jueves, 9 de abril de 2015

Curiosidad astronómica: ¡Mi nombre es mío!

¡Mi nombre es mío! Eso debía pensar el astrónomo alemán Gustav Stracke quien solicitó encarecidamente que su nombre no fuera dado a ningún planeta menor. Pero su compatriota, Karl Wilhelm Reinmuth, descubridor de casi 400 cuerpos menores, no estaba dispuesto a respetar del todo los deseos de su compañero de profesión, así que llamó por su nombre al asteroide 1019 Strackea. 
Pero el asunto no quedó ahí. Fijaos en los nombres de los siguientes asteroides descubiertos también por Reinmuth:

    1227 Geranium
    1228 Scabiosa
    1229 Tilia
    1230 Riceia
    1231 Auricula
    1232 Cortusa
    1233 Kobresia
    1234 Elyna

Si os fijáis en sus iniciales podréis leer: G. Stracke. ¡Pobre Stracke! Su nombre está por duplicado entre los cuerpos menores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada