martes, 9 de septiembre de 2014

Los cometas: guía completa. Los cometas en la Historia.

En homenaje a la misión Rosetta y a Chury (67P/Churyumov-Gerasimenko) voy a presentar una serie de artículos durante los próximos días que explicarán qué es un cometa, cuál es su estructura y cómo podemos clasificarlos, entre otros datos interesantes sobre estos cuerpos helados.

En esta primera entrega hablaremos sobre Los cometas en la Historia.


Los cometas en la Historia.

Un cuadro del pintor neerlandés Lieve Verschuier, actualmente en el Museo de Rotterdam. Fuente: El beso en la Luna.
 Los cometas han llamado poderosamente la atención de los seres humanos en las diferentes culturas. La aparición repentina de un cometa era frecuentemente atribuida con grandes males o augurios de cambio. Estas erróneas creencias han perdurado en algún sector de la sociedad hasta nuestros días a pesar de que hace mucho tiempo que se conoce la naturaleza exacta de los cometas. Los retornos del cometa Halley también han provocado a lo largo de la historia curiosas anécdotas.


Las diferentes culturas han relacionado la aparición de un cometa con diferentes aspectos de la vida humana.

En tiempos medievales, era tan grande el miedo a los cometas que los eruditos siguieron anunciando con su aparición en el cielo hechos terribles como muertes de reyes, llegándose incluso a crear cometas imaginarios para justificar grandes desastres. Uno de ellos fue el del año 814 -inexistente- que se dijo anunció la muerte de Carlomagno. El retorno del Halley en el año 837, anunció la muerte del rey Luis I de Francia, eso sí lo hizo con tres años de anticipación pues el monarca murió en el año 840. El pintor italiano Giotto puso un cometa (probablemente el Halley) en el nacimiento de Jesús. Paracelso, en 1664, aseguraba que el cometa que apareció era una advertencia a Alfonso IV rey de Portugal.

En el siglo XVII Kepler creía que los cometas eran emanaciones de la Tierra, es decir un fenómeno atmosférico. Con estas ideas queda claro que el que había establecido las leyes con que se movían los planetas, no se preocupase del movimiento de los cometas.

Se debe a los esfuerzos de Tycho Brahe, Newton y Edmund Halley que el estudio de los cometas a la categoría de movimientos planetarios. Newton inventó un procedimiento para determinar los elementos de las órbitas cometarias con pocas observaciones. Edmund Halley coronó su trabajo calculando las órbitas de 24 cometas de los que se tenían suficientes datos. Al compararlas entre sí, vio que algunas eran tan parecidas que parecían corresponder al mismo astro. El cometa de 1682, recién observado, pareció ser el mismo que los de 1607 y o 1531, por lo que predijo su vuelta para finales de 1758 o principios de 1759. Newton y Halley ya fallecidos no pudieron observar la vuelta del cometa.
El Cometa Halley en una de sus apariciones, en el año 1066, según el Tapiz de Bayeux.



Continúa con Estructura y composición de los cometas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada