Observatorio Europeo Austral (ESO) en Chile, es la observación más reciente de este cometa de 4 kilómetros de diámetro. Por aquel entonces se encontraba a unos 500 millones de kilómetros de la Tierra, y poco después quedó oculto tras el Sol.

Para obtener estas imágenes se procesó una larga serie de observaciones, obteniendo una fotografía del cometa sin las estrellas de fondo (a la izquierda) y la traza del cometa sobre el campo de estrellas (a la derecha). Sin estas técnicas de revelado, el cometa se vería como un pequeño punto sobre un fondo plagado de estrellas.

Esta campaña de observación marca el comienzo de la estrecha colaboración entre la ESA y el ESO para monitorizar el cometa desde tierra durante el encuentro con la sonda Rosetta a finales de este año.

Rosetta se lanzó en el año 2004, y se convertirá en la primera misión espacial en reunirse con un cometa, la primera en posar un módulo sobre su superficie y la primera en acompañarlo en su viaje alrededor del Sol.

El cometa 67P se encuentra en una órbita heliocéntrica con un periodo de 6.5 años, y actualmente se está acercando al Sistema Solar interior, cruzando la órbita de Júpiter. Alcanzará el punto más próximo al Sol – aproximadamente entre las órbitas de la Tierra y de Marte – en agosto de 2015. A medida que se acerque al Sol su superficie se empezará a calentar y sus hielos comenzarán a sublimar, generando chorros y arrastrando el polvo que formará su cola característica.

Aunque en esta imagen no parece que el cometa ya esté activo, los científicos esperan observarlo de nuevo en febrero, cuando vuelva a ser visible desde el telescopio VLT.

Mientras tanto, las observaciones realizadas el año pasado se están utilizando para confirmar la órbita del cometa y para preparar la maniobra que tendrá que realizar Rosetta el próximo mes de mayo para poner rumbo directo a su objetivo, al que llegará en agosto. En cuanto Rosetta pueda ver al cometa con sus propios instrumentos se refinarán los cálculos.



Enlace original: ESA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada