miércoles, 8 de enero de 2014

Una nueva ventana al estudio de los exoplanetas

 Beta Pictoris b. Créditos:Christian Marois, NRC Canada
Después de casi una década de desarrollo, construcción y pruebas, el instrumento más avanzado del mundo para obtener imágenes de forma directa de los exoplanetas  y su posterior análisis, ya está listo e instalado en el telescopio de 8 metros Géminis Sur en Chile.

El instrumento, llamado Gemini Planet Imager ( GPI ), fue diseñado, construido y optimizado para obtener imágenes de planetas débiles al lado de estrellas brillantes y sondear así sus atmósferas. También será una herramienta poderosa para el estudio de los discos de polvo, donde se produce la formación de planetas en estrellas jóvenes.

Las imágenes obtenidas hasta ahora han logrado detectar en un minuto planetas que antes se tardaba horas en poder apreciar.

El GPI detecta el calor en forma de radiación infrarroja de los jóvenes planetas, similares a Júpiter en órbita alrededor de sus estrellas, no mucho después de su formación, por lo que nos aclarará la evolución de estos cuerpos.


La mayoría de los exoplanetas que conocemos se han detectado por métodos indirectos que no nos dan mucha información acerca del mismo. Con el GPI se obtendrán imágenes directas que nos proporcionarán datos acerca de sus atmósferas. 

Disco de polvo alrededor de la estrella HR4796A. Crédito: Marshall Perrin, Space Telescope Science Institute.

Fue el pasado noviembre cuando GPI vio su primera luz. Para las primeras observaciones, los astrónomos optaron por observar sistemas planetarios conocidos, como Beta Pictoris. Los científicos también emplearon este instrumento para detectar la luz estelar dispersa en las partículas, permitiendo de esta forma estudiar el tenue anillo de polvo que orbita la estrella HR4796A. Con instrumentos anteriores sólo se había podido observar los bordes del anillo que pueden ser los restos de la formación planetaria del sistema. Ahora con el GPI se puede analizar toda la circunferencia del anillo.

 Aunque el GPI ha sido diseñado para estudiar exoplanetas distantes, también se puede emplear para realizar estudios de nuestro propio Sistema Solar. Por ejemplo, en la imagen inferior se puede observar a la derecha una imagen de Europa obtenida por el GPI. Y a su izquierda podemos ver a la misma Luna observada por Galileo. De esta forma los científicos pueden estudiar la evolución de su superficie.

Créditos: Marshall Perrin (Space Telescope
Science Institute), Franck Marchis (SETI Institute)

 Todos los científicos planetarios están entusiasmados con este instrumentos. Este año se planea observar 600 estrellas para estudiar sus planetas. También hay programadas investigaciones sobre los discos protoplanetarios y las emisiones de polvo de las estrellas masivas que se producen a término de sus vidas.

GPI sólo podrá detectar a planetas del tamaño de Júpiter. Pero si este instrumentos se instalara en los telescopios espaciales, su capacidad aumentaría.




Más información en el enlace.

2 comentarios:

  1. Es una autentica gozada seguir tus publicaciones, con un nivel científico excelente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras. Intentaré seguir informandoos sobre la actualidad del cosmos.
      Un saludo!

      Eliminar