jueves, 17 de abril de 2014

Los continentes pueden ser una característica clave en las súper-Tierras

Los planetas telúricos más grandes que el nuestro, los conocidos como súper-Tierras podrían albergar vida con más probabilidad en caso de poseer continentes, que los mundos con una superficie acuosa. Un nuevo estudio, analiza la posibilidad de que estos planetas que orbitan estrellas distantes cuenten con continentes sobre sus aguas.

 Las súper-Tierras, probablemente, posean climas más estables si los comparamos con los mundos acuáticos, lo que haría que estos cuerpos fueran más agradables para la vida. En el nuevo estudio, los científicos emplearon la Tierra como punto de partida para modelar el modo en el que estos mundos podrían almacenar agua en su superficie y bajo tierra, dentro del manto.

Los investigadores creen que las súper-Tierras tendrían aspecto de mundos acuáticos porque su fuerte gravedad crearía una geografía plana con océanos profundos. Pero en esta nueva investigación, los astrónomos creen que si este planeta posee una tectónica de placas activa, podrían emerger continentes por encima de los océanos si su proporción de agua en inferior a un 0,2 por ciento de la masa planetaria total.



"Un planeta podría poseer diez veces más agua que la Tierra  teniendo sus continentes expuestos", comenta Nicolas Cowan, un científico planetario de la Universidad Northwestern y coautor del nuevo estudio. "Estos es muy importante para la apariencia y evolución del exoplaneta".

Cowan y Abbot Dorian , científico climático de la Universidad de Chicago, construyeron el modelo de estudio. Dicho modelo emplea a la Tierra como punto de partida para evaluar la distribución de agua en un planeta teniendo en cuenta el equilibrio entre el agua presente en los océanos y la que se encuentra en el manto. De esta forma han querido analizar la probabilidad de que una súper-Tierra sea un mundo acuático.
El movimiento de las placas terrestres genera una transmisión de agua entre los océanos de la superficie y el manto. El agua del océano penetra en el manto como parte de las rocas profundas, cuando una placa tectónica se desliza por debajo de la otra.

La Tierra es el único planeta conocido con una tectónica de placas activa y su consecuente intercambio de agua entre el océano y el manto.

El agua del manto puede volver a formar parte del océano cuando la actividad volcánica separa la corteza del planeta en las dorsales oceánicas. La pérdida de la corteza provoca una disminución de la presión que sufre la roca lo que puede generar que pierda materiales volátiles como el agua. Pero habría que tener en cuenta si en las súper-Tierras, que poseen una gravedad mayor y por tanto mayor presión en las rocas, ocurriera lo mismo, o si por el contrario, el agua permanecería en el manto.

Pero todavía hay muchas preguntas sin responder. Para empezar, los científicos no saben con certeza cuánta agua hay en el manto terrestre y tampoco si las súper-Tierras podrían tener una tectónica de placas. Debido a estos factores, los modelos pueden variar. Aun así, Cowan está seguro de que las súper-Tierras no tienen por qué ser mundos acuáticos.


Futuras investigaciones con mejores medios nos darán la respuesta a estas preguntas.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada