miércoles, 2 de abril de 2014

La huelga del Observatorio de Calar Alto comienza a afectar a la investigación del IAA


 La crítica situación que el Observatorio de Calar Alto (CAHA) arrastra desde hace más de un año culminó la pasada semana con la convocatoria de huelga por parte de los trabajadores, que buscan con esta movilización que el recorte presupuestario permita la continuidad de la institución.

El observatorio de Calar Alto (CAHA) ha sido uno de los principales motores de la investigación astronómica en España durante los últimos cuarenta años, con más de cien proyectos de investigación internacionales desarrollándose anualmente en sus instalaciones. Y los investigadores ya comienzan a sufrir las consecuencias de la huelga, que comenzó el pasado 27 de marzo y se extenderá hasta el 2 de abril.

Particularmente, varios proyectos del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) están viéndose afectados, entre ellos CALIFA, un sondeo pionero en el mapeo galáctico que debe completarse en junio y al que la pérdida de noches de observación afecta de manera crítica.

También CARMENES, el proyecto estrella de CAHA para los próximos años y que se halla en fase de construcción, está sufriendo retrasos ya que hay pedidos de material, pagos de facturas y tareas que se han paralizado.

La comunidad astronómica ha sido vehemente en la defensa de Calar Alto, el único observatorio nacional que ofrece a los investigadores españoles más de ciento ochenta noches de observación al año por telescopio y cuyo funcionamiento ha destacado por su eficacia desde su fundación. Muestra de ello son la cantidad de propuestas de observación que se evalúan (se rechazan más del 50% de las propuestas recibidas), y que en la última convocatoria han mostrado un aumento significativo.



Enlace original: IAA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada