viernes, 20 de junio de 2014

Las fallas en las Montañas Rocosas podrían generar terremotos superiores a 6 en la escala de Richter

Crédito: Unizar.
Las fallas de gran extensión y relacionadas con la disolución de formaciones salinas existentes en las Montañas Rocosas de Colorado, previamente consideradas como asísmicas, podrían generar terremotos de magnitudes superiores a 6 en la escala de Richter, según se desprende de la investigación que acaban de desarrollar geólogos de la Universidad de Zaragoza y del Servicio Geológico de Colorado (EEUU).

Los resultados de una investigación de la Universidad de Zaragoza y del Servicio Geológico de Colorado (EEUU), que recoge la revista GSA Bullletin, indican que la disolución de formaciones salinas existentes en las Montañas Rocosas de Colorado, previamente consideradas como asísmicas. Esto datos se han incorporado a las evaluaciones de peligrosidad sísmica que se están realizando en la zona para analizar la seguridad de diversas presas.

Por otra parte, esta región es uno de los lugares del mundo con mayor concentración de estaciones de esquí, como las de Aspen, Vail, Keystone, Breckenridge y Sunlight Mountain, entre otras.

"Precisamente, gran parte de las pistas han sido construidas en grandes deslizamientos, cuya estabilidad podría verse comprometida por la actuación de sismos", según reconoce uno de los coautores del trabajo, Francisco Gutiérrez, catedrático de Geodinámica externa, y miembro del grupo de investigación de Geomorfología del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza.

De hecho, el experto aragonés destaca que uno de los motivos de la presencia de numerosas estaciones de esquí en dicha región es que las laderas afectadas por grandes deslizamientos presentan una topografía más favorable para la mayoría de los esquiadores que las paredes abruptas de los valles glaciares.

Una de las principales conclusiones que arroja el estudio es que las fallas gravitacionales, cuando alcanzan una extensión considerable y rompen de forma episódica, sí tienen capacidad de generar riesgo sísmico.

Hasta ahora, las fallas gravitacionales han sido tradicionalmente consideradas como estructuras incapaces de generar terremotos con magnitud destructiva, debido a la limitada extensión de su superficie de rotura. Sin embargo, las fallas estudiadas en las Montañas Rocosas, con unos 25 km de longitud y 5 km de profundidad, pueden generar terremotos con magnitudes superiores a 6.

El estudio ha sido realizado durante una estancia en EEUU del catedrático aragonés Francisco Gutiérrez, con una ayuda Salvador de Madariaga del Gobierno español.

En esta investigación se han estudiado las únicas fallas activas de tipo flexural-slip, relacionadas con la disolución de formaciones salinas documentadas en el mundo. El movimiento de estas fallas es semejante al desplazamiento relativo que experimentan las páginas de un libro cuando se dobla.

Estas fallas, de dimensiones considerables, han sido investigadas mediante la excavación de dos trincheras, las cuales muestran evidencias de eventos de desplazamiento bruscos (paleoterremotos). Previamente se presuponía que estas fallas se desplazaban de forma progresiva.



Enlace original: SINC.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada