jueves, 11 de diciembre de 2014

New Horizons se despierta en el umbral de Plutón

Después de un viaje de casi nueve años y aproximadamente cuatro mil ochocientos millones de kilómetros (tres mil millones de millas), la distancia más larga que alguna vez ha recorrido una misión espacial para llegar a su objetivo principal, la nave espacial New Horizons, de la NASA, dejó la hibernación el 6 de diciembre para encaminarse hacia su tan esperado encuentro con el sistema de Plutón, el cual tendrá lugar en el año 2015.

 Las operaciones en el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins (Johns Hopkins University Applied Physics Laboratory, o APL, por su sigla en idioma inglés), ubicado en Laurel, Maryland, confirmaron a las 9:53 de la noche (EST, hora estándar del Este) que New Horizons, bajo la operación de comandos informáticos pre-programados, había pasado del modo de hibernación al modo “activo”. Trasladándose a una elevada velocidad, las señales de radio emitidas por la nave espacial New Horizons (que, en la actualidad, se encuentra a más de 4.670 millones de kilómetros, ó 2.900 millones de millas, de distancia de la Tierra, y apenas a algo más de 260 millones de kilómetros, ó 162 millones de millas, de Plutón) tardaron cuatro horas y 26 minutos en llegar a la estación de la Red del Espacio Profundo (Deep Space Network station, en idioma inglés), de la NASA, en Canberra, Australia.


“Este es un evento que marca un punto de inflexión y que señala el fin del cruce de un ‘vasto océano de espacio’ por parte de New Horizons, hasta la frontera misma de nuestro sistema solar, y también indica el comienzo del objetivo principal de la misión: la exploración de Plutón y sus muchas lunas, en el año 2015”, dijo Alan Stern, quien es el investigador principal de la misión New Horizons, en el Instituto de Investigaciones del Sudoeste (Southwest Research Institute, o SwRI, por su sigla en idioma inglés), ubicado en Boulder, Colorado.

 Desde su lanzamiento, el 19 de enero de 2006, New Horizons ha pasado 1.873 días (alrededor de dos tercios de su tiempo de vuelo) en hibernación. La duración de sus 18 períodos de hibernación por separado, desde mediados de 2007 hasta fines de 2014, varió de 36 días a 202 días. El equipo usó la hibernación con el fin de evitar el deterioro de los componentes de la nave espacial debido al uso y así reducir también el riesgo de que se produjeran fallas en el sistema.

“Técnicamente, esto fue algo de rutina, ya que el ‘despertar’ fue un procedimiento que habíamos hecho antes muchas veces”, explicó Glen Fountain, quien es el director del proyecto New Horizons en el APL. “Sin embargo, simbólicamente, éste es un tema importante. Significa el comienzo de nuestras operaciones previas al encuentro”.

La secuencia del ‘despertar’ había sido programada en la computadora que New Horizons lleva a bordo, en agosto, y que fue encendida en la nave espacial a las 3 de la tarde (EST, hora estándar del Este), el 6 de diciembre. Aproximadamente 90 minutos más tarde, New Horizons comenzó a transmitir a la Tierra datos sobre sus condiciones, incluyendo el informe de que está nuevamente en modo “activo”.

El equipo de New Horizons pasará las próximas semanas examinando la nave espacial, asegurándose de que sus sistemas e instrumentos científicos estén funcionando adecuadamente. Asimismo, el equipo continuará desarrollando y poniendo a prueba las secuencias de los comandos informáticos que guiarán a New Horizons en su vuelo hacia el sistema de Plutón y también en el reconocimiento que deberá hacer del mismo.

 Con una carga útil de siete instrumentos científicos, que incluye espectrómetros de generación de imágenes avanzadas en el infrarrojo y el ultravioleta, una cámara multicolor compacta, una cámara telescópica de alta resolución, dos potentes espectrómetros de partículas y un detector de polvo espacial, New Horizons comenzará a observar el sistema de Plutón el 15 de enero.

El máximo acercamiento a Plutón que realizará New Horizons tendrá lugar el 14 de julio, pero antes de esa fecha se esperan varios momentos importantes, que incluyen, para mediados de mayo, vistas del sistema de Plutón mejores que las que puede aportar el Telescopio Espacial Hubble (Hubble Space Telescope, en idioma inglés) del planeta enano y de sus lunas.

Un despertar musical

New Horizons se une a los astronautas de cuatro misiones de trasbordadores espaciales que “despertaron” escuchando el tema motivador del tenor inglés Russell Watson, “Where My Heart Will Take Me” (‘Donde me llevará mi corazón’, en idioma español); de hecho, ¡el mismo Watson grabó un saludo y una versión especial de la canción para honrar a New Horizons! La canción fue reproducida durante las operaciones de la misión New Horizons tras la confirmación del ‘despertar’ de la nave espacial, el 6 de diciembre.

La nave espacial durmiente: Cómo se desarrolló la hibernación

Durante el modo de hibernación, gran parte de la nave espacial New Horizons estuvo sin energía. La computadora de vuelo ubicada a bordo monitorizó el estado del sistema y transmitió señales a la Tierra semanalmente. Las secuencias que enviaron a bordo por adelantado los controladores de la misión despertaron a New Horizons dos o tres veces por año para controlar los sistemas vitales, calibrar los instrumentos, reunir algunos datos científicos, practicar las actividades del encuentro con Plutón y realizar las correcciones del recorrido.

New Horizons fue pionera en la hibernación de rutina en vuelos de crucero para la NASA. La hibernación no solamente redujo el desgaste producido por el uso de los instrumentos electrónicos de la nave espacial, sino que también disminuyó los costos de operación y liberó los recursos de rastreo y de comunicaciones de la Red del Espacio Profundo (Deep Space Network, en idioma inglés), de la NASA, para otras misiones.


Enlace original: NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada