lunes, 1 de septiembre de 2014

Dos estrellas de neutrones contrapuestas

Magnetar descubierto cerca del remanente de la supernova Kesteven 79
 Las estrellas masivas ponen fin a sus días explotando como supernovas y liberando una gran cantidad de materia y energía. Todo lo que queda de ellas es un pequeño remanente extremadamente denso: una estrella de neutrones o un agujero negro.

Las estrellas de neutrones se presentan de diversas formas, en función de su edad, la intensidad del campo magnético confinado bajo su superficie o la presencia de otras estrellas en sus alrededores. Los telescopios de rayos X, como XMM-Newton, pueden estudiar los procesos energéticos que tienen lugar en el entorno de las estrellas de neutrones.

Esta imagen muestra dos estrellas de neutrones muy diferentes, observadas en la misma región del firmamento por XMM-Newton. La burbuja verde y rosa que domina la imagen es Kesteven 79, los restos de una explosión de supernova ubicados a unos 23.000 años luz de nuestro planeta.


Al estudiar las propiedades del gas caliente de Kesteven 79, los astrónomos calculan que tiene unos 5.000 o 7.000 años. Teniendo en cuenta el tiempo que ha tardado su luz en llegar hasta nosotros, esto significaría que la supernova explotó hace unos 30.000 años. La explosión formó una joven estrella de neutrones con un débil campo magnético, que se puede distinguir como una mancha azul en el centro de Kesteven 79.

Un poco más abajo se puede apreciar un borrón azul que se corresponde con una estrella de neutrones con un campo magnético extremadamente intenso, lo que se conoce como un magnetar. Los astrónomos descubrieron este magnetar, bautizado como 3XMM J185246.6+003317, en 2013 al analizar las fotografías de la región tomadas entre los años 2008 y 2009. Tras el hallazgo, buscaron indicios en las imágenes tomadas antes del año 2008, pero no encontraron ni rastro del magnetar. Esto sugiere que el descubrimiento coincidió con una explosión de rayos X, posiblemente provocada por un cambio drástico en la estructura del campo magnético del magnetar.

La estrella de neutrones en el centro de los restos de la supernova es relativamente reciente, pero el magnetar se formó hace aproximadamente un millón de años. Esta gran diferencia de edad sugiere que el magnetar se formó mucho antes que la explosión que dio lugar a Kesteven 79.

Esta imagen en falso color es una composición de los resultados de 15 observaciones realizadas entre los años 2004 y 2009 con la cámara EPIC MOS de XMM-Newton. La imagen combina los datos recogidos en las bandas de energía de 0.3 a 1.2 keV (en color rojo), de 1.2 a 2 keV (en verde) y de 2 a 7 keV (en azul).


Enlace original: ESA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada