miércoles, 27 de agosto de 2014

Primeras evidencias de nubes de agua en la atmósfera de una enana marrón

 Un grupo de investigadores, dirigidos por Jacqueline Faherty, han encontrado evidencias de nubes de agua en una enana marrón situada a 7,3 años luz de distancia. En un artículo publicado en The Astrophysical Journal Letters, los científicos describen cómo localizaron la evidencia de la presencia de las nubes de agua y cuáles son los siguientes pasos a seguir en esta investigación.

 WISE J0855-0714, es una enana marrón vista por primera vez por el astrónomo Kevin Luhman, tras estudiar las imágenes tomadas por el telescopio WISE de la NASA en el periodo 2010-2011. Una enana marrón es una estrella que no evolucionó hasta el punto de realizar la fusión nuclear. En lugar de seguir creciendo, estas estrellas permanecen más frías.Los científicos creen que la atmósfera de WISE J0855-0714 se encuentra justo por debajo del punto de congelación.

Desde el descubrimiento de esta enana marrón, los científicos la han estudiado para aprender más acerca de este tipo de objetos que en algunos aspectos son más fáciles de estudiar que los exoplanetas, ya que no tienen cerca a una estrella brillante que eclipse sus emisiones. En este último esfuerzo, los científicos estudiaron también minuciosamente las imágenes infrarrojas tomadas por el telescopio Magellan Baade, en Chile, durante tres noches el pasado mes de mayo. Los colores observados en las imágenes coincidían con las de los modelos desarrollados para mostrar lo que se vería en una enana marrón si tuviera nubes de agua en su atmósfera. Si una prueba más pudiera demostrar de manera concluyente que el hallazgo corresponde verdaderamente a nubes de agua, marcaría la primera vez que se encuentran este tipo de nubes fuera del Sistema Solar.


WISE J0855-0714 posee aproximadamente el tamaño de Júpiter, pero posee tres veces su masa, y además es la enana marrón más fría conocida. Las imágenes infrarrojas muestran que la estrella está parcialmente nublada, lo que es un fenómeno relativamente nuevo y nos permite poder estudiar cómo se produce este tipo de fenómenos en estos cuerpos. En nuestro Sistema Solar, sólo se han visto nubes de agua en Marte y en la Tierra. Y aunque ya se ha encontrado vapor de agua en las atmósferas de algunos exoplanetas, todavía no se ha encontrado en ninguno nubes de agua.

Hasta que el telescopio espacial James Webb no investigue a esta enana marrón, los científicos no sabrán con seguridad si se tratan de nubes de agua.


Más información en el enlace.

2 comentarios:

  1. Este es un hallazgo que podríamos decir pone patas arriba todo lo imaginado hasta hace muy poco tiempo por la comunidad científica abocada a este tipo de estudio,si bien había modelos teóricos, nada hacia presuponer que se pudieran hallar tan pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí creo que esperaban encontrarlas. Sólo había que esperar a que llegara la tecnología adecuada.

      Un saludo!

      Eliminar