miércoles, 10 de diciembre de 2014

Orion completa con éxito su primer vuelo de prueba

 Momento del amerijaze de Orion en el Océano Pacífico. Imagen, Crédito: NASA
La NASA dio un paso importante el viernes en su intención de viajar a Marte en un futuro cuando la nave espacial Orion completó su primer viaje al espacio, viajando más lejos que cualquier nave espacial diseñada para llevar astronautas haya estado en más de 40 años.

"El vuelo de prueba de hoy de Orión es un gran paso para la NASA y una parte muy importante de nuestro trabajo pionero en el espacio profundo en nuestras intenciones de viajar a Marte", dijo el administrador de la NASA Charles Bolden. Los equipos hicieron un gran trabajo poniendo a Orión en camino al entorno real que deberá superar a medida que empujamos los límites de la exploración humana en los próximos años”.

Orión brillaba en el cielo de la mañana a las 7:05 EST, (12:05 GMT) despegando desde el Complejo de Lanzamiento Espacial 37 de la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral en Florida a bordo de un cohete pesado Delta IV. El módulo de la tripulación de Orion amerizó aproximadamente 4,5 horas después en el Océano Pacífico, a 600 km al suroeste de San Diego.


Durante el  vuelo de prueba, sin tripulación, Orion viajó dos veces a través del cinturón de Van Allen, donde experimentó altos periodos de radiación, y alcanzó una altitud de 5.793 kilómetros sobre la Tierra. Orion también alcanzó una velocidad de 32.000 kilómetros por hora y resistió temperaturas cercanas a 2.200ºC, cuando reingresó en la atmósfera terrestre.

Orion abrirá el espacio entre la Tierra y Marte para la exploración de los astronautas. Este campo de pruebas será de gran valor para realizar futuras pruebas para misiones tripuladas a Marte. La nave espacial se puso a prueba en el espacio para permitir a los ingenieros recoger los datos críticos para evaluar su rendimiento y mejorar su diseño. El vuelo ha probado el escudo térmico de Orion, la aviónica, el paracaídas, los equipos y eventos clave de separación de la nave espacial, y el funcionamiento de muchos de los sistemas críticos para la seguridad de los astronautas que viajarán a bordo de Orión.

En misiones futuras, Orión se lanzará con el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS) de la NASA, el cohete de carga pesada que actualmente se está desarrollando en el Centro de Vuelo Espacial Marshall de la NASA en Huntsville, Alabama. Con 70 toneladas métricas (77 toneladas) SLS enviará a Orion a una órbita retrógrada distante alrededor de la Luna durante la Misión de Exploración-1 en la que será la primera prueba de Orion totalmente integrado con el sistema SLS.

"Realmente empujamos a Orion tanto como pudimos para darnos datos reales que podamos utilizar para mejorar el diseño de Orion en el futuro", dijo Mark Geyer, director del Programa de Orión. "En las próximas semanas y meses vamos a echar un vistazo a esa valiosa información y aplicar las lecciones aprendidas para la próxima nave espacial Orion ya en producción, para la primera misión a bordo del cohete del Sistema de Lanzamiento Espacial SLS."

Un equipo de la NASA, la Marina de los EE.UU. y personal de Lockheed Martin a bordo de una nave anfibia USS Anchorage se encargaron de la recuperación de la cápsula Orión para llevarla a la Base Naval de San Diego en los próximos días. Orion entonces será entregado al Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, donde será procesado. El módulo de la tripulación será reformado para su uso en la misión de Ascenso Abort-2 en 2018, una prueba del sistema de aborto de lanzamiento de Orión.

Lockheed Martin, contratista principal de la NASA para Orion, comenzó a fabricar el módulo de la tripulación Orion en 2011 y lo entregó en julio de 2012 a la NASA, donde se completó el montaje final, la integración y las pruebas. Más de 1.000 empresas en todo el país fabrican o aportaron elementos a Orión.



Enlace original: NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada