viernes, 18 de abril de 2014

Homenaje a Einstein en el aniversario de su fallecimiento

 "Quiero irme cuando quiero. Es de mal gusto prolongar artificialmente la vida. He hecho mi parte, es hora de irse. Yo lo haré con elegancia."

El 16 de abril de 1955, Albert Einstein experimentó una hemorragia interna causada por la ruptura de un aneurisma de la aorta abdominal. Se negó a ser intervenido quirúrgicamente argumentando las palabras anteriormente escritas en cursiva". Dos días después falleció. Hoy hace 59 años que nos dejó Albert Einstein, con un legado innegable. En este post, recordamos en el aniversario de su fallecimiento a uno de los grandes personajes que nos ha dejado la historia. Lo haremos con una selección de sus citas más carismáticas ilustradas con fotografías del científico.


Todos somos muy ignorantes. Lo que ocurre es que no todos ignoramos las mismas cosas.


Nunca consideres el estudio como una obligación, sino como una oportunidad para penetrar en el bello y maravilloso mundo del saber.



Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.


La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.


Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad.



Los grandes espíritus siempre han encontrado una violenta oposición de parte de mentes mediocres.


El estudio y, en general, la búsqueda de la verdad y la belleza conforman un área donde podemos seguir siendo niños toda la vida.


La educación es lo que queda una vez que olvidamos todo lo que aprendió en la escuela.

 
Lo importante es no dejar de hacerse preguntas.



 
Nunca pienso en el futuro. Llega demasiado pronto.


No creo en el miedo de la vida, en el miedo de la muerte, en la fe ciega. No puedo probarle a usted que no hay un Dios personal, pero si hablara de él, sería un mentiroso.

 
No se puede acabar con el dominio de los tontos, porque son tantos, y sus votos cuentan tanto como los nuestros.


El problema del hombre no está en la bomba atómica, sino en su corazón.

 
Hay dos maneras de vivir su vida: una como si nada es un milagro, la otra es como si todo es un milagro.


Intenta no volverte un hombre de éxito, sino volverte un hombre de valor.


El azar no existe; Dios no juega a los dados.


¡Triste época la nuestra! Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.


Dar ejemplo no es la principal manera de influir sobre los demás; es la única manera.



Si mi teoría de la relatividad es exacta, los alemanes dirán que soy alemán y los franceses que soy ciudadano del mundo. Pero si no, los franceses dirán que soy alemán, y los alemanes que soy judío.

1 comentario: