viernes, 15 de mayo de 2015

Kepler observa la danza de Neptuno con sus lunas



El Telescopio Espacial Kepler de la NASA, conocido por su capacidad en la búsqueda de planetas alrededor de otras estrellas, también está estudiando objetos del Sistema Solar. En su nueva misión K2 ha fotografiado Neptuno y dos de sus lunas -Tritón y Nereida-. El vídeo muestra 70 días de observación ininterrumpida, haciendo de este uno de los estudios más continuados de un objeto del Sistema Solar exterior.

El vídeo, basado en 101.580 imágenes tomadas desde noviembre de 2014 hasta enero de 2015 durante la campaña 3 de la misión K2, revela el reloj perpetuo de nuestro Sistema Solar. El intervalo de tiempo de 70 días se comprime en 34 segundos con el número de días señalados en la esquina superior derecha.

Neptuno aparece en el día 15, pero no viaja solo en el vídeo. El pequeño y débil objeto que lo orbita es su gran luna Tritón, que gira alrededor de Neptuno cada 5,8 días. Apareciendo por la izquierda en el día 24, si prestamos atención, veremos la diminuta luna Nereida, con una órbita más lenta, de 360 días, alrededor del planeta. También algunos asteroides cruzan rápidamente, apareciendo como rayas. Los puntos rojos son algunas de las estrellas que son estudiadas durante la misión K2 en un intento de detectar planetas fuera de nuestro Sistema Solar.

La atmósfera de Neptuno refleja la luz solar dando un aspecto brillante. La luz reflejada satura los píxeles de la cámara a bordo de la nave espacial, creando los picos brillantes que se extienden por encima y por debajo del disco planetario. Los cuerpos celestes son de color rojo para representar la longitud de onda de respuesta de la cámara de la nave espacial. En realidad, Neptuno es de un color azul oscuro, mientras que sus lunas y los asteroides de color gris claro, y las estrellas del fondo son observable en color blanco en el visible.

Las velocidades orbitales relativas explican el interesante movimiento de Neptuno y sus lunas a partir del día 42. Los planetas interiores, como la Tierra, tienen una velocidad orbital mayor que los planetas exteriores como Neptuno. En el vídeo, el movimiento aparente de Neptuno con respecto a las estrellas fijas se debe principalmente a la órbita circular de 372 días del Telescopio Espacial Kepler alrededor del sol. Si nos fijamos en los objetos distantes y mueve su cabeza hacia atrás y hacia adelante, se dará cuenta de que los objetos mas cercanos también parecerán moverse hacia atrás y adelante, en relación con los objetos más lejanos. El mismo concepto se aplica al movimiento aparente de Neptuno.

Mientras el Telescopio Espacial Kepler de la NASA, es conocido por sus descubrimientos de planetas alrededor de otras estrellas, un equipo internacional de astrónomos planea utilizar estos datos para realizar un seguimiento de Neptuno durante un periodo de tiempo largo y así poder estudiar la estructura interna del planeta mediante el análisis de las fluctuaciones de brillo.


Fuente de la noticia: NASA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada