jueves, 29 de mayo de 2014

Nuevas estrellas en la Nebulosa de la Serpiente

Imagen de la Nebulosa de la Serpiente.  Crédito: NASA/JPL-Caltech
Estrellas que empiezan a gestarse fuera de las nubes frías de polvo y gas se exhiben en esta imagen del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA y el Two Micron All Sky Survey (2MASS). La luz infrarroja ha sido asignada a colores que vemos con nuestros ojos, revelando las estrellas jóvenes de color naranja y amarillo y una parcela central de gas en azul. Esta área está oculta en la visión en luz visible, pero la luz infrarroja puede viajar a través del polvo, ofreciendo un vistazo dentro de la incubadora estelar.

La mancha oscura a la izquierda del centro está envuelta en tanto polvo que incluso la luz infrarroja es bloqueada. Es dentro de estos vientres oscuros donde las estrellas están empezando a tomar forma.

Llamado el Núcleo de la Nebulosa de la Serpiente, esta región de formación estelar se encuentra a unos 750 años luz de distancia en Serpens, o la "Serpiente", una constelación llamada así por su parecido con una serpiente a luz visible. La región es notable, ya que sólo contiene estrellas de masa relativamente baja a moderada, y no tiene ninguna de las estrellas masivas y muy brillantes que se encuentran en las regiones de formación de estrellas más grandes, como la nebulosa de Orión. Nuestro Sol es una estrella de masa moderada. Tanto si se formó en una región estelar de baja masa como Serpens, o una región estelar de gran masa como Orión, es un misterio permanente.


El interior de este núcleo de nebulosa de la Serpiente se detalla notablemente en esta imagen. Se monta a partir de 82 instantáneas que representan 16,2 horas de tiempo de observación de Spitzer. Las observaciones se realizaron durante la misión principal de Spitzer, una fase que comenzó en 2009 después de que el observatorio se quedara sin líquido refrigerante, como estaba previsto.

La mayoría de los pequeños puntos en esta imagen son estrellas situadas detrás o delante de la nebulosa de la Serpiente.



Enlace original: NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada