domingo, 16 de noviembre de 2014

Rocas heladas alrededor de Saturno

 La Tierra es el único planeta del Sistema Solar con una única luna. Algunos no tienen ninguna, como Mercurio o Venus, y los gigantes gaseosos acumulan una gran cantidad de objetos en su órbita – ¡Saturno tiene la friolera de 62 satélites naturales!

Esta imagen, tomada por la sonda Cassini, muestra las dos más grandes: Rea y su hermana mayor Titán. Esta última, con un diámetro de 5.150 kilómetros, es un 50% más grande que nuestra Luna, mientras que Rea es bastante más pequeña, con 1.528 kilómetros de diámetro.

Aunque el aspecto de Rea, picada y plagada de cráteres, contraste con el tenue brillo dorado de Titán, las dos lunas tienen una composición bastante similar, estando formadas por una mezcla de rocas y de agua helada. Rea contiene tres partes de hielo y una de roca, y las observaciones de Cassini han demostrado que no tiene un núcleo rocoso bien definido – las rocas y el hielo están entremezclados dándole la apariencia de una ‘bola de nieve sucia’.

La tonalidad naranja de Titán se debe a la composición de su atmósfera. Junto a la Tierra, es el único cuerpo del Sistema Solar con una densa atmósfera rica en nitrógeno, aunque la de Titán también contiene metano, hidrógeno e hidrocarburos. Estas moléculas se forman en las capas superiores de la atmósfera gracias a la radiación solar, y se precipitan hacia cotas más bajas formando un esmog de color naranja.


En algunas imágenes se puede ver que la atmósfera de Titán tiene un aspecto estratificado, con ‘capas’ de neblina amontonadas como si se tratase de una cebolla. En esta fotografía se puede ver una de estas franjas – una banda difusa de color azul que rodea toda la luna. Esta neblina brilla con intensidad sobre las regiones polares, donde el gas más denso se arremolina a gran altitud para formar lo que se conoce como ‘capuchas polares’. La capucha septentrional se puede ver cerca de la esquina superior derecha de la imagen, y su contraparte meridional se encuentra en el borde inferior izquierdo de esta gran luna.

Estas capuchas polares tienen un carácter estacional, formándose y disipándose con el cambio de estación. Las estaciones en Saturno y en su sistema de lunas duran unos siete años terrestres. Cuando Cassini llegó al sistema de Saturno en el año 2004, Titán presentaba una densa capucha sobre su polo norte, que por aquel entonces se encontraba en pleno invierno.

Tras el equinoccio saturniano de agosto de 2009, el hemisferio norte de Titán entró en la primavera y sus latitudes meridionales comenzaron el otoño, y se empezó a formar un vórtice sobre su polo sur. En el año 2012 Cassini tomó muchas imágenes de este vórtice que giraba con fuerza, completando una rotación en apenas nueve horas.

 Aunque Cassini ha dedicado la mayor parte de su tiempo al estudio de Titán, se aproximó cuatro veces a Rea para estudiar su estructura interior, su atracción gravitatoria y las características de su superficie.

Estos encuentros revelaron que Rea es un cuerpo antiguo y plagado de cráteres. Los astrónomos quieren estudiar el polvo levantado por estos impactos para comprender mejor la tasa de bombardeo de meteoroides en el sistema de Saturno.

Esta imagen en color real está compuesta por los datos tomados el día 16 de junio de 2011 por la cámara de campo estrecho de Cassini utilizando filtros de color rojo, verde y azul.

La misión Cassini-Huygens es un proyecto conjunto de la NASA, la ESA y la agencia espacial italiana, ASI.

Esta imagen se publicó por primera vez en diciembre de 2013 en la página de NASA JPL.



Enlace original: ESA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada