lunes, 24 de marzo de 2014

Spitzer nos Brinda una Vista a 360 Grados de Nuestra Galaxia

Cuando miramos hacia la Vía Láctea en una noche clara y oscura, vemos una banda de estrellas brillantes y arqueadas sobre nosotros. Este es el plano de nuestra galaxia espiral, dentro de la cual se encuentra nuestro Sistema Solar. Image Credit: NASA/JPL-Caltech
Recorrer la Vía Láctea es ahora tan fácil como hacer clic en un botón con el nuevo mosaico de 360 grados con zoom de la NASA presentado en la Conferencia TEDActive 2014 en Vancouver, Canadá.

El panorama plagado de estrellas de nuestra galaxia, se construye a partir de más de 2 millones de instantáneas infrarrojas tomadas durante los últimos 10 años por el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA.

"Si realmente imprimiésemos esto, necesitaríamos una cartelera tan grande como un estadio para mostrarla", dijo Robert Hurt, un especialista en imágenes del Centro Espacial de Ciencias de Sptzer de la NASA. "En su lugar, hemos creado un visor digital que nadie, ni siquiera los astrónomos, pueden usar".

El mosaico de 20 gigapíxel utiliza la plataforma de visualización de Microsoft WorldWide Telescope. Captura el tres por ciento de nuestro cielo que se centra en una banda alrededor de la Tierra, donde se encuentra el plano de la Vía Láctea, que muestra más de la mitad de todas las estrellas de la galaxia.

La imagen, derivada principalmente del proyecto Galactic Legacy Mid-Plane Survey Extraordinaire, GLIMPSE, se encuentra online en:

http://www.spitzer.caltech.edu/glimpse360

Spitzer fue lanzado al espacio en 2003 y se ha pasado más de 10 años estudiando desde los asteroides de nuestro Sistema Solar a las galaxias más remotas en el borde del universo observable. En este tiempo, ha dedicado un total de 4.142 horas (172 días) captando fotografías del disco de nuestra galaxia, la Vía Láctea, en luz infrarroja. Esta es la primera vez que esas imágenes han sido "cosidas" en una sola visión expansiva.

Nuestra galaxia es un disco espiral plano; nuestro sistema solar se encuentra en el exterior de una tercera parte de la Vía Láctea, en uno de sus brazos espirales. Cuando miramos hacia el centro de nuestra galaxia, vemos una región polvorienta repleta de estrellas. Los telescopios de luz visible no puede mirar tan lejos en esta región debido a que la cantidad de polvo aumenta con la distancia, bloqueando la luz estelar visible. La luz infrarroja, sin embargo, viaja a través del polvo y permite a Spitzer ver más allá del centro de la galaxia.

"Spitzer está ayudando a determinar dónde está el borde de la galaxia", dijo Ed Churchwell, co-líder del equipo de observación en la Universidad de Wisconsin-Madison. "Estamos mapeando la colocación de los brazos en espiral y el rastreo de la forma de la galaxia".

Utilizando datos de GLIMPSE, los astrónomos han creado el mapa más preciso de la gran barra central de estrellas que marca el centro de la galaxia, revelando que la Vía Láctea es un poco más grande de lo que se pensaba. Las imágenes de GLIMPSE también han mostrado una galaxia plagada de burbujas. Estas estructuras de burbujas son cavidades alrededor de estrellas masivas, que soplan viento y radiación hacia su entorno.

En conjunto, los datos permiten a los científicos construir un modelo más global de las estrellas y la formación de estrellas en la galaxia -lo que algunos llaman el "pulso" de la Vía Láctea.



Enlace original: NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada