viernes, 13 de marzo de 2015

¿Hielo en el cuello del cometa?





 Créditos: ESA / Rosetta / MPS para OSIRIS equipo MPS / UPD / LAM / IAA / SSO / INTA / UPM / DASP / IDA
Si pudiésemos ver con nuestros ojos el núcleo del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko percibiríamos tonalidades grises oscuras por todas partes. Sin embargo, el instrumento OSIRIS de Rosetta, gracias a la gama de filtros que porta, puede percibir pequeñas diferencias en la reflectividad en diferentes longitudes de onda, cuya finalidad es la revelar pistas sobre la composición de Chury.

La imagen que encabeza el post pertenece a la región de Hapi del cometa, situada en el cuello de Chury, es decir, entre los dos lóbulos del cuerpo. Esta región ha demostrado a lo largo de los últimos meses que es especialmente activa y el origen de muchos de los chorros o jets que observamos. La fotografía se obtuvo el pasado 21 de agosto empleando los filtros de 989, 700 y 480 nanómetros, siendo después las fotografías obtenidas combinadas para generar una imagen a color. Durante estas observaciones Rosetta se encontraba a 70 kilómetros de distancia del cometa. La resolución de la imagen es de 1,3m/píxel.

Dados que las imágenes fueron tomadas una detrás de otra, en ese pequeño lapso de tiempo, las posiciones relativas entre Chury y Rosetta variaron. Por ello, alinear las imágenes para realizar la combinación de las mismas no es un proceso trivial.


Pequeños errores en el proceso de apilado pueden conducir a detectar pequeñas características en el color que no  son reales. Es por ello que los científicos se centran en las variaciones de color a escalas mayores entre Hapi y las regiones vecinas.

De la imagen final se desprende que, efectivamente, Hapi refleja la luz roja con menor eficacia que la mayoría de las otras regiones visibles del cometa, pareciendo así, ligeramente azulada. Es importante destacar que esta coloración azulada podría apuntar a la presencia de hielo de agua congelada justo por debajo de la superficie polvorienta de la región. Además, los científicos creen que a medida que el cometa se acerque al Sol irá perdiendo esta capa de polvo dejando a la vista el hielo y aumentando con ello la actividad de Chury.

Mientras que OSIRIS sólo puede tomar imágenes en un número limitado de bandas espectrales, Rosetta está equipado con otros instrumentos, incluyendo a VIRTIS, capaces de realizar una identificación inequívoca de la firma espectral de las moléculas de agua congelada. Así que es cuestión de tiempo que los científicos averigüen si esta tonalidad azulada se debe a la presencia de hielo.

La región Hapi difiere del resto de la superficie 67P / de C-G en muchos aspectos. No es sólo mucho más suave, sino que es una de las principales fuentes de actividad en el hemisferio norte del cometa.
 
Este post está basado en la información proporcionada por el equipo de OSIRIS del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar (MPS) en Alemania.




Más información en el enlace.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada