viernes, 14 de marzo de 2014

Gloria en Venus

Gloria en Venus

 La sonda Venus Express de la ESA fotografió una 'gloria', un fenómeno óptico similar al arcoiris, en la atmósfera de Venus, logrando así la primera imagen completa de una gloria en otro planeta

Los arcoiris y las glorias aparecen cuando los rayos de luz inciden sobre una nube de diminutas gotas - de agua, en el caso de la Tierra. Los primeros forman un gran arco que abarca una fracción considerable del cielo, mientras que las glorias suelen ser mucho más pequeñas y están formadas por una serie de anillos concéntricos de colores.

Las glorias sólo son visibles cuando el observador se sitúa entre el Sol y la nube de partículas que está reflejando los rayos de luz. En la Tierra se pueden ver desde el aire, rodeando a la sombra del avión sobre las nubes, o desde la cima de una montaña en un día nublado.

 Las glorias necesitan dos condiciones para formarse: las partículas de la nube tienen que ser esféricas, lo que normalmente significa que se encuentren en estado líquido, y ser todas de un tamaño similar.


Se piensa que la atmósfera de Venus contiene gotas con una alta concentración de ácido sulfúrico. Para poder determinar las características de estas partículas, los científicos planearon fotografiar una gloria cuando el Sol se encontrase justo detrás de la sonda Venus Express.

Detalles de la gloria en Venus

Y lo lograron. En estas imágenes se puede ver una gloria de 1.200 kilómetros de diámetro sobre las nubes de Venus, a 70 kilómetros sobre la superficie del planeta. Este fenómeno óptico fue fotografiado el día 24 de julio de 2011, cuando la sonda se encontraba a una distancia de 6.000 kilómetros.

 A partir de estas imágenes los científicos han calculado que las partículas de la nube tienen un diámetro de 1.2 micras, aproximadamente la quinta parte del espesor de un cabello humano.

El hecho de que la gloria tenga un diámetro de 1.200 kilómetros implica que las partículas en la cumbre de las nubes son uniformes al menos en una región de ese tamaño.

El brillo de los anillos de esta gloria no se corresponde con el que cabría esperar en nubes formadas sólo de ácido sulfúrico mezclado con agua, lo que sugiere que podría haber otro compuesto químico en acción. 

Comparación de la gloria en Venus con una de la Tierra



Una hipótesis sugiere que se podría tratar del 'Absorbente UV', un componente desconocido de la atmósfera de Venus, responsable de las misteriosas manchas oscuras que se pueden observar sobre las cumbres de las nubes en las longitudes de onda del ultravioleta. Los científicos tendrán que estudiar este fenómeno en más profundidad antes de sacar conclusiones.



Enlace original: ESA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada