miércoles, 24 de septiembre de 2014

El cometa de Rosetta es más oscuro que el carbón

Crédito: ESA
Un instrumento de la NASA, ubicado a bordo del orbitador Rosetta, de la Agencia Espacial Europea (European Space Agency, o ESA, por su acrónimo en idioma inglés), ha realizado con éxito el envío de sus primeros datos científicos sobre el cometa67P/Churyumov-Gerasimenko.

El instrumento, llamado Alice (Alicia, en idioma español), comenzó su tarea confeccionando mapas de la superficie del cometa, el mes último, registrando también el primer espectro de luz del ultravioleta lejano de la superficie del cometa. A partir de dichos datos, el equipo de Alice descubrió que el cometa es inusualmente oscuro, más oscuro que el carbón, cuando se lo observa en longitudes de onda ultravioleta. Alice también detectó hidrógeno y oxígeno en la coma, o atmósfera, del cometa.

 Asimismo, los científicos de Rosetta descubrieron que, hasta ahora, la superficie del cometa no muestra grandes áreas con hielo de agua. El equipo esperaba ver regiones heladas sobre la superficie del cometa porque está demasiado alejado como para que el calor del Sol convierta su agua en vapor.


“Estamos algo sorprendidos porque la superficie del cometa no muestra reflectividad y porque se observa poca evidencia de hielo de agua expuesto”, dijo Alan Stern, el investigador principal de Alice, en el Instituto de Investigaciones del Sudoeste (Southwest Research Institute), ubicado en Boulder, Colorado.

 Alice está examinando el origen, la composición y el funcionamiento del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko con el fin de reunir información en alta resolución, la cual no se puede obtener mediante la observación desde la Tierra o desde su órbita. El instrumento tiene más de 1.000 veces la capacidad para reunir datos que los instrumentos que han volado durante la generación anterior, pero pesa menos que 4 kilogramos (9 libras) y usa apenas cuatro vatios de energía. Alice es uno de los dos instrumentos ubicados a bordo de Rosetta que cuentan con financiamiento de la NASA. La agencia también aportó porciones de otros dos conjuntos de instrumentos.

Otras de las contribuciones que ha realizado Estados Unidos y que se encuentran a bordo de la nave especial son: el Instrumento de Microondas del Orbitador Rosetta (Microwave Instrument for Rosetta Orbiter o MIRO, por su acrónimo en idioma inglés), el Sensor de Iones y Electrones (Ion and Electron Sensor o IES, por su acrónimo en idioma inglés), el cual es parte del Consorcio de Instrumentos Analizadores de Plasma de Rosetta (Rosetta Plasma Consortium Suite, en idioma inglés), y el paquete de instrumentos electrónicos del Espectrómetro de Masas de Doble Foco (Double Focusing Mass Spectrometer o DFMS, por su sigla en idioma inglés) para el Espectrómetro del Orbitador Rosetta destinado al Análisis de Iones y Neutros (Rosetta Orbiter Spectrometer for Ion Neutral Analysis o ROSINA, por su acrónimo en idioma inglés). Todos ellos forman parte de un conjunto de 11 instrumentos científicos ubicados a bordo de Rosetta.

MIRO está diseñado para proporcionar datos sobre cómo el gas y el polvo abandonan la superficie del núcleo para formar la coma y la cola que otorgan a los cometas su belleza intrínseca. El IES es parte de un conjunto de cinco instrumentos que están destinados a analizar el medio ambiente de plasma del cometa, particularmente la coma.

Con el propósito de obtener la velocidad orbital necesaria para llegar a su cometa objetivo, la nave espacial Rosetta aprovechó cuatro asistencias gravitacionales (tres de la Tierra y una de Marte) y un período de casi tres años de una profunda hibernación en el espacio, del cual despertó en enero de 2014, justo a tiempo para prepararse para su encuentro con 67P/Churyumov-Gerasimenko.

Rosetta también transporta un módulo de descenso, llamado Philae, el cual descenderá sobre la superficie del cometa en noviembre de 2014.

Las observaciones del cometa ayudarán a los científicos a conocer más sobre el origen y la evolución de nuestro sistema solar y también sobre el papel que los cometas pueden haber desempeñado en la provisión de agua y, quizás incluso, de la vida en la Tierra.


Enlace original: NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada