lunes, 4 de mayo de 2015

CONSTELACIONES de MAYO


Los anocheceres de mayo, entre el final del crepúsculo y la medianoche, nos permiten ver en la eclíptica, cruzando nuestro meridiano local, dos grandes constelaciones, la de LEO, con su estrella principal, Régulo (Alpha Leo); y la de VIRGO, con Espiga (Alpha Vir), una de las 3 estrellas australes más brillantes que podemos admirar sobre nuestros horizontes. 

También en la eclíptica, que se sumerge por el cuadrante NO, vemos desaparecer Aldebarán (Alpha Tau), de la constelación de TAURO, flanqueada por Capella (Alpha Aur) y Betelgeuse (Alpha Ori); Le siguen Cástor y Pólux, (Alpha y Beta Gem) "cabezas" de la constelación de GÉMINIS, y más tarde las tenues estrellas de CÁNCER. 

Todavía vemos fugazmente desaparecer, pero sólo en la primera mitad del mes y por el SO, a Sirio (Alpha CMa) en Can Mayor, a la que le sigue Proción (Alpha CMi) en Can Menor.

En el cuadrante SE, vemos aparecer por la eclíptica a Zuben El Genubi (Alpha2 Lib), y Zuben El Chamali (Beta Lib), las estrellas principales, aunque no muy brillantes, de LIBRA; también vemos aparecer  Antares (Alpha Sco) el "corazón" de ESCORPIÓN precedida por sus "pinzas". Y también vemos a Ras Alhague (Alpha Oph) la "cabeza del serpentario" OFIUCO, constelación que, aunque no es considerada zodiacal, sí está en la eclíptica.

Extendida sobre todo el horizonte meridional, todavía advertimos completa la más extensa y alargada de todas las constelaciones, HIDRA, "cabalgada" por las débiles estrellas de COPA y las más brillantes de CUERVO. También vemos, aunque parcialmente y rozando nuestro horizonte Sur, las constelaciones de CENTAURO y LOBO

Por el cénit, desde el final del crepúsculo y hasta la medianoche vemos la bonita estrella doble Cor Caroli (Alpha2 CVn) el "corazón de Carlos" en la pequeña constelación de LOS LEBRELES. 

Mirando al norte, tras el crepúsculo, vemos el asterismo del trapecio de la OSA MENOR levantándose por el NE, y en la parte alta de la región circumpolar, a la OSA MAYOR cruzando nuestro meridiano local; mientras que por la parte baja, desapareciendo entre la bruma la tenue CAMELOPARDALIS, la "W" de CASIOPEA, y el "trono" de CEFEO; Al NE ya podemos ver con claridad al DRAGÓN, desde la "cabeza", embestida por HÉRCULES, hasta la "cola".

El Sol, en ARIES, pasa a TAURO el día 14

La lluvia de meteoros a destacar en mayo es la de las Eta Acuáridas, cuyo periodo de visibilidad se abre del 21 de abril al 12 de mayo, siendo el máximo el 5 de mayo, con una ritmo estimado de 120 meteoros a la hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada