jueves, 27 de agosto de 2015

El descubrimiento de 51 Eridani b (y 2)

Crédito: Gemini Observatory, J. Rameau (UdeM) y C. Marois NRC Herzberg

También muestra trazas de metano atmosférico más notable hasta ahora detectada en un exoplaneta. Exoplanetas similares a Júpiter observados anteriormente muestran únicamente débiles trazas de metano, muy diferente a lo visto en las atmósferas de los gigantes gaseosos de nuestro Sistema Solar. Todas estas características hacen pensar a los investigadores que es un planeta muy similar a como pudo ser Júpiter en su infancia.

En las atmósferas de los planetas gigantes de nuestro Sistema Solar, el carbono se encuentra en el metano, a diferencia de cómo se encuentra en la mayoría de los exoplanetas, que encuentra en el monóxido de carbono. Para Mark Marley, astrofísico en el Ames Research Center (Moffett Field, California) de la NASA y miembro del equipo responsable de ayudar a interpretar las observaciones del GPI, "Dado que la atmósfera de 51 Eri b es también rica en metano, este planeta podría estar en proceso de convertirse en un 'primo' de nuestro familiar Júpiter".

Además al aumento del universo de planetas conocidos, GPI aportará evidencias clave de como los sistemas estelares se forman. Los astrónomos creen que los gigantes gaseosos de nuestro Sistema Solar se formaron a partir de un gran núcleo a lo largo de pocos millones de años y capturando gran cantidad de hidrógeno y otros gases para formar una atmósfera. Pero los exoplanetas como Júpiter que han sido descubiertos son mucho más calientes de lo que los modelos predicen, indicando que podrían haberse formado más rápido colapsando el material a mayor velocidad y creando un planeta caliente. Esta es una diferencia importante. Al usar el GPI para estudiar sistemas estelares más jóvenes -como el caso de 51 Eridani- ayudará a los astrónomos a comprender la formación de los exoplanetas, y como de comunes son estos mecanismos de formación de planetas a lo largo del Universo.

Par Macintosh "El recientemente descubierto 51 Eri b es el primer planeta que es lo suficientemente frío y cercano a su estrella que podría incluso haberse formado del mismo modo que lo hico Júpiter. Este sistema planetario podría llegar a ser bastante similar al nuestro".

Los resultados se han publicado en Science Express de Science del 20 de agosto. El GPI fue construido por un consorcio de instituciones americanas y canadienses, instalado en el Observatorio Gemini, el cual es una colaboración internacional entre Gran Bretaña, Canadá, Australia, Estados Unidos, Argentina, Brasil y Chile. 


Fuente de la noticia: NASA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada