miércoles, 28 de enero de 2015

Evidencias de anillos en torno al centauro Quirón

 Los anillos planetarios están de noticia esta semana gracias al descubrimiento de un sistema enorme alrededor de un posible exoplaneta gigante. Pero sin marcharnos a un sistema estelar lejano, podemos mirar en nuestra "casa", para encontrarnos con más sorpresas relativas a los anillos planetarios. Varios científicos, entre los que se encuentra José Ortiz, sugieren que Quirón, que es un cuerpo a la vez cometa y al mismo tiempo un centauro, también podría tener anillos.

Si los anillos son reales, Quirón sería el segundo centauro conocido en tenerlos. Chariklo fue el primero. Los centauros son mundos helados que probablemente se originaron en el Cinturón de Kuiper antes de que sus órbitas se vieran perturbadas por la influencia de los planetas gigantes. Tanto Quirón como Chariklo se encuentran demasiado lejos como para poder observar directamente sus anillos. Lo que en realidad detectan los astrónomos es el oscurecimiento de una estrella cuando estos cuerpos cruzan por delante de ellas, ocultándolas. Quirón y Chariklo son los centauros de mayor tamaño y los únicos para los que han podido detectarse ocultaciones estelares.


Ortiz y los coautores del estudio cuentan que durante las ocultaciones estelares de Quirón observadas, los observadores notaron cómo antes y después de la ocultación, la estrella se oscurecía. Pero, ¿son los anillos los verdaderos causantes de estos oscurecimientos? ¿O tal vez sea provocada por algún tipo de actividad cometaria característica de estos cuerpos? ¿Son comunes los anillos en el Sistema Solar exterior?

Crñedito: Imke de Pater, Seran Gibbard, Heidi Hammel / W. M. Keck Observatory
Los anillos planetarios poseen una estructura más o menos circular y casi plana. Su orientación en el espacio nos permite verlos mejor en determinados momentos. En la imagen superior se muestran diferentes fotografías del planeta Urano en las que se aprencian las variaciones de ángulo de los anillos.

Pero, evidentemente, no podemos conseguir imágenes tan claras de Chariklo y Quirón, ya que son demasiado pequeños. ¡Y eso que son los centauros más grandes! Cuando nos fijamos en su luz, todo lo que podemos ver es un punto cuyo brillo y color contiene toda la información que tenemos sobre lo que ocurre en esos cuerpos. Si poseen anillos, los cambios de ángulo puede provocar variaciones de luz que sean periódicamente detectadas. De hecho, estas variaciones han sido previamente detectadas en Quirón. Pero los científicos pensaron que eran producto de la actividad del cometa. Sin emabargo, si el material que compone los anillos es muy diferente al del material que compone la superficie del centauro, se podrían realizar observaciones espectrales en diferentes momentos que detecten variaciones periódicas que aparecen y desaparecen.

Ortiz también propone una idea interesante. En los estudios espectrales se ha detectado una distribución bimodal en el color de los centauros. ¿Podría deberse a la presencia de anillos? Los centauros con anillos tendrían un color más neutro debido a su contribución espectral, que es diferente a la del cuerpo principal. De hecho, la distribución detectada es de un grupo con colores rojos, y un grupo de colores neutros entre los que casualmente se encuentran Quirón y Chariklo. Si esta bimodalidad es causada por anillos, entonces serían muy comunes.



Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada