jueves, 27 de marzo de 2014

Descubierto un nuevo objeto que replantea las fronteras del Sistema Solar


El Sistema Solar, con el descubrimiento de un nuevo planeta enano, nos ha mostrado un poco más su frontera exterior

Scott Sheppard y Chadwick Trujillo han informado que el nuevo cuerpo descubierto, llamado 2012 VP113 se encuentra más allá del borde conocido del Sistema Solar. Este es probablemente uno de los miles de cuerpos que se cree que forman parte de la Nube de Oort interior. Además, este estudio indica la posible presencia de un enorme planeta, de tal vez 10 veces el tamaño de la Tierra y que no hemos podido ver, que influye en las órbitas de 2012 VP113, así como de los otros objetos de la Nube de Oort interior.

El Sistema Solar conocido se puede dividir en tres partes: los planetas rocosos como la Tierra, que están cerca del Sol, los planetas gigantes gaseosos, que se encuentran más lejos, y los cuerpos helados del Cinturón de Kuiper. Más lejos todavía que estos cuerpos sólo se había encontrado un objeto: Sedna. Pero el recién descubierto 2012 VP113 tiene una órbita que abarca zonas a donde no llega Sedna.

"Este es un resultado extraordinario que redefine nuestra comprensión del Sistema Solar ", dice Linda Elkins- Tanton , directora del Departamento de Magnetismo Terrestre de la Carnegie.


Leyenda: Este es un diagrama de la órbita del sistema solar exterior . El Sol y los planetas terrestres están en el centro . Las órbitas de los cuatro planetas gigantes, Júpiter, Saturno , Urano y Neptuno , se muestran con círculos  púrpura. El Cinturón de Kuiper , incluyendo a Plutón , es mostrado por la región de color azul claro de puntos más allá de los planetas gigantes. La órbita de Sedna se muestra en color naranja. La órbita de 2012 VP113 se muestra en rojo . 

Sedna fue descubierto en 2003 orbitando más allá del Cinturón de Kuiper. Desde el primer momento los científicos se preguntaron si este cuerpo se encontraba solo, como en un principio se pensó también con Plutón antes de encontrar el Cinturón de Kuiper. Con el descubrimiento de 2012 VP113 está claro que Sedna no es el único cuerpo miembro de la hipotética Nube de Oort interior.

En su punto orbital más cercano al Sol, 2012 VP113 se aproxima unas 80 UA a nuestra estrella. Para ponerlo en contexto hay que recordar que los planetas rocosos y los asteroides se encuentran entre 0,39 y 4,2 UA. Los gigantes de gas entre 5 y 30 UA. Y Sedna se encuentra actualmente a unas 76 UA.
 
 Scott Sheppard/Carnegie Institution for Science

"La búsqueda de estos cuerpos tan distantes debe continuar, ya que nos darán mucha información sobre el nacimiento y la evolución de nuestro Sistema Solar", dijo Sheppard.Para su descubrimiento Sheppard y Trujillo utilizaron la nueva cámara de Energía Oscura (DECam) instalada en el telescopio de 4 metros NOAO, Chile. DECam tiene más campo de visión que cualquier otro telescopio de 4 metros, lo que supone una capacidad sin precedentes para buscar objetos débiles en grandes áreas del cielo. Tras el descubrimiento, con el telescopio Magallanes, del Observatorio de las Campanas, determinaron la órbita de
2012 VP113 y trataron de obtener información sobre sus propiedades superficiales.

Sheppard y Trujillo determinan que pueden existir alrededor de 900 objetos con órbitas como la de Sedna y
2012 VP113, con tamaños superiores a los 1.000 kilómetros de diámetro. También estiman que la nube de Oort interior posee una población mayor que la del Cinturón de Kuiper o el Cinturón Principal de Asteroides.
 "Alguno de estos objetos del interior de la Nube de Oort podrían rivalizar en tamaño con Marte o incluso con la Tierra. Esto se debe a que estos cuerpos, al estar tan lejos de nosotros, tendrían un brillo muy débil como para poder ser detectados con la tecnología actual", dice Sheppard.


Tanto Sedna como
2012 VP113 se encuentran muy cerca de su máxima aproximación al Sol, pero ambos cuerpos tienen órbitas que los alejan a cientos de UA de nuestra estrella. De hecho, la similitud en las órbitas encontradas para Sedna, 2012 VP113 y algunos otros objetos cercanos al borde del Cinturón de Kuiper, sugieren que un cuerpo masivo invisible podría estar perturbando sus órbitas. Sheppard y Trujillo sugieren que una Súper Tierra o un cuerpo aún más grande, situado a cientos de UA, podría crear un efecto de pastoreo entre las órbitas de estos objetos, ya que se encuentran demasiado lejos como para ser perturbado significativamente por alguno de los planetas conocidos.

Hay tres teorías que compiten en cómo se podría haber formdo la Nube de Oort interior. Cuando se encuentren más cuerpos y se estudien, los científicos podrán decantarse por una de ellas. La primera teoría sugiere que un planeta errante podría haber sido arrojado fuera de la región donde se encuentran hoy los planetas gigantes, siendo este cuerpo el que hoy en día está perturbando las órbitas de los objetos del exterior del Cinturón de Kuiper y del interior de la Nube de Oort. Este planeta podría permanecer todavía en el Sistema Solar exterior o haber sido expulsado definitivamente de la familia del Sol.

La segunda teoría indica que un encuentro estelar cercano podría haber alojado a un cuerpo de gran tamaño en la Nube de Oort interior.

Y una tercera teoría sugiere que los objetos de la Nube de Oort interior podrían ser planetas extrasolares robados a otras estrellas cuando se formó el Sol junto a sus hermanas.
 
 La Nube de Oort exterior comienza alrededor de 1.500 UA. La gravedad de las estrellas cercanas puede perturbar a estos objetos haciendo que sus órbitas sean muy variables en el tiempo. Muchos de los cometas que vemos son objetos de la Nube de Oort que han sido perturbados. Los objetos de la Nube de Oort interior, sin embargo, no están muy afectados por la gravedad de otras estrellas, y por lo tanto poseen órbitas más estables y primordiales.


Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada