miércoles, 10 de diciembre de 2014

Encontrado por primera vez polvo cometario en la Tierra

Crédito: Earth and Planetary Science Letters, Volume 410, 15 January 2015, Pages 1–11
Un equipo compuesto por científicos de Japón y Estados Unidos han encontrado por primera vez polvo de cometa en la superficie de la Tierra. En un artículo publicado en la revista Earth and Planetary Science Letters, los investigadores han descrito cómo encontraron estas partículas en la Antártida y qué han aprendido a partir de su análisis y estudio.

Encontrar estas muestras no ha sido sencillo. Por ello, los investigadores han planeado misiones espaciales para poder estudiar estas partículas en la alta atmósfera de la Tierra e incluso aproximándose a los propios cometas tan y como está haciendo Rosetta en la actualidad. De hecho, cuando los científicos encontraron estas partículas, en un principio pensaron que se trataba de polvo proveniente de meteoritos. Pero tras analizarlas comprobaron que tenían similitudes con las muestras recogidas por la sonda Stardust del cometa 81P/Wild, y con las pequeñas muestras encontradas también en nuestra atmósfera. 


Para lograr estas muestras, los científicos perforaron 58 pies en el hielo en un lugar llamado Tottuki Point. El tamaño de las partículas de polvo se situaba entre los 10 a poco más de 60 micrómetros.

Hay que señalar que en 2010, un equipo de Francia ya había reportado el hallazgo de lo que se creía que eran partículas de un cometa. Pero hay que distinguir entre partículas y polvo. Polvo es un nombre genérico para las partículas sólidas con un diámetro menor a los 500 micrómetros.  Debido a su pequeño tamaño, investigaciones previas señalaban que sería imposibe que el polvo cometario pudiera sobrevivir al viaje a través de la atmósfera, y mucho menos, a las duras condiciones una vez que llegaran a la Tierra.

Las investigaciones continúan. Y más ahora que los científicos deben descubrir las propiedades de este polvo y las causas por las que ha podido sobrevivir. El análisis de estas partículas puede darnos las claves sobre los orígenes de nuestro Sistema Solar, y tal vez sobre el origen mismo de la vida.


Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada