miércoles, 22 de enero de 2014

Supernova brillante en la galaxia M82


Hace pocas horas, el astrónomo Stephen J. Fossey, del University College London Observatory, ha descubierto una brillante supernova de tipo Ia en la galaxia M82, situada en la constelación de la Osa Mayor. Ya en el momento del descubrimiento su magnitud visual era de +11,7, asequible para telescopios de aficionados. La denominación provisional que ha recibido es PSN J09554214 +6940260.
 
En estos momentos, las últimas observaciones indican una magnitud de +11,2 en visual y quizás continúe aumentando. Desde luego, tenemos a nuestro alcance la posibilidad de ver un hermoso fenómeno astronómico si disponemos de cielos oscuros y podemos acceder a una CCD. Sus coordenadas son ascensión recta 9h 55m 42s y declinación +69º 40' 25". Está a 21" al sur y 52" al oeste del núcleo de M82. Incluimos una carta para localizarla. La AAVSO tiene una campaña para su observación.


Las supernovas de tipo Ia se dan en sistemas binarios de estrellas y para que se produzca una explosión supernova es necesario que los componentes estén muy cercanos. Una estrella enana blanca explota emitiendo enormes cantidades de materia y energía al espacio. Una estrella enana blanca es una estrella que ha alcanzado el final de su vida y tiene un radio comparable al de un planeta pequeño (p.e. la Tierra). Muchas estrellas de baja masa acaban sus vidas con una masa entre 0,6 y 1 masa solar.
 
Curva de luz actualizada. Fuente AAVSO

Normalmente la estrella compañera es una estrella gigante roja. Cualquier expansión en el desarrollo normal de la evolución de la estrella gigante roja, produce que pierda sus capas más externas, al ser éstas arrancadas y atraídas por el intenso campo gravitacional de la enana blanca, aumentando su masa. Como el sistema estelar esta en rotación, este material arrancado cae en espiral formando un disco de acrección.
 
El conocido como límite de Chandrasekhar, es un límite teórico superior en la masa de la enana blanca que no puede exceder. Este límite son 1,44 masas solares. En este límite la fuerza gravitatoria en la estrella supera a las fuerzas de presión interna que la mantienen en equilibrio, causando que la estrella se vuelva inestable y explote. La explosión es tan violenta que se desintegra todo el sistema.

Como todos los tipos de supernovas Ia explotan a una masa similar (1,44 masas solares), todas suelen emitir la misma cantidad de energía y por tanto su magnitud absoluta es similar. Ésto las convierte en standard candles ideales: son fácilmente visibles incluso en galaxias muy lejanas y guardan una relación de luminosidad-distancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada