martes, 15 de julio de 2014

La misión CHEOPS de la ESA alcanza un importante hito de cara a su lanzamiento en 2017

 La primera pequeña misión del Programa de Ciencia de la ESA ya se encuentra en fase de implementación. El satélite ha alcanzado este hito en menos de 18 meses desde su selección.

Este rápido desarrollo confirma que CHEOPS (CHaracterising ExOPlanet Satellite, Satélite para la Caracterización de Exoplanetas) avanza según lo previsto para ser puesto en órbita en diciembre de 2017.

CHEOPS es la primera de una posible nueva clase de pequeñas misiones del Programa de Ciencia de la ESA, formada por satélites altamente especializados y de rápido desarrollo que servirán de complemento a las misiones de medio y gran tamaño.

CHEOPS observará estrellas brillantes y cercanas en las que ya se sabe que existe un sistema planetario, para comprender mejor las características de estos planetas.

Desde tierra, el análisis del desplazamiento Doppler permite detectar exoplanetas a través de las oscilaciones de la estrella central. En el espacio, CHEOPS aportará nuevos datos al estudiar los tránsitos: la breve disminución del brillo de una estrella cuando el planeta que la orbita cruza nuestra línea de visión.


Estas observaciones permitirán a los astrónomos determinar el radio de los exoplanetas. Como la masa ya se conoce gracias a los análisis del desplazamiento Doppler, los resultados de CHEOPS desvelarán la densidad del planeta, permitiendo diferenciar entre planetas rocosos, gigantes gaseosos y otros tipos. CHEOPS está diseñado para detectar aquellos exoplanetas cuya masa esté comprendida entre unas pocas veces la de la Tierra y la masa de Neptuno.

CHEOPS fue seleccionada por la ESA en octubre de 2012 entre las 26 propuestas que se recibieron en respuesta a la convocatoria del programa de pequeñas misiones, y fue adoptada oficialmente por el Programa de Ciencia de la Agencia en febrero de este año. Con un presupuesto limitado a 50 millones de euros, esta misión se está desarrollando en colaboración con la Oficina Espacial Suiza (SSO), una división de la Secretaría de Estado Suiza de Educación, Investigación e Innovación (SERI), y la Universidad de Berna, Suiza. Estas dos organizaciones suizas lideran el consorcio formado por los 11 Estados miembros de la ESA que participan en la misión y que también están representados en el Equipo de Ciencia de CHEOPS. El satélite será construido por Airbus Defence and Space, España.

“Las restricciones de tiempo y de presupuesto asociadas con una pequeña misión del Programa de Ciencia implican que todos los componentes y sistemas de la plataforma tienen que ser estándar y estar certificados para espacio. El único nuevo desarrollo es el instrumento científico, que tiene que cumplir con unos requisitos muy específicos, pero que también estará basado en tecnologías ya disponibles”, explica Nicola Rando, Responsable de la Fase de Definición de CHEOPS para la ESA.

El Investigador Principal del instrumento científico es el profesor Willy Benz de la Universidad de Berna, Suiza, que también fue el autor de la propuesta original de la misión.

“CHEOPS es un observatorio fotométrico de alta precisión que puede apuntar a prácticamente cualquier punto del firmamento. Se utilizará para estudiar los tránsitos en estrellas brillantes en las que ya se sabe que existe un sistema planetario”, aclara Benz. “Al saber hacia dónde mirar y en qué momento, CHEOPS es el instrumento más eficaz para detectar tránsitos poco profundos. Los resultados de esta misión engrosarán el catálogo de exoplanetas de los que ya conocemos la masa y el radio, y permitirán perfeccionar los modelos que describen su formación. CHEOPS identificará los mejores objetivos para llevar a cabo estudios espectroscópicos con la próxima generación de observatorios espaciales y desde tierra”.

 Aunque la tecnología utilizada en CHEOPS tenga que ser estándar, la forma en que se ha desarrollado esta misión es completamente nueva en la ESA.

“CHEOPS demuestra la gran capacidad de adaptación de la ESA y de sus Estados miembros a la hora de implementar nuevas misiones”, explica Frédéric Safa, Responsable de la Oficina de Futuras Misiones de la ESA, donde se está desarrollando CHEOPS. “Hasta ahora, hemos logrado cumplir con el ajustado programa de desarrollo gracias a la eficiente colaboración entre la industria, el consorcio del instrumento principal y los equipos de la ESA”.

La ESA es la responsable de la arquitectura de la misión, del desarrollo del satélite y del lanzamiento, y servirá como enlace con la comunidad científica durante las operaciones en órbita.

“La contribución de los Estados miembros a esta misión es en proporción mucho mayor que para las misiones de medio y gran tamaño, y se ha tenido que desarrollar un procedimiento de contratación industrial a medida para cumplir con todos los requisitos programáticos de una pequeña misión y conservar su orientación científica. La buena relación entre la ESA y los equipos suizos hizo posible agilizar la toma de decisiones cuando era necesario, jugando un papel fundamental”, concluye Safa.

CHEOPS viajará de pasajero en un lanzador Soyuz o Vega que partirá desde Kourou a finales del año 2017.



Enlace original: ESA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada