jueves, 30 de julio de 2015

Mares tormentosos en Sagitario

Crédito: NASA/ESA/J.Trauger (Jet Propulson Laboratory)

Algunas de las vistas más impactantes del Universo son creadas por nebulosas -nubes de gas caliente-. En esta imagen del Telescopio Espacial Hubble (NASA/ESA) se puede ver el centro de la Nebulosa de la Laguna, un objeto con un nombre engañosamente tranquilo. La región está llena de intensos vientos procedentes de estrellas calientes, corrientes de gas y formación estelar, todo dentro de una intrincada "niebla" de gas y polvo oscuro.

Las nebulosas normalmente reciben sus nombres por características clave -algunos ejemplos particularmente bellos son la Nebulosa del Anillo (Messier 57), la Nebulosa Cabeza de Caballo (Barnard 33) y la Nebulosa de la Mariposa. Esta nueva imagen del Telescopio Espacial Hubble muestra el centro de la Nebulosa de la Laguna, también conocida como Messier 8, en la constelación de Sagitario.

La inspiración para el nombre de esta nebulosa puede no ser inmediatamente obvia -debido a que la imagen recoge únicamente el corazón de la nebulosa-. El nombre de la Nebulosa de la Laguna se entiende mejor en imágenes de gran campo, cuando la forma de se hace más evidente.

Otra clara diferencia entre esta nueva imagen y otras consiste en que combina tanto longitudes de onda del visible como infrarrojo. En longitudes de onda del infrarrojo se puede ver a través de las gruesas capas de polvo, revelando estructuras más complejas y creando una vista completamente diferente.

Aunque, incluso en luz visible, el tranquilo nombre pierde sentido cuando se observa la región repleta de fenómenos violentos.

La brillante estrella situada en el centro de la imagen, dentro de oscuras nubes, es conocida como Herschel 36. Esta estrella es responsable de esculpir la nube circundante, arrancando material hacia afuera e influenciando en su forma. Herschel 36 es la principal fuente de radiación ionizante de esta parte de la Nebulosa de la Laguna.

Esta parte central de la Nebulosa de la Laguna contiene dos estructuras principales de gas y polvo conectada por remolinos, visibles en la imagen. La nebulosa es también activa en formación estelar, y potentes vientos procedentes de estos nacimientos podrían contribuir a la formación de dichos remolinos.

Esta imagen combina imágenes del visible e infrarrojo capturadas con la Wide Field Planetary Camera 2 del Hubble.


Enlace original: ESA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada