jueves, 16 de octubre de 2014

¿Cómo es el interior de la estrella de la muerte?

Gracias a los instrumentos que viajan a bordo de la sonda Cassini, los científicos han podido estudiar las oscilaciones de Mimas, la luna regular más cercana al planeta de los anillos. Esta investigación ha podido determinar que el interior de Mimas no es homogéneo. Lo que todavía está sin determinar es la estructura exacta del interior de la luna, ya que los datos obtenidos muestran que podría o bien, poseer un núcleo rocoso con forma de balón de rugby, o bien, un océano interno global.

"Después de examinar cuidadosamente los movimientos de libración de Mimas, es decir, su movimiento de tambaleo alrededor del eje polar de la luna, hemos podido determinar que se produce una oscilación hacia detrás y hacia delante de 3 kilómetros en su superficie. Así que observamos un inesperado desplazamiento de la superficie de 6 kilómetros", comenta Radwan Tajeddine, de la Universidad de Cornell y autor principal de este estudio.

"Estamos muy entusiasmados con esta medida, ya que puede indicar mucho sobre interior del satélite. Es como cuando vemos a un niño sacudir un regalo envuelto para tratar de adivinar lo que hay en su interior", apunta Tajeddine.
El equipo científico ha empleado para esta investigación una técnica denominada estéreo-fotogrametría, gracias a la cual, pueden interpretar las imágenes tomadas por Cassini para medir la libración de la luna. En esta técnica, los astrónomos emplean fotografías capturadas por la sonda en diferentes momentos y desde diferentes lugares y puntos de vista, para construir modelos informáticos tridimensionales de la ubicación de centenares de puntos de referencia de la superficie. A partir de estos datos, los científicos determinaron la forma de la luna y fueron capaces de detectar que Mimas no gira con suavidad, sino que posee un movimiento de libración.

Este vaivén que presenta en su movimiento indica que el interior de la luna no es uniforme. Estas oscilaciones pueden producirse por dos causas. La primera opción es que Mimas posea un núcleo rocoso con una forma extraña. Y la segunda opción es que posea un océano bajo la superficie helada de la luna.

Mimas posee unos 400 kilómetros de diámetro, y su posible océano global se encontraría bajo una capa de hielo de entre 25 y 30 kilómetros de espesor. Se cree que la luna se ha formado por la lenta aglomeración de partículas de los anillos en una acumulación gradual de materia, o por crecimiento directo dentro de la nebulosa de gas primordial planetaria, es decir, de la misma nebulosa de la que nació Saturno. La teoría de que podría poseer un núcleo con forma irregular se ve favorecida por el aplanamiento gravitacional que sufre Mimas por su cercanía al planeta. Pero de momento, las superficie lisa y helada de la luna nos impide ver lo que hay debajo.




Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada